Viña Almate Garnacha 2010
Vino Viña Almate Garnacha 2010
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
100% Garnacha. Todas las cepas se plantaron en vaso en el año 1910.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.18
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,7
ELABORACIÓN
Vendimiado la segunda semana de octubre de 2010 de forma manual, la uva fue despalillada y estrujada inmediatamente después de su recolección. Se vinificó en depósito de acero inoxidable de 300 litros con remontados diarios con las propias levaduras autóctonas del viñedo de ese año en concreto, no se realizó corrección ni aportación alguna, maceración de 15 días. Desfangado e inicio de la fermentación maloláctica también en depósito de acero inoxidable durante 20-30 días aproximadamente, a continuación se realizan los trasiegos oportunos para que el vino pase a descansar en barrica de roble, se trasiega cada 4 meses aproximadamente para quitar impurezas y residuos sólidos por decantación permitiendo esto llegar a la fase de embotellado en unas condiciones de limpidez y estabilización natural optimas.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Viña Almate Garnacha
OPINIONES
7

experiencias, me he preocupado de localizar algunas botellas más de este sobresaliente y muy agradable vino.

Los aromas siguen siendo muy frutales aunque ahora tienen más protagonismo las especias, los minerales, el regaliz y aparecen finos leves toques de tostados, flores y monte bajo también presentes. La nariz continua compleja y destacada.

En boca sigue siendo una verdadera maravilla, sobre todo teniendo en cuenta la RCP. El paso de boca con buena estructura y mejor acidez, pero ya se encuentra bastante/muy equilibrado y con grande frescura, los taninos vivos pero domados, el retronasal magnifico y el final largo, largo y con muy buena persistencia.

En conjunto un vinazo, que lo tengo que calificar con una nota distinguida por su calidad y sobre todo por su extraordinaria RCP. El corcho bien para el segmento en que se mueve un 7.

Otra botellaza disfrutada y tengo que comentar que el vino no ha evolucionado casi nada, ya estaba extraordinario y sigue en el mismo nivel.

Todas las sensaciones son las mismas que las indicadas en las referencias de más abajo, solo indicar que este vino necesita bastange oxigenación. Comprobado que abierto media hora antes, experimenta cierta sensación de "dureza" y desequilibrio, pero a partir de la hora es un VINAZO, totalmente equilibrado, estrucutrado, complejo y con excelentes toques de elegancia.

Granda, grande y sobre todo con una super-extraordinaria RCP.

He disfrutado, y creo que es la última, otra botella de este maravilloso vino.

Las sensaciones siguen siendo muy semejantes a las experimentadas el 13/11/2012. Solo comentar que el vino ahora esta más redondo que en aquella época y totalmente equilibrado. Sigue con una nariz muy frutal, fresca y expresiva.

En esta ocasión estuvo acompañado en la cata, nada más y nada menos que de un Alonso del Yerro Maria 2006 y un Quinta do Crasto v.v. 2009, para dos de los cuatro que componíamos "el jurado", éste PEDAZO de vino fué el ganador.

Es un sensación de garnacha tan frutal, vivaz, fresca y sobre todo con tantísima personalidad, que no deja indiferente a nadie.

Nada que añadir sobre la EXCELENTE/SUBLIME, RCP.

Después de probar este vino guardamos un minuto de silencio en honor a todas esas viñas de garnachas viejas que se arrancaron en la zona.

Viste un bonito color rubí con ribete granatoso, capa media, limpio y brillante.

Buena intensidad en nariz. Fruta roja, balsámicos, hierbas de monte, finísimos tostados, flores y notas minerales. Compleja y equilibrada, perfecta.

En boca es una delicia, tiene buena entrada, es carnoso pero elegante, afrutado, fresco, gran acidez, sabroso, tanino agradable, madera y alcohol muy bien integrado. Final largo con buena persistencia dejando recuerdos de fruta y especias. Una maravilla.

De las garnachas que más me han gustado y de los vinos de la zona que más me han sorprendido ultimamente.

Hace años en la Ribera se arrancaron muchas viñas de Garnachas viejas porque "no valían", con este vino queda demostrado lo equivocados que estaban y la poca sensibilidad de los viticultores en ese momento.

Por suerte Alfredo Maestro es un viticultor sensible que comprende a los "mayores" y consigue emocionarnos con esta maravilla.

al mismo tiempo me ha sorprendido gratamente.
Color cereza rubi con borde granate, atractivo.
Aromas de mediana-alta intensidad a frutos rojos y negros con excelente maduración, flores, vainilla, regaliz, hierbas aromáticas, monte bajo y toques de frutos licorosos y minerales, mucha la complejidad de la nariz.
En boca es carnoso, el paso de boca es largo y complejo, muy buena la estructura y la acidez, bastante redondo para ser un 2010, taninos vivos y nobles, el retronasal excelente con todos los aromas de la nariz y el final es largo y tiene una magnanima persistencia tanto frutal como especiada.
Extraordinaria sensación de garnacha fresca, totalmente antagónica a las cálidas.
Muy bien hecho este vinazo, huyendo de la concentración y dándole una gran viveza y frescura.

Rojo cereza, ribete granate, capa media. Limpio y brillante que tinta ligeramente la copa.

Nariz de intensidad media, requesón, fruta roja, cacao, chicle de fresa, guardilla y flor roja. Más adelante proteina, cerezas en licor, after eight, guindas, hinojo, piruletas, rercuerdos minerales y notas de laurel.

Entrada intensa, sabroso, buena acidez, tanino pulido, amable, caramelo de fresa y café con leche. Profundo, con maderas muy finas de fondo y de nuevo ese toque a mineral y notas verdes agradables como el hinojo. Final medio-largo.

Atractivo color rojo cereza, vivo y brillante.
En nariz le cuesta expresarse, es de intensidad media con recuerdos de fruta roja, aromas vegetales (laurel, romero), ligeros ahumados y tostados, regaliz roja, fondo mineral.
En boca me gusta mas que en nariz, tiene dos fases diferenciadas, la entrada es amable, facil, sin embargo el final tiene mucha longitud gracias a su amargor, excelente acidez que le hace ser fresco, se aprecian ligeros tostados, regaliz, mineralidad, bien conjuntado.
No puntuo porque no me gusta puntuar los vinos de los amigos, pero el vino me ha gustado, es diferente y eso se agradece.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar