El pecado 2007
Vino El pecado 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Mencia y quizás otras
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.52
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
5,6
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de El pecado
OPINIONES
11

sin ningún tipo de dudas.

El color es cereza oscuro con borde rubí y toques brillantes, de capa media-alta.

Los aromas son de buena intensidad y destacan los frutos rojos y negros, acompañados por los florales y herbáceos, lo sminerales y los toques de monte bajo y especias bastante presentes, igualmente aparece algun terciario (tipo tabaco y cuero). Bastante complejidad en la nariz y notable calidad.

En boca es una maravilla, es fresco y al mismo tiempo muy frutal, el paso de boca con total equilibrio y redondeo, mucha personalidad y elegancia al mismo tiempo que sabroso y lleno de matices, los taninos muy finos, el retronasal magnifico con muchos de los aromas de la nariz y el final muy largo y con magna prsistencia.

Gran vino sin ningua duda, creo que era un 2007, por lo menos lo tenía guardado como tal, y visto el resultado de su excelente madurez y plenitud de forma, confirmaría que lo es.

Botella abierta con una hora de antelación.
De color rojo picota de capa media, ribete rubí y lagrima fina que tiñe la copa.
En nariz muestra la tipicidad de las buenas mencías de Ribeira Sacra, como frutillos silvestres, notas florales y vegetales, chucherías, finísimos ahumados y una gran carga mineral.
En boca es pura frescura y finura, con una excelente acidez y un tanino bastante integrado, postgusto de medio recorrido, muy frutal y con gratos recuerdos vegetales y minerales.
De los tres Pecados que he probado, este es sin duda es el mejor con mucha diferencia.

Vuelvo a probar otra añada de este mencia de Ribeira sacra, que aunque reconozco que es un vino peculiar, me parece sorprendente, complejo, curioso, agradable y lo formidable de ir viendo como se va abriendo tanto en aromas como en sabor hasta llegar a unos niveles óptimos. Color rojo rubí muy brillante y bonito, que en náriz se va abriendo poco a poco, llegando a sorprender el aroma a fruta que tiene al cabo de un tiempo. En boca es muy atlántico, y después de dejarlo reposar es un vino muy fino, muy elegante. Es un vino de reposo y para disfrutar.

Mucha expectación para probar este vino, con muchas ganas. Decantado por dos horas y desgustado el tiempo que aguantó el paladar, es decir más bien poco.

Visual: Picota oscuro, capa alta, reflejos algo turbios.
Nariz: En el momento de decantar era muy aromático, super lácteo con confitura de fresa. Ya en copa, en cambio, pierde mucha expresión aromática. Muy cerrado, apenas algo de fruta y alcohol. Ya al final de la jornada, y después de estar más de cinco horas abierto, volvían los potentes aromas de yogourt de fresa.
Paladar: Alta acidez, medio cuerpo, media expresión frutal, tan sólo el final que era notablemente largo, posiblemente la mejor cualidad.

Mentiría si dijera que fue una ligera decepción y es que, por las expectivas, fue un auténtico fracaso. Supongo que a las botellas de 2008 que tengo las pondré a dormir con la esperanza que imiten la acidez de esta otra añada y den algo de retorno en unos años.

Como los presentes pudimos comprobar, todo es como es y sin embargo es muy distinto de como se nos aparece. La próxima vez que lea esto en una etiqueta lo tomaré como un aviso.

Vista: cereza oscuro, algo sucio, capa alta, lagrima densa.
Nariz: cerrado como un banco para dar crédito (no sé quien fue el gracioso que lo dijo) pese a las dos horas de decantación. Ahí al fondo se intuía fruta roja, pero muy al fondo, alguna nota láctea (yoplait de fresa).
Boca: notas especiadas, poca acidez, plano.

...y Dios me perdone, reconozco que no es un buen enunciado para valorar un vino en una cata.
Atípico, sí, pero es que el vino necesitaba y requería una nota de cata así (soy un humilde terrestre y será otra nota de cata más). La ocasión de ayer, así lo merecía.
Los allí presentes, al igual que a mi buen amigo Pablo Íñigo, reuníamos (creo) la suficiente entereza, seriedad (a veces) y mínimos conocimientos para valorar este tinto de Raúl Pérez.
Afirmo y me sumo a la opinión de esos desmesurados (no, mejor, desmesuradísimos) 98 puntos Parker. Por favor, no me malinterpretéis: es sólo mi opinión. Una más quizás.
Curioso, también el que me ocurriese lo que a Pablo: con unanimidad, fue el vino más flojo entre todos los tintos presentes, contando eso sí, la variedad y peculiar toque diferenciador de cada uno de ellos.
Además, reconozco lo complicado de valorar este vino o tal vez sea un desconocimiento de la Mencía (aunque en la mesa de ayer puedo decir que habían auténticos conocedores de esta variedad). Dicen que las comparaciones son odiosas. Puede ser que sea cierto...puede ser.
Salvemos que esta Mencía nace en la Ribeira Sacra y que posiblemente otras Mencías marquen otras sensaciones bercianas, diferentes. Pero habiendo tenido la oportunidad de llevarme a mi gaznate algo tan maravilloso como un Demencia 2006, no hace mucho tiempo y ofreciéndo la posibilidad de emitir un juicio de valor, este Pecado acabaría en las calderas de Pedro Botero. Ni por asomo llega a la altura de esa Mencía del Bierzo.
Perdón por tanta introducción. A lo mío:
Decantado con casi dos horas de antelación, antes de ser degustado.
Presenta un picota oscuro opaco. Capa muy alta y suave lágrima en copa.
Durante un largo (larguísimo, diría yo) lapso de tiempo, el vino sólo parece ofrecernos una fruta roja bastante licorosa en esta fase. Es increíble, lo cerrado que llega a estar...y lo que aguanta así. Después de mucho tiempo transcurrido parece que nos empieza a ofrecer alguna cosa más.
Debo decir que al día siguiente (o sea, hoy mismo y escribiendo estas líneas), quedaba en la botella, una buena copa para poder volver a degustarlo y, por extensión valorarlo de nuevo. Muestra una mineralidad apabullante: tinta china, grafito, tiza, piedra....
No encuentro al principio los cueros que comenta Pablo. Pero esa mineralidad que cita Bilbis "ferruginosa y metálica", me parece una apreciación muy acertada y que yo también suscribo.
Y hasta aquí en lo olfativo.
En boca...no sé que decir. Porque no sé que comentar. Acidez media; cuerpo de igual medida...pero es que no logro encontrarle ninguna gracia. Más mineralidad y algún deje frutal. Perdonadme por ello.
Y el final: el precio. Me parece excesivo que este vino esté en el umbral de los 50€.
¿La huella de Raúl Pérez? Puede ser. Pero el vino me desilusionó...y mucho.
Qué se le va a hacer!!

es muy grande ahora, mas que cuando salio al mercado, redondo y con fuerza, acidez vibrante y electrica, muy amplia y directa su boca, con nariz deslizante por aromas frescos de flores y monte bajo.

Grandísimo vino El Pecado... muy de acuerdo con la valoración de Ayerbe.

En nariz hay mucha mineralidad, toques balsámicos claros, fruta roja muy fresca, los tostaditos de la barrica presentes pero acompañando... con un poco más de botella estará el conjunto de nariz aún más armónico. Pizarra. Intenso y peculiar.
En boca es largo, largo, de ataque agradable y buen paso por boca. Carácter atlántico, fino y elegante, con notas originales y algunas aristas que le dan personalidad. Fruta roja, algo de especias, mineral y balsámico.

Muy bien.

Decantado y aireado durante casi 3 horas. Inicialmente antes de decantar atisba notas de reducción que al cabo de 3 horas casi desaparecen aunque no del todo. Tiene un precioso color picota de capa alta y borde granatoso. Nariz de mediana intensidad atisba notas de fruta roja fresca, marcadas notas minerales (pizarra), notas florales y vegetales que aportan complejidad y frescura como a helechos, eucaliptos, sutiles notas balsámicas sobre fondo de finos tostados y ese toque animal muy del Ródano que acompaña de fondo. En boca es un vino fresco, con carácter atlántico, de cuerpo medio, tiene muy buena acidez, muy frutal y mineral, donde la madera apenas se nota, un vino con cierto carácter rústico, con mucho terruño, pero también con finura y elegancia. Final largo y de buena persistencia. Recomiendo oxigenar bastante para que muestre todos sus atributos.
De los 3 mencias catados fue el que más gustó prácticamente a todos, por su frescura y complejidad, un vino que te hace reflexionar del inmenso potencial que tiene esta zona que es la Ribeira Sacra, que seguramente en un futuro será una de las denominaciones más potentes del país por sus características climáticas tan peculiares y tan similares a la Borgoña.
P.V.P: 42 euros
Varietales: Mencia 95% y Sousón 5% (creo).

Pues le hicimos honores como de estreno de Opera. Me invitaron a una interesante velada de entrega a la percepcion de este vino que se resistia y esto..es un factor de anhelo. Pues nos quedamos un poco desilusionados y no por no haber probado un vino, eso si, diferente, pero creo que catado a ciegas en otra botella no se si las opiniones y los resultados serian bien diferentes. Abierto a las 21,30 fuimos catando y prolongando mucho la cata dado todo lo que habiamos leido sobre sus aromas de contencion, el color es un picota con ribete violaceo y al agitarlo salen destellos azul butano. En nariz se mostro con aromas de reduccion, olor a cuadras, al cuero humedo de la bota de vino, que la verdad a mi modo de entender, no desaparecieron en toda la noche, aunque los tostados de la madera empezaron a salir mas alla de los 45-50 minutos. Poca fruta. En boca, es un vino diferente de registros muy distintos pero que personalmente, no me gustaron, y esto es un mundo absolutamente subjetivo, como positivo, su mineralidad; pero provoca sensaciones que rayan el limite de lo desagradable para mi gusto. Es decir, una sorpresa y sobre todo dado que estuvimos 3 personas con trayectoria y opinamos exactamente lo mismo, sorprende que este vino tenga una puntuacion tan elevada para Parker, que tanto les cuesta a otros vinos. Curioso fenomeno esta calificacion, da que pensar o que catan botellas especiales, diferentes?? o que se ha premiado la diferenciacion pero... a mi esta diferenciacion no me parece acertada. Relacion calidad precio... me invitaron mis amigos, que si que fueron lo mejor de la noche, un 100 Iñigo para vosotros. Por cierto, he leido en el foro discusiones sobre el vino y es cierto, no pone ningun año por ningun sitio, ni corcho, ni etiquetas ni nada, no mire si en el vidrio lo pone por algun sitio pero asi, tb es dificil saber que estas comprando

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar