Matador Palazuelo 2005
Vino Matador Palazuelo 2005
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Mencía, sousao y bastardo.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.07
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,2
ELABORACIÓN
14 Meses en barricas nuevas de roble francés. Raúl Pérez para bodegas Matador
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Matador Palazuelo
OPINIONES
7

Vino color picota madura con ribete teja, capa media, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz con buena intensidad, notas de fruta negra carnosa, ciruelas y arandanos con rastros especiados, evolución hacia notas florales sin perder la fruta, expresivo, bien definido, dandolo todo desde el primer momento, sigue mostrandonos una fruta negra sobremadurada y al día siguiente torrefactos.
El paso por boca, suave, fresco, afrutado, cuerpo medio, largo recorrido, buena acidez, equilibrado, fuerte presencia floral, sobre todo al final, bien hecho, con volumen, amplio y un tanino potente y algo secante.
Retronasal, flores rojas.
Postgusto, largo y muy bueno.

Vuelvo a probar la última botella de este mencia extraordinario con unos aromas muy agradables y una entrada en boca que cada vez más es más frutal y elegante. Realmente es un fantástico mencía. Tomado, curiosamente, con unos calçots y un buen jabugo.

Un buen vino de Raul Perez de la colección Matador. Creo que está en çoptimo momento para tomar, a pesar de estar oxigenandose unas horas antes. Color rojo picota con ribete granate de capa media alta. En nariz buena intensidad, aromas dulces, a fruta negra madura, buenos tostados y notas minerales. En boca entra muy bien, con unos taninos muy bien pulidos, elegante, largo en boca y muy mineral. Fantástico mencía de Matador.

Rojo picota, ribete cardenalicio, capa alta.
Vino de gran intensidad en nariz, que se muestra cerrado en un inicio, necesitando de aire para expresarse. Toques de frutas negras, ciruelas, moras, recuerdos especiados de nuez moscada, un fondo balsámico y mineral y un ligero recuerdo de chocolate negro o bombón belga. Profundo y con muchas capas, aunque algo lento en el desarrollo.
En boca es un vino muy personal, amplio, con acidez y estructurado. De paso firme y sabroso, con peso y prestancia. Final largo que deja una poderosa carga frutal y mineral, con un tono de frutas negras en posgusto. Tanino presente, pero con una buena integración, quizá necesita de un tiempo más de evolución.
Un vino fiel al estilo de su autor, peculiar, poderoso, con futuro y sobre todo, con raza y personalidad. Sin ser quizá el estilo de Mencía que más me gusta, sí que se nota un magnífico trabajo en viña y bodega. Para guardar un tiempo, ahora es quizá un poco pronto para su consumo.

Abierto con tan solo 15 minutos de antelación, sin decantación, pero lo cierto es que se muestra redondo, casi diría esférico…..

Vista: Picota vivo con ribete granatoso, de capa media – alta y lagrima fina que tinta la copa. Me enamora ese color, sigo diciendo que la uva mencía es la que tiene el color más bonito de las uvas que conozco, muy vivo y muy brillante.

Nariz: De muy buena intensidad, nariz franca y fresca, fruta negra y roja madura, torrefactos, chocolate, floral, tostados muy elegantes, regaliz y notas minerales (pizarra)…

Boca: Excelente ataque, taninos sedosos, muy buena acidez, muy frutal, llena la boca, goloso, han desaparecido por completo los amargores que aparecían en la anterior botella, retrogusto que aparecen de nuevo el chocolate y los tostados y postgusto largo.

Desde luego la mejor botella de las que he probado hasta la fecha, sin perder complejidad, es mucho más fresco que el Ultreia de Valtuille 2005, no sé hasta dónde llegará, pero creo que le queda cuerda para rato, GRANDE en mayúsculas…. Me quedan 4 botellas, las cuales gusradré como oro en paño.....

Abierto y decantado con 1 hora de antelación para una buena oxigenación ya que en la última prueba de este vino se mostró cerrado al inicio y falto de botella.

Vista: Picota vivo con ribete granatoso, de capa media – alta y lagrima fina que tinta la copa.

Nariz: De buena intensidad, parece otro vino, más complejo que en la última cata, fruta negra y roja madura, torrefactos, chocolate, tostados muy elegantes, regaliz y notas minerales…

Boca: Excelente ataque, taninos sedosos, muy buena acidez, muy frutal, llena la boca, ligeros amargores que no molestan, retrogusto mineral y postgusto largo.

Poco a poco se va puliendo este buen vino, algo más de botella le vendrá bien, seguro que en este 2010 acabará de pulirse y se convertirá en un fantástico ejemplo de mencía.

Después de 6 meses en bodega, decido abrir la primera botella de este vino. En teoría según el leído en los foros, es el mismo vino que el “Ultreia de Valtuille 2005” del mismo Raúl Pérez.

Vista: Color picota, pero con menos densidad que el Ultreia.
Nariz: Mucha fruta madura con toques minerales.
Boca: Muy buena entrada, con los taninos bastante marcados y unos toques amargos al final.

El vino necesita bastante evolución en botella, pero estoy seguro que acabará siendo un muy buen vino.

Guardaré alguna botella, para ver la evolución que el tiempo le da. No creo que sea el mismo vino que he mencionado antes, o al menos la mezcla con esas dos variedades de la zona, le hacen ser bastante diferente. Creo que el Ultreia está bastante más redondo a día de hoy.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar