Señor de Sirera Blanco Selección Barricas 2004

Vino Señor de Sirera Blanco Selección Barricas 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
85
Puntuación Media:
7,1
Calidad-precio:
-

Bodega: Viñedos Heretat de Cesilia
D.O./Zona: Sin D.O. - Com. Valenciana
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: Albariño (90%) y Chardonnay (10%)
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: criado en barricas de roble francés y de países del este. Embotellado en mayo de 2005.

Varietales: Albariño (90%) y Chardonnay (10%)

49 Opiniones de Señor de Sirera Blanco Selección Barricas

Nos reservamos el comentario para después de la Cata Virtual

Amarillo dorado con reflejos verdosos, limpio, brillante y con una lágrima muy homogénea.

En nariz presenta marcados aromas de manzana y notas de melocotón. También se presentan notas avainilladas. Con el aumento de temperatura, presenta notas herbáceas y muy de fondo hidrocarburos.

En boca se muestra glicérico, con una buena acidez y un leve amargor que resulta agradable. En el retrogusto vuelven los tostados y avainillados.

Vino con buen cuerpo y agradable de tomar. Buen ensamblaje con quesos y carnes blancas.

Color amarillo con menisco alimonado. Limpio y brillante. Lágrima densa.
En nariz aromas a orejones, manzanilla, tostados (madera), vainilla y notas de flor de azahar.
En boca se muestra untuoso, elegante, con buen ataque y acidez. Retronasal marcada por la fruta amarilla y la madera, con un ligero amargor final que no desagrada.

Color amarillo pajizo con ligeros ribetes verdes con una limpidez y un brillo muy buenos.
En nariz, predominan las maderas dejando casi ausente la albariño. Ligeros toques a compota o manzanas asadas.
Em Boca, buén paso, ligero pero un poco plano.
Un vino facil de beber pero sin mucha historia. (correcto)

Color pajizo con reflejos ligeramente verdosos.
Nariz de intensidad leve, ponderando madera sobre fondos pastel y recuerdos a fruta estival -higos, melocotón...-.
Paso por boca ligero y de poca consistencia, aunque de final denso que lo descompensa. Mucha madera.
Etiqueta simple (que no sencilla).

Color amarillo dorado con reflejos verdosos. En nariz se perciben aromas herbáceos (hinojo, mentolados), ahumados de la madera y la fruta permanece bastante oculta, apareciendo tímidamente fruta blanca de hueso (melocotón). En boca está bastante falto de acidez. Denota cierta dulcedumbre y resulta bastante corto, hasta el punto de "perderse" después de un rato abierto. Muy discreto.

De color marillo dorado con destellos verdosos. Nariz con aromas a membrillo, piña, ahumados y pastelería. En boca se muestra sabroso, corto de acidez, graso y con retronasal tostado, algo corto. Muy agradable.

La presentación de la etiqueta nos pareció sencilla pero correcta y representa lo que lleva dentro.
Un vino amarillo pálido con reflejos verdosos, brillante y limpio. Tiene muy buena entrada en boca, que resulta suave y aterciopelado pero con personalidad. Aunque los blancos no son mis preferidos, resulta recomendable, sobre todo en estos meses de verano con tanto calor. En definitiva, un vino muy correcto.

Botella bien, etiqueta un poco sosa con falta de informaciòn, corcho normal con algo de cristales.
A la vista: color amarillo pajizo claro, transparente, lagrima escasa.
Fase olfativa: domina la madera, notas de melocoton maduro vainilla y compota de manzana.
Fase gustativa: Entrada untuosa que desaparece al poco rato,a 9 ºC no se nota mucho el alcohol, pero una vez sube de graduacion, incide bastante en la primera impresion, toques herbaceos, en general bastante corto.
Postgusto: Ligeramente amargo que desaparece.
Relacion c/p un pelin caro, creo que seria un vino de 6 euros.

Presentacion muy seria, falta de informacion sobre el tipo de uva, para mi importante.
Color muy bonito, amarillo pajizo, no muy palido, con toques verdosos, agradable a la vista.
Nariz. Madera, demasiada, esconde el frescor del albariño, aunque al final de la cata se apreciaban notas de vainilla.
En boca lo primero que destaca es su untuosidad, es espeso i da a pensar que sera largo pero se acaba pronto, la madera continua siendo la protagonista, de todos modos no es para menospreciar, se trata de una manera diferente de presentar un vino que puede o no gustar pero no deja indiferente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar