La Tentación 2009

Vino La Tentación 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
6,8

Bodega: Raúl Pérez viticultor
D.O./Zona: León
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Pinot noir
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Pinot noir

11 Opiniones de La Tentación

en vista de que se encuentra en un magnifico momento, finiquito la última botella que me quedaba, creo que la apreciación es correcta, aunque tendre que buscar más a fondo, por si hubiese más existencias, ya que según mis "cuentas", me falta una botella.

En definitiva el vino está muy disfrutable, y salvando las distancias, es como un borgoña de buena calidad, ya que la boca es save y muy bebible, además de plena de matices, quizás por observar diferencias, no tiene ni con mucha la gran estructura de un "buen" borgoña.

En general muy bien.

Color cereza rubi con borde violáceo de capa media.

Aromas de mediana-alta intensidad a frutos rojos maduros, finos tostados, flores, hierbas de campo, monte bajo y ligeros toques especiados, bien la nariz en general.

La boca es bastante fresca y frutal, el paso de boca se encuentra totalmente equilibrado y redondeado, los taninos ya un pelin apagados, la acidez bien, el retronasal bastante bueno y el final largo y con persistencia.

Un vino muy bebible y con bastante personalidad.

Vino de aspecto liviano en copa, nariz a cuero suave y a especias. Casi de mercado arabe. En boca es fruta roja, pero con registros que lo hacen un vino de cata unica, por lo personal y diferente. Floral y especiado. Paso fresco y muy facil, la antitesis de la astringencia. Peculiar. Por lo menos sabemos que es 09 (chascarrillo)

Sin deslumbrar, sin impactar, casi sin entender al inicio, pero terminando feliz y entregado a estos vinos de Raúl. En este caso una PInot, poco francesa, diferente y con personalidad, mucha. Especiado, muy tostado, especias exóticas, raras, como el vino. Ligerísimo en boca y a la vez potente en sabor y expresividad frutal, Distinto, peculiar, precisa tiempo y paciencia. Estaría bien uno de estos a ciegas y sin ninguna psita claro, a ver que pasa entonces..

Vino color picota con ribete teja, poco cubierto, limpio, brillante y lágrima abundante y densa.
En nariz con buena intensidad notas de flores marchitas, rosas, cueros, frutillos rojos y negros, grosellas con toques de trufa, arandanos y suaves especias, cassis, perfumado, elegante y expresivo, muy tentador...
El paso por boca, calido, muy afruado, cuerpo medio, largo recorrido, amplio, expresivo, con personalidad, buena acidez, equilibrado y un tanino maduro y aterciopelado, con final especiado y levemente picante, muy bueno y sabroso.
Es de los vinos que se termina la botella cuando no se debe de terminar, para compartir, degustar y disfrutar lo máximo posible, dejarle respirar un poquito para mostrar su plenitud tanto en nariz como en boca.
Retronasal, afrutada.
Posgusto, medio y bueno.

Tras varias botellas de este vino sin subir nota alguna, todo y que es un vino disfrutado en Navidades y no he tomado notas, pondré al menos las sensaciones del mismo. Enfrentado con un Acusp 2008 y desde mi punto de vista se lo merendó. Nariz llena de chuches, fruta roja, especiados y tostados muy bien integrados. La boca digna de mención, una acidez impresionante, fresco, sutil, con recorrido para seguir creciendo. Un muy buen ejemplo de cómo debe elaborarse una pinot noir….

Curioso Pinot noir del Bierzo de la mano de Raul Pérez que me ofreció Ferran de Gelida. Color rojo clarito con cierto ribete. En nariz aromas intensos frutales y florales. Mineral y toques especiados. En boca es fresco, fino, ligero y elegante. Buena acidez y taninos muy maduros. Muy agradable.

Rojo rubí, ribete rojizo, capa media-alta.
Nariz con buena intensidad y expresión varietal, destacando los toques florales, los frutos rojos, un cierto tamiz especiado y mineral, un mínimo recuerdo ahumado, trazas balsámicas y un marcado tamiz herbáceo. Aparecen igualmente los toques de tabaco y cacao.
En boca muestra equilibrio, tiene amplitud y está compensado por una buena acidez, de paso redondo y final muy sabroso que nos deja recuerdos frutales, ahumados y minerales, con un tanino integrado y un buen trabajo con la madera. Persistente.
Raúl Pérez no para de sorprendernos y esta vez lo hace con este pinot noir que resulta convincente por su buen carácter varietal y por sus formas. Una pinot de estilo sureño pero que se deja beber y se disfruta, pese a que es un vino muy escaso y bastante caro. En cualquier caso, buen trabajo.

No he de añadir mucho a las apreciaciones organolépticas que han introducido en los comentarios anteriores DaniC y Paco Higón, ya que coincido en la mayoría de ellas. Simplemente querría destacar el equilibrio, la finura y la elegancia de este vino que se tuvo que batir el cobre en una cata a ciegas comparativa con otros grandes vinos y salió enormemente reforzado, precisamente, por esos atributos.

Botella 367 de 456. Granate de capa media con destellos rubí. Tiene una nariz de buena intensidad, muy fina, con bastante volumen y buena definición, destacando los matices florales, las notas especiadas y los recuerdos a sotobosque, hay algo de fruta negra fresca y cierta mineralidad en el fondo.En boca tiene buen ataque, el paso es fino, ligero, bastante fresco, con suaves amargos y notable longitud.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar