Marqués de Riscal Reserva 1958
Vino Marqués de Riscal Reserva 1958
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
11,30%
Varietales:
60% Tempranillo, 40% Cabernet Sauvignon
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.5
/
98
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
-
ELABORACIÓN
50 meses de crianza en barricas viejas
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Marqués de Riscal Reserva
OPINIONES
5

Visual:

Color teja con ribete cobrizo y reflejos anaranjados. Capa media.

Olfativa:

En nariz desconcierta su viveza y energía. Gran cantidad de ahumados, balsámicos, hueles el mueble viejo, el cedro, el polvo de un desván, algo de incienso. Vuelves a oler y notas los torrefactos, las especias y una marroquinería finísima. Lo que más me cautiva? Su frescura.

Gustativa:

En boca es viril, fresco, todavía mantiene la fruta, es envolvente, muy elegante, todavía le queda camino por andar porque hay acidez y su paso por boca es fluido y muy persistente.

No soy muy de viejunos pero a joyas así es imposible hacerle ascos ;-)

De color rojizo marronoso de capa media-alta, tapado, muy extraido para su edad y cosecha. Reflejos arananjados, poco brillo, con un poco de precipitado en la base de la botella. Borde estrecho, atejado, muy marcado respecto al menisco.

Poderoso desde el mismo momento de abrirlo, oscuro, abigarrado, contundente en sus formas, con una fuerza poco habitual que choca frontalmente con el perfil clásico del Riscal de su época. Se muestra imbricado en sí mismo, afectado por los tostados de la barrica que se funden con notas torrefactadas, humo, resina, alquitrán, y un deje mineral de fondo a hulla y carbonera fría. La fruta está ahí, licorosa, muy madura, acoplada a las especias ahumadas, pimienta negra, y a un residuo reductivo de cuero curtido, químico y sotobosque.

En boca se muestra más cerca de lo que podríamos esperar: menos brusco, más aposentado. Fino, elegante, fresco, vivo, con una excelente acidez y un matiz térreo y especiado que va ganando en presencia al ir respirando y que le otorgan auténtico brillo. Mantiene un núcleo de fruta licorosa, acídula, de gran calidad, amplificada por notas amargosas a cacao puro y un finísimo toque silvestre, casi mentolado (after-eight). Equilibrado, sabroso, presente, con estilo propio: muy Riscal. Excelente!!

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2015/12/marques-de-riscal-1958-reserva.html

Escribir sobre este vino es una osadia inmensa, de magnitud similar con la que se nos muestra por eso no entiendo aqui de atejdos ni pimientas negras sino de esencia.

En su color no será algo inesperado, y su nariz no la esperaras, te contará como es la tierra donde nació, las manos que lo trabajaron y la filosofia con la que la bodega lo soñó. Te enseñara como elegancia y edad, con lo que merece la pena, va de la mano te ayudará a entender esas cosas en las que nos equivocamos en el "inigualable" Siglo XXI la gente del vino.

La boca a estas alturas ya da igual, estas en su territorio, te ha envuelto sigilosamente, no te has enterado pero estas a su merced y no se muestra altivo sino franco, directo, como fue, como será

Ayer, hoy y siempre

Sin duda pocos vinos levantaron tanta expectación como este 58. 56 años de vida por delante no son moco de pavo. Juzgar una parte de nuestra historia enológica, algo que se hizo antes de que yo naciera es algo poco frecuente así que cualquier comentario queda diluido por el respeto que merece. Teja de medio capa. Nariz delicada, de media intensidad, que comienza con una lógica reducción y da paso a un perfil en el que destacna los toques de trufa, sobre fruta licrosa, cueros finos, delicados especiados, un toque de tabaco inglés y algo de cacao en polvo. En boca se muestra todavía con cierta vitalidad, fresco, bien platado, con un tanino tenue y muy fino, ligeros amargos, cierta materia, largo y con excelente presencia. Un señor vino... con cierto aire bordeles. Constan en la etiqueta las letras RM de Reserva Medoc.

Rojo rubí, ribetes ligeramente atejados, capa media-alta.

Nariz de media intensidad, compleja, con una enorme multitud de capas. Destaca por su importante gama de torrefactos, que van tornando poco a poco en unas frutas licorosas muy maduras, caramelo, ebanistería y mueble viejo, tabacos, animales y marroquinería. Con más aire nos muestra recuerdos de bombón belga, ligeros lácteos y de especias orientales. Nariz profunda y brutalmente elegante.

En boca es un vino equilibrado, fino, sostenido por su excelente acidez. De paso ligero pero con chicha, es largo y profundo en el final que nos deja sensaciones terrosas y especiadas, con un tanino fino y perfectamente integrado y un cierto toque amargoso en posgusto que invita a seguir bebiendo. Buena persistencia. Se puede decir que está un momento perfecto de consumo.

Nos encontramos ante un Riscal de la línea clásica, en una muy buena añada para la casa. Lo que destaca de este vino por encima de todo es su proverbial elegancia, que se encuentra siempre por encima de su potencia. Vino de gran clase, con todavía una cierta presencia frutal, que da gusto beber por su equilibrio en boca. Grandísimo vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar