Arzuaga Gran Reserva 2009

Vino Arzuaga Gran Reserva 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
-

Bodega: Arzuaga Navarro
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: La uva proviene de viñas viejas de Tinto Fino, situadas en laderas arcillo-calcáreas con rendimientos entorno a los 2.000 kilos, y de Cabernet Sauvignon y Merlot de la finca La Planta.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendimia en cajas, con mesa de selección, despalillado, encubado sin apenas necesidad de bomba, fermentación alcohólica en depósito de madera y fermentación maloláctica en barricas nuevas de origen francés. La crianza en barrica se realizó durante 46 meses con tres trasiegos en dicho periodo.

Varietales: La uva proviene de viñas viejas de Tinto Fino, situadas en laderas arcillo-calcáreas con rendimientos entorno a los 2.000 kilos, y de Cabernet Sauvignon y Merlot de la finca La Planta.

5 Opiniones de Arzuaga Gran Reserva

Visual:

Picota bien tupido, ribete violáceo sin apenas evolución y lágrima acuosa abundante.

Olfativa:

Nariz de buena intensidad. Frutas silvestres, ligeramente lácteo, mineral, especiado, tostado y ahumado. Con reposo en copa gana en complejidad.

Gustativa:

Buen equilibrio entre fruta y madera. Es lácteo, mineral, balsámico, el tanino es eléctrico y en boca tiene nervio. Un vino gastronómico.

Me encuentro en la copa a un vino muy encerrado en si mismo, le concedo tiempo.
Surge una fina crianza, muy detallada, con las características nobles, ricas y algo pegajosas, aunque sabias o muy bien equilibradas con el peso de la fruta compotada, bien madura, densa, untuosa.

En la boca se muestra más amable de lo que me esperaba, aunque es un caballo por domar, no es más que un suspiro, una fantasía, por que sale el tanino y la concentración, la boca se llena, se adormece, surge un cálido aspecto del alcohol y la jugosidad de una acidez que certifica longitud y larga vida. Parece que tiene más cosa por decir que las que ahora mismo cuenta.

Color picota de buena capa.
La nariz es de buena intensidad, con volumen, notas de fruta roja, sotobosque, ahumados y balsámicos, formando un conjunto muy bien integrado.
En boca entra fresco, sedoso, amplio, frutal equilibrado por una crianza bien integrada, buena acidez, taninos vivos, ligeros amargos y final largo.
Con buena planta para los próximos años.

A la vista se presenta con un color picota, capa alta y ribetes con el granate y algo de violáceos.
En la nariz tiene una intensidad de tipo alta, con la fruta de tipo roja y de la madera mandan los tostados. Todo tras un buen rato, pues resulta cerrado en un principio.
En el paso por la boca, con una buena acidez, pasa suave con unos detalles idénticos a la nariz.
Un buen vino, con una buena base.
Cata realizada en Verema 2015 en la cata Arzuaga Navarro.

En este vino las notas vegetales a pimiento maduro se encuentran más marcadas. Hay una gran intesidad balsámica que le aporta mucha frescura. La complejidad viene de la mano de las especias sápidas como la pimienta negra y blanca.
En el ataque en boca se repite esa frescura intensa pero lo que más sorprende del sabor de este vino porque la fruta, tanto roja como negra, es la protagonista total y absoluta sin que se detecten los sabores de la madera. Muy, muy largo y realmente delicioso. Un gran reserva ya en plena plenitud, que puede llegar a cotas altísimas.
Con 30 minutos de oxigenación asoma la ebanistería fina, madera de cedro de nuevo. Notas dulces de almizcle y anís equilibradas con la sapidez y la chispa de la pimienta blanca. Gracilidad y señorío en boca, tostados finos. Un vino que está llamado a llegar a lo más alto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar