Viña Almate 2011
Vino Viña Almate 2011
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
100% Tempranillo. En esta cosecha 2011 toda la uva proviene de una misma zona limítrofe con Peñafiel situada en Valtiendas (Segovia) a una altitud de prácticamente 1.000 metros con unos suelos compuestos por cantos rodados aluviales y un subsuelo arcillos
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.93
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,9
ELABORACIÓN
El 70% fue despalillado y estrujado inmediatamente después de su recolección, el 20% fue pisado y se introdujo con raspón y el 10% restante de la vendimia se aporto con racimos enteros sin estrujar. Vinificado en depósito de acero inoxidable de 1.000 litros por parcelas con remontados diarios, maceración de 12-15 días. Desfangado e inicio de la fermentación maloláctica también en depósito de acero inoxidable durante 30 días aproximadamente para a continuación realizar los trasiegos oportunos para que el vino pase a descansar en barrica de roble francés azuelado; se trasiega cada 3-4 meses aproximadamente para quitar impurezas y residuos sólidos por decantación permitiendo esto llegar a la fase de embotellado en unas condiciones de limpidez y estabilización natural optimas.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Viña Almate
OPINIONES
17

Me he encontrado otra botella en la casa de la playa de mis padres y lógicamente se la he cambiado rápidamente por otra de igual precio, pero de menos calidad.

El vino sigue teniendo las mismas cualidades que cuando inicie la serie de pruebas, o sea, allá por el 2012. Ahora solo hay que añadir que ha ganado en elegancia y conjunción.

Pleno de sabores y con excelente complejidad, un vino que demuestra que sabiendo hacer las cosas, no hace falta poner "altísimos" precios para hacer un gran caldo.

Botella abierta con una hora de antelación.
De color rojo picota de capa media, ribete rubí y lagrima densa que tiñe la copa.
En nariz se aprecian aromas de fruta roja en licor, balsámicos potentes, notas herbáceas y de monte bajo y finos tostados y ahumados.
En boca tiene una entrada fresca, licorosa, con una excelente acidez y un tanino que aún se deja notar, postgusto de medio recorrido con recuerdos frutales y balsámicos.
Siempre gusta beber los vinos del amigo Alfredo y a este sin duda todavía le queda cuerda para rato.

Color rojo picota, ribete algo evolucionado, capa media.
Nariz muy agradable y compleja. Notas lacteas, monte bajo, canela aceitunas y corteza de naranja.
Entrada en boca ligera,, estructura media, acidez correcta. Tanino ligeramente marcado pero no del todo maduro.

Se me acabaron las botellas de este sobresaliente vino, esto a la espera de disfrutar del 2012, que supongo que será similar a este.
Esta "última" botella, al igual que las anteriores, se ha comportado de manera extraordinaria, y en esta ocasión, no ha acompañado a un cocido extremeño, sino a una cosa quizás más compleja, unas fabadas al estilo asturiano, o sea dejándolas cocer a "su amor" durante varias horas y asustarlas en un par de ocasiones. Pues señores el "VINITO" cumplió y ademas con distinción, como acostumbra a hacerlo.
Lo dicho un excelente vino de un aventajado bodeguero.
Le subo una centésima, ya que no esperaba tan buen comportamiento, aunque después de lo del secreto ibérico, tenía mucha confianza.

El vino sigue estando sobresaliente, con un paladar exquisito y super agradable.
Me temo que es mi penúltima botella, por lo que le hago un pequeño homenaje y la acompaño con un secreto de cerdo ibérico de bellota a la brasa, eso si congelado, ya que solo se venden en Enero y Febrero, y responde extraordinariamente.
Me resulta increible, que un vino de 4-8 €, se "porte" de esta forma, con una carne tan especial y exclusiva.

Vino encerrado en botella bordelesa y vestido con una sencilla etiqueta en castellano y contraetiqueta en inglés, e indicando que le han añadido sulfitos. Botella que va al mercado norte-americano.
A la vista se manifiesta rojo picota de capa media alta, limpio, brillante, buena y densa lágrima que se desliza con lentitud por la copa. Menisco con algunas notas violáceas.
En nariz bastante fruta del bosque, arándanos, endrinas, mayuetas, balsámico, sulfitos imperceptibles,madera muy bién integrada.
En boca tiene elegancia, taninos domándose, fino, balsámico, frutal, con carnosidad, algo alcohólico, bastante redondo, elegante acidez, buén paso de boca y largo. Me dá una permanencia en boca de 3 minutos. Un vino que que está pulido a pesar de su juventud.

Catado este vino hace unos seis meses y de nuevo ayer, del tipo de botella que considera como de exportación.

Tano en la boca como en la nariz, el vino se ha redondeado de forma manifiesta.

Lo normal que un vino lo haga pero no recuerdo tanta buena evolución en este tiempo en un vino.

Como dice Antoliano solo tiene pequeño el precio.
Me quedan aun unas botellas que iré espaciando su cata, para ver si siguen este camino.

Alfredo ha conseguido una vez más sorprendernos con sus vinos.

después, otra botelal disfrutada.
Este vino esta muy rico y tiene una gran personalidad, en lo único que es pequeño es en el precio de costo.
Digno de encomio como acompaña este vino a cualquier carne, legumbre o similares cocidos/as.
Muy rico y muy económico, el vino IDEAL sobre todo por la RCP.

Pero mucho que decir a la hora de la verdad:

Absolutamente delicioso es la palabra que mejor lo define. Esta redondo, equilibrado, goloso, acidez en su punto,de final largo con predominio de la fruta sobre todo, pero sin apabullar.Invita a beber,no cansa.

Aromaticamente de media intensidad, con predominios de fruta roja,floral,regaliz.

A la vista,pues picota intenso,de capa media, limpiito y brillante.

Muy recomendable, enhorabuena Alfredo, excelente vino.

De color rojo picota de buena capa, ribete violáceo y abundante lágrima.

Nariz de buena intensidad, fresca, equilibrada y agradable. Encontramos fruta negra y roja, mermelada de frambuesa, lácteos, tostados muy finos y flores todo ello sobre un fondo de hierbas de monte y cierta mineralidad. Muy buena nariz.

En boca tiene buen ataque, paso muy agradable con bastante volumen, sabroso, te llena la boca de fruta, enorme acidez que le otorga frescor, alcohol que no se nota a pesar de sus 14,5%, buen final afrutado con recuerdo mineral-especiado. Es un auténtico vicio.

Una verdadera joya con un precio de risa. En este caso se puede decir eso de " el que sabe.....sabe", enorme trabajo de Alfredo Maestro dando una vida y una electricidad que pocas veces se encuentra en un Tempranillo, sobre todo a estos precios y en esa zona.

Esperemos que siga así por muchos años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar