Ultreia la Claudina 2007
Vino Ultreia la Claudina 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Godello.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.26
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,0
ELABORACIÓN
11 meses en barrica.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Ultreia la Claudina
OPINIONES
19

Color dorado
Al principio algo cerrado, rapidamente se abre para ofrecer una nariz compleja, con notas de bollería, mieles, algo de fruta muy madura, mazapan, una nota de heno, esta muy bien delineado pero creo que se le ha pasado su mejor momento; recuerda un poco a un cava desbrabado.
La entrada en boca es amplia, grasa, casi esferica, sin llegar a ser en absoluto pesado. ¿Tiene un punto tanico, astringente, producto de su fermentacion con las pastas? creo que si. Muy buena acidez, lo mantiene aun uy fresco. el final es algo amargoso y secante. Persistencia media - larga.
Esta maduro, como dije antes, pero tiene una buena acidez y se sostiene mejor que 2008.

en este caso bastante desagradable.
Bueno, bueno, bueno, como se ha venido este vino abajo en un año. No se si será esta botella, no tengo otra para comprobarlo, pero el bajón ha sido asombroso como mínimo.
El color es ahora amarillo casi dorado, bastante oxidado.
La nariz es la que menos ha perdido, pero a pesar de todo, las frutas y las flores han pertido intensidad y la boca es la más perjudicada, ya que la acidez ha desaparecido y la expresividad frutal y floral idem de lo mismo.
No lo puntuo, pues quiero suponer que ha sido esta botella y no el conjunto de esta añada.

Tercera cata de este vino.
amarillo dorado subido.
Aroma inicial con algo de reducción, luego las notas de crianza se imponen a las de los frutos blancos. Aroma interesante, madera de eucalipto, toques ahumados, fruta blanca madura....final cítrico(pomelo, naranja amarga...) y mineral.
en boca, tiene buen volumen y cuerpo, aunque esta vez le noto la acidez algo justa, fruta blanca madura con buenas maderas.
De las tres catas, ésta es la única en la que le he encontrado corto de acidez, lo que le penaliza un poco.

Extraordinario vino blanco de Raul Pérez; yo también lo consideraría como uno de los mejores blancos que he tomado. Fantástico. Me costó encontrarlo, pero ha valido la pena. Color amarillo un poco oscuro brillante y atractivo. En nariz aromas elegantes e intensos a frutas blancas de hueso, tonos minerales, hierbas, flores con un toque dulce. En boca es genial, una gozada, elegante, frutal, terciopelo, muy buena acidez, recuerdo a frutas dulces y con un final larguísimo. EXCELENTE y con una rcp magnífica.

De color dorado brillante. Nariz elegante y compleja con notas de fruta blanca y amarilla madura, flores amarillas, notas de bollería, miel, notas finas balsámicas como de laurel, hierbabuena, notas ahumadas y especiadas, la nariz se encuentra bastante dominada por la barrica aunque ésta es compleja y elegante. En boca es goloso, amplio y graso, de cuerpo mediano, acidez justa y longitud media. En mi opinión también le falta algo de estructura, acidez y longitud para ser sobresaliente.

Casi tres meses después y otras dos botellas degustadas y disfrutadas, una de ellas, concretamente la primera, estaba perfecta en aromas y sabores, como todas las anteriores, mucha fruta, flores y cítricos melosos, la boca riquisima con mucha frutosidad y con una acidez perfectamente integrada en el conjunto del vino, que no solo le da redondeo y equilibrio, si no también elegancia.
La segunda botella, fué un poco decepcionante a partir del segundo día, decayó un poquito, ya sabe todo el mundo que mis catas son de dia y medio como mínimo a tres días, para observar ampliamente la evolución del vino. No volvió a levantar cabeza, pero aún asi, aunque había perdido acidez y estructura, se mantenía con cierta dignidad.
Amigo Javier, no voy a entrar en comparaciones, siempre son odiosas. Sigo comentando que para mi es uno de los blancos más GRANDES de la peninsula ibérica, si no el que más.

Dorado intenso, limpio y brillante.
Nariz de buena intensidad y que se muestra cambiante con el aire, tornando desde las flores secas, las frutas maduras de hueso, los recuerdos amielados y ligeros especiados hasta los toques cítricos y minerales, pasando por las sensaciones terrosas, ahumadas y balsámicas. Una nariz camaleónica y con misterio.
En boca es un vino pleno, fácil de beber y comprender, de carácter algo más maduro que mineral, pero con acidez, un cierto tono frutal, una buena definición térrea y un final con amplitud y persistencia que nos deja recuerdos de frutas maduras y tonos cítricos. Madera bien trabajada.
Nos encontramos ante un magnífico godello berciano con el sello personal de Raúl Pérez, un vino algo más maduro que mineral, de cuerpo más graso, pero siempre manteniendo frescura y equilibrio. Sin duda de los mejores godellos catados, aunque lejos del nivel de Pedrouzos. 35 euros en restaurante, no nos pareció muy caro.

Casi 6 meses después disfruto de otra botella de este magnífico vino, es fabuloso, eso no cabe la menor duda, con una cantidad de notas de gran calidad casi desconocidas en un blanco español, pero todavía hay una cosilla que no me acaba de convencer de este vino, ese punto de dulzor final, todo y que lo tolero más que en un tinto, lo cierto es que EMHO, lo veo fuera de sitio, posiblemente ese dulzor final, sea el causante de algunos comentarios oídos de falta de acidez del vino, que considero que no es así. En cualquier caso, me siguen quedando algunas botellas que seguiré disfrutando con tiempo y paciencia.

Sigo diciendo aunque mi amigo Antoliano no esté de acuerdo con ello, para mi es ligeramente superior el Pedrouzos, todo por causa de esa nota dulzona en boca….

Sigue valiendo todo lo comentado más abajo.
Esta botella salió excelente como todas, pero al tercer día (es raro que me duren tanto, pero en esta ocasión surgió otro blanco y tuve que aparcar a este), aunque estaba con el tapón y extraido el aire, se había venido un poco abajo, tanto en la nariz como en la boca. Seguía manteniendo la complejidad pero se notaba la disminución de potencia.
A pesar de todos los pesares sigue siendo un blanco excelente de los mejores de España sin ninguna duda.

No se de qué añada es, no lo pone en la etiqueta ni en el corcho.
Salió al mercado hace unos 3 meses.
Color dorado brillante.
Aroma intenso, de frutas exoticas, platano, citricos, toques ahumados, excelente crianza....casi de vino dulce. Más tarde, se doma algo la potencia, para domina los citricos suaves, una buena mineralidad(caliza, pizarra?...), roble cremoso
En boca, redondo, potente, excelente volumen, buena acidez, fruta blanca, citricos, ahumados...
Rico, rico

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar