Antonio Barbadillo Castillo S. Diego 2014

Vino Antonio Barbadillo Castillo S. Diego 2014

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Barbadillo
D.O./Zona: V.T. Cádiz
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Palomino
Precio aproximado: Menos de 5 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Palomino

3 Opiniones de Antonio Barbadillo Castillo S. Diego

Vino color amarillo paizo, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz con buena intensidad, notas de flores blancas, flor de azahar, limón y finos aromas vegetales, perfumado y definido.
El paso por boca, sauve, ágil, sencillo, amable, buena acidez, equilibrado y sabroso, mismos aromas que en nariz.
Entra como el agua, para tomar en cualquier momento
Retronasal, flores blancas
Postgusto, medio y bueno

Visual.- Vino blanco de color amarillo dorado, limpio, muy brillante con reflejos limón. A copa movida no es muy untuoso en glicéricos, lágrima rápida, fluido. Un color amarillo bonito y diferente. Corcho compacto normal, se puede mejorar. Botella conmemorativa, forrada y con peces y animales marinos, muy ilustrativa.

Nariz.- La primera impresión nos deja unas notas de humo, tierra albariza, con alcohol ensamblado y recuerdos de bota jerezana. A copa movida aparecen notas vegetales, siguen las notas de humo y ceniza, apareciendo las puntas del mosto de Palomino. Tras 24 horas, nos encontramos un vino claramente herbáceo, algo ahumado, con notas de tierra, limón y puntas anisadas.

Boca.-Presenta muy buen ataque, denso, sabroso, carnoso. Es sápido, con un cuerpo medio, mediana salinidad en el paladar, y algo de verdor (amargor). Presenta un retrogusto con notas almendradas y de limones suaves, un poco de melocotón, Mirabelle y el postgusto amargo como los glucósidos cianogénicos de las almendras amargas y tostadas. Tras 24 horas, el ataque es seco, con notas de bosque, matorral y leves anisados, un volumen medio, retrogusto seco, algo mineral (calizo), pero redondeado. El postgusto es amargo con notas herbáceas, anisadas y flores blancas.

Amarillo verdoso con algún reflejo dorado.

Frutas de hueso y tropical. Muy sospechosas en la neutra palomino. Piel de melocotón, atisbos de flor blanca y de anisados.

En boca es amplio, efímero, de escasa permanencia con algo de más "neutralidad " que en nariz, cálido, simple y con sensaciones de artificialidad.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar