Malleolus de Sanchomartín 2007
Vino Malleolus de Sanchomartín 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tinto Fino 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
Más de 100 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.85
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
4,7
ELABORACIÓN
22 meses en barrica de roble francés
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Malleolus de Sanchomartín
OPINIONES
3

Recien abierto, 13º, sin decantar. Consumido a lo largo de dos horas, en el que la temperatura se elevó un par de grados más, mostrando las excelencias del vino.

Vista: Cereza granatoso, con ribete rosaceo. Capa media-alta. Limpio y muy brillante.

Nariz de muy buena intensidad. Fruta roja y negra en abundancia y bien madura. Trasfondo de finas maderas y elegantes tostados. Abundantes notas especiadas (pimienta blanca, clavo, canela). Suaves balsámicos y Recuerdos herbáceos qu ele dotan de una especial frescura. Se aprecia asimismo, en algún instante, unos leves dejes de resina.

En boca se comporta con toda su amplitud y magnificiencia. Excelente entrada y paso por boca. Una potencia frutal enorme, pero bien compensada. De gran amplitud pero, a su vez, ligero como consecuencia de un magnífico equilibrio y acidez. Taninos suaves y dulces. Redondo, sin ningún viso de astrigencia, aterciopelado. Notas de mineralidad. Espaciado (pimienta blanca) en su punto justo, con un punto de amargor (café negro) y notas de tabaco inglés. Final eminentemente frutal, con recuerdos de bollería fina y crema pastelera confirmado en retronasal.

Muy buena persistencia.

Un vinazo para acompañar un cocido (como el que me he comido) fuera de serie. Como Fred Astaire y Ginger Rogers!!. Una calidad indiscutible.

107 euros. Algún defecto tenía que tener -o por qué la calidad se paga-.

Rico, cálido, excesivo? de momento si... Servido a 16ºC y la percepción alcohólica era aplastante, un vino concentrado en fruta madura, muy buena integración de la crianza, donde las sensaciones en boca solicitan tiempo, el mismo para integrar sus sensaciones alcohólicas que de momento son protagonistas.

Hace pocas semanas que ha salido de la bodega la nueva añada del vino estrella de la bodega Emilio Moro.
Consciente del pecado de impaciencia que supone, me he encontrado con una botella abierta en la mesa de un amigo así que no ha habido más remedio que hacerle los honores.
Decantado una hora antes y bebido a lo largo de dos horas más.
Cereza picota con bordes amoratados y capa cubierta. Tinta la copa con una lágrima lenta propia de su alcohol dejando multitud de residuos a su paso.
En nariz muy complejo con frutas negras maduras casi compotadas, dulce de membrillo, cenizas y ligeros balsámicos. Evoluciona hacia plátano y melón maduros, fruta exótica, césped recién cortado, maderas aromatizadas, pimienta, canela y caramelo.
En boca se muestra pleno, glicérico, fresco con calidez, taninos maduros y astringente sin estridencias. Postgusto largo con toques dulces y recuerdos de maderas.
El corcho de primera calidad casi sin manchar.
Se ha mostrado muy afectado por el aumento de temperatura, dando lo mejor de sí en torno a los 14º-16º.
Me gustaría destacar su complejidad que a mis ojos lo convierte en un todo un reto.
Espero volver a él más adelante para compensar mi actual pecado con la virtud de la paciencia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar