Palo Cortado VORS Barbadillo

Vino Palo Cortado VORS Barbadillo

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,4
Calidad-precio:
9,6

Bodega: Barbadillo
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 22,00%
Varietales: Palomino fino
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Sistema de criaderas y soleras

Varietales: Palomino fino

11 Opiniones de Palo Cortado VORS Barbadillo

Nada más abrir la botella ya adelanta lo que está por venir...desprende aromas muy potentes, su color caoba en copa es precioso.

La nariz, es simplemente espectacular, una profundidad en los frutos secos tostados que no había encontrado en ninguno de los probados hasta ahora, su madera vieja, barniz...y muchos otros pequeños matives matices que no soy capaz de describir (puede que alguna especia que no llego a identificar).

Cuando lo pruebas...te deja helado, brutal entrada, potente, punzante y un postgusto potentísimo que te tiene saboreandolo varios minutos.

No soy de emocionarme mucho con los vinos, ni siquiera se si lo que siento es emoción, pero es de esos vinos que me ha dejado su marcar para siempre

Color caoba oscuro. Presencia imponente ya sólo a simple vista.
Intensidad muy alta en nariz, frutos secos, caramelo, melaza, sobre fondo excepcional de ebanistería, mueble antiguo, barniz.
En boca seco, con postugusto muy largo y excepcional, de los que marcan...
Muy muy rico.

Después del Palo Cortado de Añada Montse Molina nos presentó este impresionante palo cortado. De nuevo un tono más oscuro que su predecesor. Comienza muy tostado, hay un toque de curry, algo de azúcar quemado, alguna sensación punzante, frutos secos tostados, un toque de barniz de mueble viejo, suaves matices salinos.... En boca entra intenso, se desarrollado mostrando volumen y poderío, dirigido por notables amargos, con una puntita de alcohol, los acetaldehidos son intensos (sobre todo pan de higo), es muy largo y con notable presencia.

Ámbar oscuro, ribetes caobas y reflejos cobrizos.

Barnices, frutos secos, azúcar quemado, almendra garrapiñada, grano de café, miga de pan, brisa yodada, naranja en confitura, fruta escarchada, pan de higo, fruta pasificada, trazas de miel. Capas y capas superponiéndose enriqueciéndose una a otra para dar una de las sensaciones aromáticas más ricas y complejas que hayamos experimentado.

En boca es seco, directo, con un empuje fuera de lo común. Se aferra a las papilas y no muestra ninguna prisa por irse. Afilado, permanencia eterna y un retrogusto que trasciende y ejerce acciones meditativas cuasi espirituosas. Notable amargor, muy profundo, con recuerdos de frutos secos verdes mezclados con esas trazas salinas tan bien puestas.

Soberbio

Color ámbar, capa media, limpio, brillante, reflejos oro, lágrima densa.
En nariz con gran intensidad da lo mejor de sí, hay aromas de frutos secos, toffes y tostados, es complejo y muy interesante.
En boca tiene buena entrada, es denso pero elegante, hay frutos secos y su parte de cítricos dulcificados (caramelo de naranja), acabando con agradables amargos finales. Buena persistencia.

Ámbar oscuro de capa media. Procede de 120 botas propiedad de la bodega... en concreto sale de la 3º criadera. La nariz es increíble, con toques de corte lácteo (toffee), hay recuerdos a barniz de mueble viejo, suaves toques de frutos secos y algunos tostados. Tiene uen ataque, y resulta bastante corpulento, sin renunciar a su gran finura, los amargos son notables, resulta largo y hay recuerdos de carácter cítrico. Como comentó su enóloga, Montse Molina, tiene el cuerpo de un oloroso, y la concentración causada por su envejecimiento....

Tiene un precioso color ambarino-cobrizo que denota el larguisimo paso del tiempo que necesita el alumbramiento de este maravilloso "vino". Es un vino de meditación, para sentarse frente a una chimenea al atardecer y con música Jazz de fondo, leer un buén libro y tomarte una copa.

En nariz, se nota una mezcla de piel de naranja, avellanas,orejones y una elegante ebanisteria junto a un leve toque salino.

Pero donde destaca este vino es en boca. Es denso, levemente punzante, armonioso y pleno. permanece en boca eternamente.

Un gan Palo Cortado, amplio, untuoso, punzante, frutos secos, higos, maderas, humos, dátiles, incluso cueros... para qué contar más. Son enormes vinos. Vivan los generosos!

De color caoba intenso y ribete ambar viejo.

Nariz intensa, compleja y evocadora de frutos secos( almendras tostadas y nuez) combinadas con dulcedumbre de dátiles y albaricoques secos sobre un tapiz especiado, tonos de maderas bien envinadas, notas de bollería fina y algún atisbo salino. Muestra redondez y limpieza.

Su boca no se queda atrás, es franca, concentrada y de gran carácter. Recuerdos de nueces y avellanas con toques de vainilla y miel de fondo y arropados por pinceladas amargas, bota humeda y especias exóticas (cardamomo). El recorrido se hace amplio por momentos, con elegancia y redondez, gracias a su concentración durante su crianza oxidativa, dejando un final de boca complejo, largo y envolvente.

Ambarino oscuro, reflejos caoba.

Nariz brutalmente intensa, se huele desde varios metros. Toques de frutos secos, almendras, nueces, avellanas, maderas nobles, ebanistería, especias dulces, canela, nuez moscada, piel de naranja confitada, frutas pasas, recuerdos salinos, barnices. Es muy punzante en nariz y ofrece una paleta aromática realmente espectacular, cambiante, todo un torbellino de sensaciones.

En boca es un cañón que puede con todo, es amplio, tiene un peso y una concentración salvajes, una fina acidez provocada por esa concentración que le hace perfectamente razonable en el paso y un final de traca, de esos que dejan una impronta de frutos secos amargos, recuerdos salinos y maderas viejas, con una persistencia de varios minutos. Uno de esos pocos vinos que llegan a emocionar al empequeñecido y afortunado catador.

La serie de Palos Cortados de Barbadillo es una ilustre desconocida y tiene una calidad legendaria. Tanto el Obispo Gascón, como este VORS o la Reliquia son tres vinos que no hay que perderse. Este VORS es sin duda el más equilibrado, ya que por un precio poco superior al Obispo Gascón tiene una calidad muy cercana a la Reliquia. Me costó 30 euros en la bodega. Repito una vez más (y van…), NO HAY vinos en el mundo que nos ofrezcan esta calidad por este precio. El que lo quiera ver que lo vea y el que no lo quiera ver…a más tocamos. Un vino de los que dejan huella.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar