Castrillo de Duero 2009
Vino Castrillo de Duero 2009
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
100% Tempranillo.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.0
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,6
ELABORACIÓN
Crianza de 16 meses en roble francés usado y azuelado (creo que significa labrado a mano).
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Castrillo de Duero
OPINIONES
8

Rojo cereza con ribete rubí, capa media-alta y lagrima gruesa.

Nariz de media intensidad, fruta roja madura algo pasada, recuerdos vegetales y a pelo animal.

Entrada punzante, acetica, no podemos continuar. Una penapues de esta añada son variass las botellas que han resultado tocadas, siempre nos quedara la nueva añada 2010 que esta muyy bien. Poner enlace cata 2010.

Y es que para mi es una sorpresa un vino de Ribera del Duero que se salga de la norma... y eso ¡¡¡siempre es para bien!!!
En nariz quizás no sea muy expresivo, marcado por buena crianza, madera bien ensamblada, pero quizás no muy expresivo (posiblemente no le dimos el tiempo adecuado)
En boca, es rico, goloso, agradable, redondo.
Meloso.
Quizás algo falto de longitud y profundidad pero... ¡¡qué más se puede pedir a este precio!!

Muy buena intensidad. Fruta roja y negra algo licorosa, regaliz, especias dulces, notas de sotobosque.

Suave en boca. Fresco, suave, tanino maduro. Buena amplitud. Paso bastante suave. Post-gusto largo a fruta negra y algo de regaliz.

Me sorprendió su frescura. No pesan en absoluto los meses de barrica. Se mantiene joven, afrutado, plenamente en forma. La botella se vació sin apenas darnos cuenta. Y, para más inri, su precio es absolutamente asequible.

Fue un dignísimo maridaje de unos embutidos y fiambres, funcionando igual de bien con una botifarra d'ou que con una morcilla jienense.

Granate oscuro con destellos violáceos. La nariz es intensa, con cierto volumen, comienza con tostados, para dar paso a matices especiados y un fondo de frutos rojos en sazón. En boca tiene buen ataque, con volumen, suaves amargos, tanino marcado, algo secante, con textura levemente terrosa, bien de acidez es largo y tiene cierto peso de fruta en boca.

Casi a los cuatro meses, vuelvo a disfrutar de la última botella que me quedaba. Una verdadera lástima de verdad.
Este vino tiene una tremenda personalidad, que lo hace salirse de los estereotipos de la Ribera, aunque guarda concordancias con ella.
Una nariz muy frutal, pero la fruta muy liquida y con muy buena expresividad, hay toques licorosos, también se descrubren mentolados, regaliz y toques verdes pero dulzones.
En boca es fresco y frutal, el paso de boca con largo recorrido y con mucho equilibrio, muy buena estructura y una frutosidad licuada e incisiva, los taninos dulces y todavia muy vivos, ligico siendo un 2009, muy bueno el retronasal con todos los aromas de la muy buena nariz y el final es largo y con muy buena persistencia.
Me gustan muchísimo este tipo de vinos que se salen del parámetro general o standarizado y buscan en la viña su identidad y personalidad auténtica.
Mis felicitaciones para el gran Alfredo Maestro, por hacer un vino "unico" y a un precio "MAS UNICO TODAVIA".

Un ribera arquetípico, entre clásico y moderno, con una tipicidad impresionante.
Huele a tinto fino con buena crianza, donde sobresale la buena uva sobre la madera(muy en segundo plano, aunque hay fases con lacas y barnices).
En boca, ya disfrutable, con taninos integrados(aunque hay alguna fase que se hacen presentes en la lengua), fresco, bien de cuerpo....un vino para beber y beber.....
Es de esos vinos que no piensas en diseccionar, el conjunto es un textbook ribera...piensas sólo en disfrutar bebiéndolo, bueno, piensas en acompañarlo con un lechazo al horno de leña :-)

...te devuelvo la promesa de adorarte"... ¿No era así la canción?

Segundo Castrillo de Duero degustado, y primera cata que subo de este tinto de la Ribera.
Visualmente se muestra con un intenso rojo picota de buen brillo; lágrima transparente, ténue y poco marcada.
La nariz resulta muy interesante, pues aúna muchas bondades: compleja, expresiva aunque contenida en potencia. No apabulla, pero seduce.
De primeras, y a copa parada, afloran unas suaves especias; más bien dulces (vainilla) café con leche (con más lácteos que café). Vira poco a poco, a sensaciones más torrefactas. Fruta roja más bien dulce y poco tostado de la madera (gracias), e incluso algún deje de caramelo de café.
Le concedo más tiempo, y asoma un regaliz de palo (alegre y vivo).
En boca, lo primero que se agradece (al igual que en nariz), que esos 16 meses en barricas de roble francés, no me hagan "masticar madera" (para eso, un aserradero...).
Resulta muy equilibrado, con esa fruta muy integrada con el roble; acidez media y un desarrollo en el paladar que nos ofrece una sensación de vino sedoso, sabroso y con un punto de golosidad. Como bien dice el amigo JoseJ en otra añada, de manera muy acertada, acerca de este vino: "te lo bebes solo". Al final, un postgusto frutal, nos "invitará" a volverlo a beber.
Retronasal especiado y con alguna nota de café, suave.

Seguiré queriéndolo...

Color cereza-rubi borde granate.
Aroma de mediana intensidad a frutos de varios tipos con una madurez excelente y con muy buena expresividad, frutos licorosos, flores, especias dulces y toques cremosos. Buena la complejidad en nariz y sorpresa muy agradable que en un vino de este precio, la fruta sea tan apreciable y disfrutable.
En boca es fresco y frutal, el paso de boca tiene un muy bien equilibrio para ser un 2009, el recorrido con buen complejidad y estructura, los taninos vivos y dulces, el retronasal bastante bueno y con frutas sobresaliendo, el final no es muy largo, pero tiene una buena persistencia especiada y frutal.
Repito maravillosa sorpresa de un vino, que he visto que en otras añadas, lo han puntuado bastante mal, por lo menos comparandolo conmigo y con ésta que yo he disfrutado.
El corcho no esta mal un 6,7.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar