Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001

Vino Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
7,1

Bodega: Herederos del Marqués de Riscal (Rioja)
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo 85%, 10% Graciano y 5% Otras
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Marqués de Riscal 150 Aniversario ha sido elaborado bajo los estándares de un Gran Reserva. Para ello, Riscal emplea uvas de viñas viejas de mas de 30 años, procedentes tanto de producciones propias, como de cosechas adquiridas a viticultores de la zona de Rioja Alavesa, con los cuales nos une una larga relación en algunos casos incluso de varias generaciones. Tras hacer pasar la vendimia por las mesas de selección, al objeto de eliminar toda la uva que no esté totalmente sana y madura, tendrá lugar la fermentación alcohólica, que se realizará a una temperatura controlada que no sobrepasará los 26º, durando el encubado 14 días. Una vez definida la mezcla para este especial tipo de vino, se inició la crianza en barricas de roble que duró 32 meses, pasando posteriormente a la botella durante 3 años más, completando de esta manera el proceso de maduración y afinamiento de sus taninos, de manera a conseguir un vino redondo a la vez que potente y fácil de beber por el consumidor.

Varietales: Tempranillo 85%, 10% Graciano y 5% Otras

Consumo: Recomendado servir entre 16º y 18ºC

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2009 - 2020.

23 Opiniones de Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario

Botella bordelesa estándar de vidrio muy levemente grueso.

Etiquetado clásico aunque, a la vez, especial de este vino por esta añada 2001 que representaba el 150 Aniversario de la bodega.

Pequeña contraetiqueta con notable información del vino.

Cápsula azul marino claro con el escudo de la bodega e indicación del 150 Aniversario de la bodega en serigrafía negra.

Usamos sacacorchos de láminas para descorchar.

Nos aparece un corcho natural de grandísima calidad, larguísimo (5,5 cm), de buen grosor, hinchado por dentro en vino rojo granate-oscuro. Actualmente, no muy bañado por dentro aunque, en otros tiempos, quizás por algún golpe de calor en el transporte, el vino sí penetró unos cuantos milímetros por unas partes y, por algunas vías, hasta casi el borde del mismo.

Huele espectacularmente bien. Sin defecto alguno.

Sacado de vinoteca a unos 16-17ºC y convenientemente decantado entre 45 minutos y 2 horas y media hasta acabar totalmente con el vino.

Servido en copas de cristal fino, amplias tipo balón.

Visual

Picota oscuro de capa entre media-alta y alta, ribete ya levemente atejado-transparente, limpio (salvo leves posos en la botella y decantador), brillante, de bonita, fina y abundante lágrima de lenta caída.

Muy buen packaging, gran corcho y muy buena visual en un vino de casi 19 años. (9,5)

Nariz

De inicio, de intensidad media-baja que crece con la oxigenación.

Una vez oxigenado tenemos una maravillosa nariz, de alta intensidad y gran complejidad, con abundante fruta negra madura así como también algo de fruta roja madura (pero algo más ácida), especias dulces, regaliz, poderosos balsámico-mentolados, nuez moscada, canela, leve vainilla, pimienta negra, herbáceos de monte bajo, endrinas, recuerdos de hojarasca, desván, clavo, curry, ebanistería, trufa negra, ligeras notas de cantos rodados húmedos, tabaco, caja de puros, laurel, ahumados, levísimas notas cárnicas, un punto de almizcle, torrefactos, sutiles cueros y finas maderas de grandísima calidad que envuelven todo el conjunto.

Gran nariz, equilibrada, elegantísima y con una complejidad enorme con casi 2 décadas de vida.

Olfativa en momento óptimo. (9,55)

Boca

Ataque frutalmente maduro pero aún con mucha frescura, explosivo en la entrada, de gran elegancia y sedosidad, de elevadísima acidez, seco, sabroso, de gran expansividad en boca, muy amplio, densidad media-alta, volumen elevado y envolvente, de gran cuerpo y magnífica estructura.

El paso por boca es maravilloso, aterciopelado, de gran equilibrio y elegancia a raudales, con taninos muy poderosos aún pero tan bien trabajados en bodega y por los años en botella, que están ya suficientemente dulces, redondeados y pulidos para disfrutarlos enormemente. Tiene una ventaja: presenta taninos pulidos pero con mucho nervio y años (mínimo 10 más) de pulido potencial en botella, por lo que podrá disfrutarse, durante la próxima década, el vino solo o con una buena carne roja o guiso contundente que contrarreste dicho tanino.

El final es casi eterno, larguísimo, con fruta roja tostadita y, sobre todo, negra madura ligeramente amargosa, mentolados, especiados, herbáceos y con un fondo tostado de gran roble que deja un retrogusto fabuloso; en vía retronasal reaparecen las especias, el curry, regaliz, la canela, la pimienta negra, el laurel, los balsámicos, el tabaco rubio y de pipa, los ahumados, torrefactos, notas de almizcle, ebanistería y cueros que lo redondean espectacularmente bien.

Brutal boca, maravillosa y de un nivel excepcional ahora mismo. Acidez tremenda. Vinazo (9,8)

El aluvión de descriptores en nariz, en boca, postgusto y retronasal es impresionante y hacen que no se canse uno de beberlo y deleitarse tanto en la olfativa como en degustarlo hasta terminar completamente la botella (hasta la última gota).

Su PVP rondaba, en su día, hace 8-9 años, los 33-35€. Añadas más actuales rondan los 40€.

Yo lo conseguí de un Lote Verema (de los primeros que compré hace ya al menos 8-9 años).

En la actualidad, conseguir un vino de éstos, aparte que ya no hay, si se consigue, es a precios que probablemente no bajen de los 100€ la botella.

A su PVP original, la RCP, pasados casi 20 años es, sencillamente, estratosférica.

Vinazo sin paliativos que acompañó un estupendo arroz de conejo en el día de mi onomástica ;-)

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

  • Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

    Marqués de Riscal Gran Reserva Especial 150 Aniversario 2001, DO Ca Rioja

Un Grande de Rioja que elabora en buenas añadas este tinto conmemorativo. Capa media y tonos que sobre todo en el ribete tienden al marrón, ocre y teja. Nariz deliciosa, compleja y cambiante, clásicamente riojana aunque con un perfil algo más actualizado. Fruta roja, especias como la canela, clavo, curry y pimienta negra, aromas almizclados, trufa, humedad, tabaco, caja de puros, finos cueros, desván y ebanistería, junto a balsámicos regaliz y laurel y un fondo ahumado y café.
En boca es una delicia, puro terciopelo, mantiene el nervio y una acidez que le augura buen futuro ( Aún más si cabe), la fruta es roja y ácida y vuelven todo el batallón de especias y la complejidad nasal, esta vez en boca y por vía retro asad, con un final de bastante longitud.

Tenía este vino en su caja de cartón en mi armario- bodega y me he llevado un buen susto ya que se había enmohecido, por lo que lo he sacado del estuche, limpiado y descorchado, con el temor de que se hubiera estropeado.
Afortunadamente no ha sido así y el vino estaba estupendo.
Color rojo granate, capa media, menisco anaranjado.
Nariz intensa, rica y compleja: tabaco rubio, humo, caja de puros, confitura de higos,...
En boca vivaz, redondo y de largo pos gusto.
Define muy bien lo que entiendo por un Gran Reserva de Rioja, lástima sólo tenía esta botella, en todo caso se puede guardar bastante tiempo más.

Rojo granatoso de ribete atejado y capa media-alta.

Nariz de media intensidad donde aparecen primero notas de cuero, fruta negra de fondo, algarroba, polvo y desván.

Tanino sedoso pero presente, excelente acidez, fresco, sabroso y un puntito salino. Elegante, estilizado y de final medio-largo.

Rojo picota girando hacia las tonalidades amarronadas que son más claras en el ribete; capa alta y bien cubierto.
De compleja e interesante nariz, destaca una notable cantidad de fruta roja acompañada de humedad, pimienta negra, notas olivadas suaves de tapenade y ahumados.
El ataque en boca es fresco pero en el recorrido va adquiriendo cierta calidez. Se muestra potente, con un tanino goloso, envolvente y ligeramente amargo al final. El tacto es esctructurado y combina el regaliz rojo (al principio) con el negro (después). Muy elegante y aterciopelado.

Riscal lo tenía todo para apostar por el lado clásico pero buscó, como la mayoría de las bodegas el perfil "moderno" cuando un señor americano se sintió con fuerzas para decir como debían hacerse lo vinos de una zona con tradición centenaria y unas bodegas debilitadas se sintieron sin fuerzas para enfrentarse a esos postulados. Pese a todo Riscal cuenta en sus botelleros con joyas clásicas de valor incalculable y es que con una historia que se remonta a 1850 esta bodega tiene muchísimo que decir sobre Rioja. Este vino de color granate de buena capa con ribete abierto tiene una nariz interesante, a medio camino entre los clásicos y los modernos muestra un perfil muy fino, con algo de fruta roja confitada, suaves notas de brea, algo de monte bajo. matices especiados y un fondon ligeramente balsámico. En boca tiene buen ataque, un paso cremoso, un tanino vivo, bien engarzado en el cuerpo del vino, buena acidez, atractiva estructura, buenos amarglos, longitud notable y bastante profundidad. Un vino muy atractivo y con buena definición.

Color rojo rubí con ribete rubio de capa media-alta.
La nariz es compleja, asoma algo de fruta negra que rápidamente se integra en notas de cueros, ligeras notas animales, tabacos, ahumados y recuerdos especiados para un conjunto equilibrado y lleno de matices.
En boca resulta sedoso, elegante, equilibrado, con buena acidez, paso estructurado, con buen peso en boca, la buena crianza marca su paso y un final muy largo tras el que aparecen sensaciones de fruta integradas con maderas finas y ricos ahumados.
Muy vivo y con recorrido por delante

De color rojizo grantoso de capa media-alta, oscuro, muy extraído. Reflejos grandinos y anaranjados, brillante, limpio aunque presenta bastante precipitado en la base de la botella. No parece estar filtrado. Borde estrecho, cobrizo.

Desinhibido, abierto, perfumado sacando unos explosivos tonos iniciales a tostados de calidad que recuerdan el café molido, bombón de licor. Va bajando de intensidad y modulándose a un perfil más elegante y fino en el que los ahumados toman el mando junto a toffee, manteca de cacao y un fondo aromático de reducción elegante: cuero, tabaco Virginia, maderas nobles. No para de evolucionar, cada vez más amable, dejando espacio suficiente para que despunte fruta roja jugosa infusionada en suaves balsámicos y una nota de salvia.

En boca parece tenerlo todo: amplitud, mucho peso, estructura, concentración, taninos maduros, casi dulzones, toneladas de fruta, acidez, recorrido... Todo ello grafiteado por una intensa crianza en madera que aún debe acabar de integrarse. No es una novedad pero este vino también necesita que lo guardemos unos añitos más. Entre 5 y 10 le pueden sentar de lujo. Parece que hay fondo para ello. Tiene un estilo que podríamos definir como más "moderno" que tradicional aunque sigue anclado en la Rioja de siempre con detalles de altura.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2015/02/marques-de-riscal-2001-gran-reserva.html

Me recuerda a la vieja y gran Rioja, es más pienso y considero que este vino crecerá y llegara muy lejos, a diferencia de otros vinos más musculosos y bravos.
Que fina expresión de delicada y clara fruta, neta, jugosa, fresca, envuelta en un rico y sabio traje de fina crianza, especiada, de tueste delicado, fondo ahumado, café, moka, un leve y agradable punto animal, especias dulces, canela, regaliz. Y en especial una sutil vainilla, marca un estilo, un saber hacer. Al tiempo salen notas de sotobosque, humus, trufa, maderas envinadas, grosellas, cueros, cassis.

En boca se muestra fresco, vivo y jugoso, da gusto, con una buena carga y presencia frutal, la mascas, es grande,recio. Con un tanino soberbio, de raza, robusto que se va redondeando por efecto de la acidez jugosa, que hace que lo rechupetees una y otra vez. Ricas notas de fina crianza, con impronta, con fuerza, con elegancia. Potencia bien medida, todo en armonía.

Es la segunda vez que tomo este vino, pero de la anterior hace ya tres años.

Ahora es rojo picota / granate, muy cubierto, ribete granate/terracota, lágrima muy lenta y algo teñida.
Nariz a fruta roja muy madura, hierbas aromáticas.
Entrada y paso enérgicos, amargos, muy ricos, a la vez suaves, acidez perfecta y posgusto largo a higos secos y orejones.
Domina la presencia de madera y sabores muy clásicos a fruta computada, vainilla.
Noto un levísimo recuerdo a humedad que baja un punto todo el edificio y lo noté el primer día, pero sobre todo al día siguiente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar