Ad Gaude 2003
Vino Ad Gaude 2003
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
70% monastrell, 15% syrah y 15% petit verdot
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.38
/
92
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
4,0
ELABORACIÓN
16 meses en barricas nuevas de roble francés (80%) y de países del Este (20%)
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Ad Gaude
OPINIONES
12

Picota granatoso. Nariz de buena intensidad, con personalidad, con volumen, buena expresión frutal, notas frescas y algunos tostados. En boca tiene buen ataque, notable amargosidad, buena acidez, ligero y con buen recorrido.

Picota violáceo. Nariz de buena intensidad, madura y extraída, bastante especiada y con notable presencia de la fruta negra en sazón. En boca reuslta tánico, con unos taninos marcados, con ciertas aristas, pero dulces y carnosos, secante, con buen recorrido, buena acidez y notable recorrido. Sabroso y consistente.

Excelente la evolución de este tinto Alicantino, un vino en pleno proceso de evolución, mostrando la cara más amable de la calidez.

La fruta negra conforma su esencia, toques y puntas muy maduras de compota, aportadas por la pv, donde la syrah le otorga el toque juvenil, y ligeramente floral, aunque la esencia es mediterránea, repleta de sol, una monastrell con rasgos vegetales y un toque balsámico que refresca en boca, con taninos maduros y nobles, aún por terminar su proceso de redondez, donde se perciben ligeras notas amargas en su vinal. Un tinto muy equilibrado y placentero, a la vez que estructurado.

En copa presentó capa alta, muy alta y borde cereza oscuro. En nariz muestra fruta madura, es cremoso, con notas lácteas, vainilla y tostados cremosos. En boca posee taninos pulidos y cremosos, es largo, denso, ligeramente cálido y con cierta potencia. De nuevo la fruta madura surge en boca.

Su presentación, en elegante y singular botella.
Aspecto brillante, capa alta, color rojo picota.
Muy expresivo e intenso en naríz, destaca la fruta pansificada, aromas a sándalo, vainilla, canela, cacao, algarrobas, heno. Resumiendo: aromas cálidos.
Buen paso por boca, cálido, sabroso, con personalidad, taninos amables, aterciopelados, con final algo secante.
postgusto largo.
Quintaesencia del Mediterráneo. -"Personalmente, evoca a mi infancia.".
En resumen: muestra el buen hacer del enólogo de esta bodega.

Catado meses después aunque me sigue pareciendo un buen vino, creo que el precio no se justifica. Su hermano "Heretat" me parece un vino con mucho mejor futuro

Visual: Picota violáceo.
Nariz: Buena intensidad, especiada y mucha fruta negra madura.
Boca: Taninos marcados, pero dulces y carnosos, un poco secante, con buen recorrido y buena acidez.
Promete

Que bonita presentación la de este vino. También es de agradecer que dentro de esa bella botella se esconda uno de los caldos más singulares que me he echado al gaznate.
El coupage original de la dulzona Monastrell, junto con la aromática Syrah y el nervio de un 15% de Petit Verdot lo hacen merecedor de aplausos cuando lo llevamos a nariz con esas notas pulidas de fruta madura con finos toques de buena madera y especias.
Su entrada en boca es terciopelo raso con buen nivel de acidez que hace que se funda en el paladar dejando una sensación cremosa y armónica.
Un gran vino para una velada romántica.

Vista: Bonito color rojo picota de ribete grantate algo evolucionado. Muy glicérico y de lágrima densa.
Nariz: De intensidad alta, franca y compleja. Un aroma goloso en el que se combinan la fruta negra madura, recuerdos florales, balsámicos, regaliz, especias, tostados de una madera perfectamente integrada y un final de carbón vegetal.
Boca: Entrada algo golosa, de buena intensidad que evoluciona llenando la boca de un vino redondo, balsámico, goloso, corpóreo, sabros, pleno de sensaciones y expresividad. El tanino está presente aunque ya bien pulido y dulce. Buena acidez, fresca y que compensa perfectamente los 14,5 grados de alcohol que casi pasan desapercibidos. Final largo de agradable persistencia.
Para mi una de las mejores elaboraciones de Monastrell. Un gran vino en sí, que me ha hecho disfrutar; creo que es sin duda un vino muy recomendable. Su precio, alrededor de 16,8 euros.

Picota granatoso. La nariz tiene buena intensidad y bastante personalidad, con notas tostadas, algo de fruta roja y un fondo balsámico. En boca es amargoso, con buena acidez, ligero y con notable recorrido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar