Marqués de Murrieta Gran Reserva 2010

Vino Marqués de Murrieta Gran Reserva 2010

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
7,5

Bodega: Marqués de Murrieta, S.A.
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 90% Tempranillo, 5% Mazuelo, 3% Garnacha, 2% Graciano.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñedos Propios: Situados en la Finca Ygay. Los viñedos de Ygay ocupan una superficie de 300 hectáreas circundantes a la bodega, en la Rioja Alta, con una diferencia de altitud desde los 320 metros a los 485 metros. Vendimia Manual: De 20 al 23 de Octubre de 2010. Vinificación: Los racimos se despalillan y estrujan suavemente. Las uvas fermentan por separado en depósitos de acero inoxidable, con control de temperatura. El encubado tiene una duración de 9 días durante los cuales se realizan continuas labores de remontados y bazuqueos, para favorecer el contacto del mosto con los hollejos y provocar una lenta y natural extracción de aromas y polifenoles. Tras la fermentación las partes sólidas de la uva son prensadas en prensas verticales, mediante un proceso suave y lento que favorece la extracción del color y taninos maduros que residen en el hollejo. Proceso de Crianza: 24 meses en barricas de roble americano de 225 litros de capacidad. Fecha de embotellado: Septiembre de 2013.

Varietales: 90% Tempranillo, 5% Mazuelo, 3% Garnacha, 2% Graciano.

3 Opiniones de Marqués de Murrieta Gran Reserva

Vino color picota madura con ribete granate, capa media alta, limpio, brillante y lágrima abundante.

En nariz con intensidad media, notas de frutos rojos maduros, acompañados de aromas especiados de corte dulce y un leve fondo tostado, evolución a notas de monte bajo muy suaves.

El paso por boca, potente, con cuerpo, largo recorrido, con volumen, frutas rojas y negras, leves especias y un tanino aterciopelado, bien hecho y con mucha vida por delante.

Retronasal, afrutada.

Postgusto, largo y bueno

Nuestro buen amigo Agustín nos trajo de España esta botellita (detallazo) de la cual además tengo en bodega un par más. Se trata de una edición limitada de 39.214 botellas numeradas de 0.75 ls. La nuestra es la n° 23.991. Como bien se indica abajo las uvas proceden de la afamada Finca Ygay. Abrimos la botella y la dejamos reposar por espacio de una hora. El tapón fantástico, tan solo tintado en su base y muy compacto, corcho de gran calidad. Catamos a 17°C:

VISUAL: Presenta un bonito color rojo caoba de capa media con un ribete en tono fresa, brillante y cristalino. Lágrima esbelta, transparente y abundante (88).

OLFATIVA: A copa parada se antoja delicioso. Emana aromas dulzones de mermelada de higos de alta intensidad. Al agitar se desata mostrando finísimos especiados de pimienta negra, nuez moscada y canela así como fragancias herbáceas a estragón y alcaravea. Su repertorio es amplísimo, apuntes de regaliz, fúngicos de trufa negra, balsámicos de eucalipto, recuerdos a rosas marchitas y la pátina de terciarios correspondiente: cuero curtido, caja de puros, ahumados, madera de sándalo y roble, café tostado y chocolate negro. Al final predomina un fondo que recuerda a la turba acompañado de una cierta mineralidad como a guijarros de río. Espectacular la complejidad de este gran reserva, de altísima intensidad. Estratosférico en nariz (96).

GUSTATIVA: En boca es una bomba. Potente, con mucho cuerpo, ligeramente carnoso y de gran amplitud. La acidez impactante y sus taninos aunque bastante pulidos ya, todavía son apreciables. El ensamblaje de la fruta y la madera ha sido espectacular, amalgama perfecta de esencias que configuran una estructura recia y señorial, muy elegante. En retronasal tenemos aromas de fruta negra en compota, apuntes de coco y recuerdos especiados a vainilla, canela y pimienta negra. Post-gusto muy goloso, dulzón y muy amable. Su persistencia es de casi tres minutos. Espectacular este vinazo, en plena fase ascendente al cual le veo alcanzar su clímax en no menos de 10 años. Veremos las otras dos botellas como evolucionan. Un vino enorme, con el sello de la casa aunque evidentemente no es comparable a los Murrietas de los años 40 o 50, pero promete. Personalmente me encantaría que le incrementasen el porcentaje de garnacha a estos grandes reserva pues estoy convencido que le darían una mayor longevidad. No obstante, cuidado!, me ha encantado este Murrieta, poco que objetarle, Dios me libre... (92).

La RCP atendiendo al precio que conseguí mis dos botellas (32 euros en oferta) la considero muy buena y probablemente en 10 años será excelente.

MARIDAJE: Nos tomamos este excelso caldo en tres ocasiones: En la primera con un lomo de "picudo" (pez espada) macerado en mostaza con maracuyá y tomillo. Esta combinación fue fabulosa, la potente y fresca vinagreta y los toques herbáceos se compenetraron a la perfección con las notas especiadas y frutales de nuestro gran reserva. En la segunda ocasión acompañó un arroz caldoso de costilla y pimiento rojo. Otra espectacular simbiosis, potentes aromas cárnicos y una acidez a la altura adecuada, sin desentonar en ningún momento. Y para rematar nos preparamos otro arroz caldoso, pero esta vez de langosta. Sublime maridaje, gran intensidad aromática la del marisco armonizada con ese magnífico puntito mineral. Madre mía qué gozada. Un vino del cual esperamos mucho sí... pero que nos quiten lo bailao, je,je...

Salud-os!!

Para celebrar su 165º aniversario, Murrieta nos presenta un vino Gran Reserva de edición limitada procedentes de la famosa Finca Ygay. Un gran vino, que le queda recorrido por delante, con un gran elegancia, equilibrio, finura y la regularidad de esta bodega, un Gran Reserva extraordinario y que el tiempo lo encumbrará más aún. Color rojo picota que empieza a palidecer, joven todavía. En nariz, aromas a frutas del bosque, especias, lácteos, cuero, humedad, regaliz y un toque mineralidad. En boca aunque es joven tiene unos taninos presentes, pero suaves e integrados, un vino muy fino, con fruta madura, balsámicos, especias, tostados, una muy buena acidez, suavidad y un toque ahumado. Un vino muy interesante, muy agradable y sabroso que con los años estará tremendo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar