Marqués de Arienzo Crianza 2007

Vino Marqués de Arienzo Crianza 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,8
Calidad-precio:
8,0

Bodega: Herederos del Marqués de Riscal (Rioja)
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 95% tempranillo y 5% mazuelo y graciano
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino tinto Marqués de Arienzo Crianza, de Bodegas Herederos del Marqués de Riscal, S.A., está elaborado a partir de la selección de las mejores uvas de las variedades tempranillo, mazuelo y graciano, procedentes de los viñedos situados en Laguardia y Elciego. Recepcionadas las uvas en bodega cuando estas alcanzan su punto óptimo de madurez, comenzarán los procesos naturales de fermentación alcohólica y fermentación maloláctica, en depósitos de acero inoxidable, donde se efectuarán estas bajo estrechas condiciones de control de temperatura. Efectuados los procesos de fermentación, se introducirá el vino en barricas de roble americano, para su envejecimiento durante un periodo de 18 meses, tras el cual, pasará a botella, para seguir su envejecimiento.

Varietales: 95% tempranillo y 5% mazuelo y graciano

Consumo: Servir a 16º -18º

Envejecimiento: El vino está en su momento óptimo de consumo pero puede evolucionar favorablemente si se mantiene en condiciones óptimas, durante 2 ó 3 años más

75 Opiniones de Marqués de Arienzo Crianza

Vino de color cereza, con destellos atejados, de intensidad media, limpio y brillante. Forma una tenue lágrima que cae lentamente sin tintar la copa.

En nariz le cuesta abrirse, lo primero que aparece es el alcohol, algo de fruta rojo, madera, toques especiados y algo de vainilla..

En boca, sigue ese alcohol, son 13,5 grados, pero da la sensación de más graduación. Entrada suave, algo goloso, mantiene cierta acidez. Los taninos resultan equilibrados. Fruta roja con algo de especias. Postgusto corto.

Un vino correcto, poco más...

A la vista presenta un color picota, con destellos y ribetes con una mezcla de teja y aun algún detalle de violáceos, capa de tipo media a alta.

A la nariz se muestra con una intensidad media a alta, con la fruta de predominio de roja, tostados, especiados y algo de lácteos.

En la boca resulta de entrada con una acidez buena, y los detalles de la madera y la fruta, sin sobresalir pero sin conjuntar.

Bastante largo.
Cata realizada en el aula de Marqués de Riscal.

Coincido con Antonio que tiene toda la estructura de un Reserva.

Bonita botella, etiquetas nuevas, cápsula dorada nueva y buen corcho que sale entero sin ningún problema.

Visual: rojo picota, buena capa, ribete cereza-transparente con ligeros destellos de recuerdos violáceos y, a la vez, atejados (preponderan éstos). Limpio, brillante y con muy buena lágrima. Visual de Reserva más que de Crianza.

Nariz: mucha fruta roja, finas maderas así como tostados, vainilla, coco, algunos lácteos y especiados diversos.

Boca: entrada suave, fácil y golosa, frutal pero a la vez con un fondo de madera final fantástico, la fruta predomina ligeramente sobre la madera pero la madera, de calidad, se hace notar también como en buen clásico. Muy buena acidez. Taninos pulidos pero que todavía pueden pulirse con 1-2 años más en botella. Paso por boca sedoso a clásico de categoría. Final largo con retrogusto y retronasales a fruta roja, madera y especias.

Mucha calidad y magnífica RCP. Todavía con unos años de vida por delante.

PD. Para apreciarlo mejor descorchar al menos 15-20 minutos antes de catar/beber pues al principio la nariz se mostraba algo tímida pero a los 15-20 minutos empieza a abrirse y desplegar todo su potencial.

Catado en el Aula Marqués de Riscal

Un vino con estructura de Reserva.
Una etiqueta que se presenta como una opción muy recomendable dentro de,los crianzas en Rioja, por calidad y precio. Aromas de fruta roja, especias y tostados. 
Equilibrio entre acidez y alcohol, presenta ligera astringencia, por lo que evolucionará en botella hasta su plenitud, presenta buenas maneras.

Desde el pasado octubre encontramos el vino de esta marca elaborado por primera vez por Marques de Riscal (se compró la marca a Pernod Ricard en julio 2010), con lo que la más que centenaria bodega riojana comercializaba un crianza. Se nota el cambio.

Color granate, limpio, brillante, con buena capa y lágrima. En nariz y con buena intensidad, aromas de frutos rojos maduros y los tostados con gran equilibrio, también flores blancas y fruta de hueso, algpo de especias, vainilla, y toques balsámicos. En boca tiene buen ataque, cuerpo medio, frutas y taninos, bien de acidez, correcta estructura y persistencia.

En cata ciega me encantó, y más al saber el precio.

Color picota rubi con borde granate.
Aroma de mediana intensidad a frutos rojos y negros con buena madurez, toques de reducción, flores, especias y frutos licorosos.
En boca es fresco, el paso de boca con buen equilibrio y hasta un poco redondeado, no esta mal la estructura, los taninos dulces, el retronasal con los cortos aromas de la nariz y el final no es largo, pero tiene buena persistencia especiada.
Es un vino con pocas complicaciones, pero que esta hecho para ser bebido con facilidad.

Crianza riojana clásica, capa media notas atejadas, nariz cerrada al principio con notas de reducción, con la aireación aprece fruta madura, cuero, notas animales y especiadas, junto con algunos balsámicos, boca con poco cuerpo, de paso fácil y algo corto y delgado.

Lo dicho, normalito y fuera de mi estilo de vinos, con poco equlibrio y clase, tanto en nariz como en boca.

Cereza con borde afresado , capa media-alta , espejo limpio, sin lagrima.
Nariz media-baja con fruta , fondo de madera y cuero.
Paso por boca con cuerpo medio , sabor medio y acidez excesiva.
Postgusto muy corto

Picota cubierta con menisco en evolución. Capa media.

Nariz parca y no muy intensa, sobre todo de inicio. Le cuesta mucho abrirse. Cuando lo hace, percibo frutas rojas en licor, madera vieja mojada, tapenade, pimienta negra y balsámicos.

En boca está bastante mejor que en nariz. Acariciante, equilibrado, buena acidez.

Postgusto moderado.

Rojo cereza con ribete teja, en nariz me ha costado sacar al principio, pero con el tiempo se aprecian aromas de la madera, regaliz, algo de flores y un cierto toque lácteo. En boca entra suave con untuosidad y alcohol, se aprecia una acidez un poco elevada y unos taninos potentes, que seguro darán una larga vida al vino en la botella.
Es un vino agradable y un poco diferente,por el precio merece bastante la pena probar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar