Arienzo de Marques de Riscal  2015

Vino Arienzo de Marques de Riscal 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
7,2

Bodega: Herederos del Marqués de Riscal (Rioja)
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,20%
Varietales: Tempranillo 90%, graciano 5%, mazuelo 5%
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Fermentación alcohólica y fermentación maloláctica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperaturas. Después el vino se introducirá en barricas de roble americano para su envejecimiento. Crianza de 16 meses, tras este periodo pasará a botella para su refinamiento.

Varietales: Tempranillo 90%, graciano 5%, mazuelo 5%

62 Opiniones de Arienzo de Marques de Riscal 2015

Rojo cereza de capa alta y ribete granate. Nariz limpia al primer golpe, con media intensidad desarrolla aromas de frutos del bosque y recuerdos de cacahuetes, notas de laurel y eucalipto, matices de depósito metálico con un fondo algo alcohólico. Tiene un carácter balsámico, mentolado y los aromas de la crianza tienden a desaparecer. En boca es de ataque suave y a la vez potente, entiendo que por la graduación ya que en nariz me da ese toquecito etílico algo desencajado que también se posa en el posgusto / retronasal. En el paso traslada la fruta más pocha sobre matices vegetales lo que le da cierto amargor y menor estructura tánica, dotándolo de cierta ligereza sápida y vegetal. Una marca entrañable, antiguamente de Bodegas Domecq Rioja ( Marqués de Arienzo ) y que llegó a tener su lugar en el mercado de vinos reconocidos de Rioja en la década de 1980, sobre todo en Andalucía ( Cádiz ). El uso de maderas más nuevas cambiaría el perfil de este vino, al igual que el coupage definitivo de los mismos ( creo ).

Tomado en una fiesta concierto con tapas, algo potente de color rojo picota muy intenso. En nariz aromas a hierbas, pero he notado poca fruta. En boca ya he dicho que es muy potente, notas de madera, taninos presentes. Demasiado volumen para mi gusto. 

No esperaba ningún vino asombroso pero eso sí, algo decente de un casa con tanto renombre como Marqúes de Riscal. El color fue sorprendentemente marrón. Nariz un poco oxidado, algo de roble viejo y notas especiadas. En boca muy pulido pero poca fruta. Un vino bien equilibrado pero pareció que tenía 10 años. Es posible que esta botella haya sido mal tratado a lo largo de su vida, pero la probé en una tienda de vinos de confianza. Nada especial.

Picota de buena capa y buena intensidad aromática, agradable y frutal donde predominan frutos rojos entremezclados con notas de crianza, especias dulces. En boca resulta fresco y bastante agradable, frutal y sin complicación en el trago, bastante largo.

Y lo prometido es deuda. Al llegar de Ecuador a mi casa de Benicasim me dispongo a cumplir con mis obligaciones y realizar las valoraciones de algunas botellas recibidas para realizar catas virtuales y ésta es una de ellas. Como siempre digo en estos casos, más vale tarde que nunca. Abrimos la botella y dejamos respirar por espacio de 30 minutos. Imagen sobria y moderna con letras grabadas directamente en la botella, sobresaliendo esa "A" con sombra incluida en otro tono de rojo. El tapón correcto, largo, bastante compacto y tintado 1 mm desde su base. Servimos a 15°C.

VISUAL: De color rojo rubí cardenalicio de capa media con un amplio ribete violáceo. Presenta un buen brillo y su lágrima es escasa, lenta y gruesa (84).

OLFATIVA: A copa parada encontramos mucha fruta fresca , fresa y frambuesa. Con el líquido en agitación asoman especiados de canela y vainilla, notas herbáceas de ajedrea y tomillo y ligeros apuntes terciarios a tabaco de liar, ebanistería fina y roble. De intensidad media-baja, un poco parco en aromas, quizás a 15°C está demasiado  frío... (84).

GUSTATIVA: Se presenta fresco, con una acidez correcta y con los taninos muy mulliditos. Amable y lácteo en su paso por boca, en muy buen momento de consumo sin duda. Retronasal con fruta roja, notas de hierba fresca y apuntes amaderados fruto de su crianza. De verdad que está sensacional en boca, elegante y equilibrado con un post-gusto frutoso e incluso golosón con matices que nos recuerdan a las chuches de fresa. Persistencia de un minuto y 30 segundos, nada mal para un crianza aunque con 16 meses de barrica se acerca mucho a un reserva. Repito, creo que está en su clímax, redondeadito, con mucha frescura y tremendamente amable. Tiene el tacto de un viejuno casi, como a mi me gusta (89).

La RCP la considero muy buena. Vinos con tantos meses de barrica y por debajo de los 8 euros no hay tantos.

MARIDAJE: Nos tomamos este vinito con unas chuletitas de cordero para cenar, a pelo. Exquisita combinación con este tipo de carne, pues su marcado aporte graso queda perfectamente equilibrado con el carácter fresco y frutal de nuestro vino. 

Agradecer de todo corazón a la bodega y a Verema su gentileza por este detallazo. Un placer contribuir e intentar sumar.

Salud-os!!

Color rojo picota de capa media alta.

    En nariz en principio anda tímido con notas de fruta roja y negra como fresa, ciruelas y cerezas con una presencia interesante de las notas de crianza, cacaos, ahumados, cremosos, especias, se va aireando y también aparece regaliz, más ebanistería.

   En boca tiene una entrada fresca, es carnoso, aunque el tanino anda tieso en estos momentos, la fruta esta presente con notas parejas a las mostradas en nariz, fondo ligeramente torrefacto de cacao y especiado. Final balsámico.

Sin ser un mal vino, reconozco que no es mi estilo.

Aspecto limpio y brillante.

Color rojo picota intenso, con ribete granatoso poco evolucionado.

En nariz intensidad media. Notas a crianza en primera fase olfativa. A medida que se va abriendo notas frescas, herbáceo. No destaca la fruta.

En boca entrada potente. Vino con volumen. Notas de la madera muy presentes. Ligera tanicidad que gusta. Vino goloso que invita a beber.

Botella clásica, con impresión  de la etiqueta sobre el propio vidrio, muy moderno y original. Buen corcho.

Visualmente color picota, capa media, limpio, brillante, glicérico, con lágrima abundante fina. Ribete grana 

En nariz intensidad media, con fruta negra madura y especias predominantes sobre la fruta (clavo, pimienta), toques de vainilla y cacao.

En boca buena entrada, acidez correcta, goloso y amplio, con taninos presentes y algo astringentes. Fruta en boca y amargor final largo. 

Completo tinto del Marques de Riscal, moderno y apetecible.

Innovación de un clásico, que incluye una botella con etiqueta grabada en color rojo y negro dando toque de modernidad.

Color rojo picota, capa media-alta, glicérido.

En nariz fruta madura, balsámicos, vainilla.

En boca buena ataque con una acidez equilibrada, sedoso, fruta madura 

Recibida con retraso la botella y sin posibilidad de participar en la cata virtual, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de realizar la nota de cata de este vino. La botella es atractiva y llama la atención, disponiendo de información suficiente. A la vista tiene un color rojo picota con ribete violáceo y capa media alta, es limpio y brillante. En nariz destacan las frutas rojas, con notas especiadas de vainilla.

Buena frescura y acidez perfectamente integrada, que invitan a beber, es elegante, con la fruta presente y un tanino muy suave que lo hace un vino fácil de beber.

Muchas gracias a Verema y a Marqués de Riscal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar