Marqués de Riscal Finca Torrea 2007

Vino Marqués de Riscal Finca Torrea 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
6,5

Bodega: Herederos del Marqués de Riscal (Rioja)
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo y Graciano
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñedo viejo que rodea la Finca de Torrea, con suelos arcillo-calcáreos en la Rioja alavesa. Fermentación en depósitos de acero inoxidable, a 25ºC, maceración con suaves remontados. Maloláctica y crianza de 18 meses en barricas de roble francés Allier. Consumo preferente de 2013-2018.

Varietales: Tempranillo y Graciano

76 Opiniones de Marqués de Riscal Finca Torrea

Color rojo picota con ribete granate. Nariz con una buena expresión frutal, toques tostados, lácteos, un fondo floral y ciertos matices especiados. En boca es un vino cremoso en su desarrollo, tiene un buen recorrido y una muy buena acidez. Es un vino fresco y estructurado, con un buen peso de fruta tanto en boca como en nariz, dejando un final amargoso de tabaco.

Botella bordelesa de hombros levemente anchos y vidrio de cierto peso.

Etiquetado típico de este vino, moderno y espectacular, muy chulo y con muy buena descripción del vino en contraetiqueta.

Cápsula anaranjada.

Corcho de gran calidad, anchura y longitud, bañado en vino rojo granatoso oscuro hasta más de la mitad del mismo. Huele muy bien.

Decantado 1 hora  y pico antes de disfrutarlo.

Servido a 17-18ºC en copas amplias tipo balón.

Visual

Picota oscuro de capa entre media-alta y alta, ribete atejado-transparente, limpio, brillante y de fina y abundantísima lágrima de lenta caída, preciosa.

Gran visual, muy buen corcho y excelente packaging. (9,5)

Nariz

De gran intensidad con fruta negra madura pero sin excesos de sobremaduración, potentes balsámico-mentolados, herbáceos de monte bajo, leves flores marchitas muy de fondo, regaliz, especias dulces, tinta china, mina de lápiz y mineralidad a tope, tostados suaves de finas maderas, chocolate negro, cacao, torrefactos, tabaco rubio y un punto de nuez moscada.

Estupenda nariz en intensidad  y, sobre todo, en complejidad que gana mucho con la aireación. Gran evolución. (9,25)

Boca

Ataque frutalmente maduro pero de muy buena acidez y frescura, seco, de buena y controlada potencia y contundencia, sabroso, envolvente, amplio, expansivo, densidad media-alta, muy buen cuerpo y magnífica estructura.

El paso por boca es poderoso pero equilibrado y redondo, con la fruta, madera, alcohol, tanicidad y acidez excelentemente bien integrados.

El final es muy largo, con fruta negra madura muy levemente amargosa, mentolados, hierbas de monte bajo, especias dulces, finas maderas, chocolate negro y cacao en un postgusto y retronasal espectaculares en complejidad, madurez, redondez y frescura (todo al mismo tiempo). (9,45)

Espectacular a sus 13 años.

Vino riojano de corte moderno con años que ha evolucionado de manera fantástica. Ha domado su contundencia cambiándola por elegancia.

Su RCP me parece excelente para lo que me costó (creo que, además, fue de un Lote Verema).

 

  • Finca Torrea Marqués de Riscal 2007, DO Ca Rioja

  • Finca Torrea Marqués de Riscal 2007, DO Ca Rioja

Rojo picota de capa media-alta, limpio y brillante.
Intensidad aromática media. Fino y elegante, gustosa, fruta roja madura, licoroso, bombón y toffe, hojarasca.
En boca es sabroso, pulido, intenso, con buena acidez, trago medio-largo y recuerdos a tostados y especias.

El vino sigue en forma después de dos años desde que lo caté, rico, elegante e intenso.

Visual: Color rojo picota
Olfato: Fruta negra y licor y regaliz, tras agitarlo a conciencia vainilla y lácteos.
Gusto: muy fresco, redondo y con mucho postgusto.
Un gran vino que estará aún mejor en unos meses.

Es de un aroma fino y especiado, surge un leve aspecto animal, que se desvanece entre la fruta confitada y concentrada, hay una sensación melosa y madura. La madera es fiel y respetuosa, elegante. Hay especias dulces, pimientas y algo de tabaco, sazonado por la fruta negra, muy jugosa, casi te rechupeteas, aventura concentración, delicada madera, te atrae, quieres ir a la boca...

En la boca esta el alma del vino, tiene un gran cuerpo, tiene fuerza, aún cuando se muestra con suavidad, jugoso, te rechupeteas, es largo, muy fresco, con una intensa sensación frutal, la madera es puro respeto, abraza e intensifica al conjunto. Fondo balsámico, especiado, es puro placer, sencillo en el razonamiento, sabio en la cuestión, te convence y te llena, es pura satisfacción. Ahora surge un alcohol cálido, sedoso y envolvente, cautivador. Habla del terruño, de donde es, es franco, natural, para no parar de sentir, para no parar de beber.

Color cereza oscuro borde granate.

Aromas de mediaana intensidad donde destacan los frutos negros maduros, frutos licorosos, yogur, flores, buenos tostados, especias, regaliz y toques mentolados,

En boca es sabroso, el paso de boca con buen redondeo y estructura, agradable y frutal, los taninos vivos pero nobles, el retronasal basatante bien y el final ews largo y sobre todo tiene buena persistencia.

Muy buen vino, pero penaliza un poco el precio, ya que cuesta sobre los 20-25 €. El corcho bastante bien un 7.

Vuelvo a este vino que me ha gustado esta vez más que hace dos años. Color cereza, destellos rubí, capa media y menisco evolucionado. Está algo cerrado al principio, ofreciendo tímidamente fruta roja, regaliz, especias dulces (vainilla, canela, clavo) en un perfil moderno en el que la madera está muy medida y extraordinariamente bien integrada, resultando al final aromas florales, arcillosos y de monte bajo.

En boca es muy elegante, fruta madura, tanino sedoso, largo con un final mineral, largo y achocolatado.

El que más nos convencio de los tres Riscales que probamos seguidos. Reconozco que sin ser mi tipo de vinos, este estaba esplendido, frutal, alegre y serio a la vez. Madera fina, cremosa y frutalidad muy conseguida en la línea clásica pero con matices modernos. Si no voy contigo my friend no me lo pido, pero estuvo acertado y sobre todo a mi modo de ver hizo crecer a algun plato "mediocre" de la cena, al reves de lo que suele ocurrir, que la comida hace crecer algún vino

En mi opinión, un vino avanzado, que sin perder la esencia de la casa muestra una expresividad frutal marcada y un aporte de maderas distinto,moderado y más integrado. Conserva la finura y ligereza de estos vinos, quizás algo más estructurado. Un Riscal algo distinto, no tan impactante como los primeros Chirel, pero interesante

Cereza con borde anaranjado, capa media alta con espejo limpio , con lágrima estrecha, lenta, que no tinta la copa
Nariz alta con frutas rojas, madera, vainilla y pimienta
Paso por boca con sabor alto, tañimos domados y acidez correcta
Postgusto medio largo
Maridaje de lujo para una lasaña de carrillera

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar