Pago de Carraovejas Reserva 2005
Vino Pago de Carraovejas Reserva 2005
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Tinta Fina 78%, Cabernet Sauvignon 20% y Merlot 2%.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.19
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
6,8
ELABORACIÓN
Ha tenido una crianza de 12 meses en barrica nueva de roble francés y americano. Ha sido clarificado con clara de huevo natural y fue embotellado en mayo de 2007.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Pago de Carraovejas Reserva
OPINIONES
19

Corcho de buena longitud (4,9 cm) y muy buena calidad, bien hinchado por el interior y apenas bañado en vino rojo picota 1-2 mm.

Extraído con sacacorchos de láminas para evitar problemas (y sale perfecto). Parece el corcho de un vino de 2014-2015. Huele muy bien.

Decantamos como 30-45 minutos antes de su consumo.

Visual

Picota oscuro de capa muy alta, ribete entre granate-transparente y leves atejados, fina lágrima, abundante, de lenta caída.

Me sorprende pues parece más joven que la botella que tomé hace 6 meses. (9,5)

Nariz

De gran intensidad, con fruta negra madura en sazón, leve fruta roja madura, poderosos ahumados, especias dulces, regaliz, pimienta negra, tabaco, vainilla, toques cremosos, sotobosque, mentolado-balsámicos potentes, tostados de maderas de gran calidad, cacao y chocolate negro, tinta china y un puntito de vegetalidad levísimo que le aporta complejidad.

Pepinazo en nariz. La olfativa a unos 17-18ºC es tremenda. (9,3)

Boca

Ataque poderoso y sedoso a la vez, de gran amplitud y contundencia en boca, seco, con fruta muy madura, elevado volumen, muy buena densidad, excelente cuerpo y magnífica estructura.

El paso por boca es espectacular, graso, de cierta untuosidad, muy equilibrado, de gran definición, con calidez pero frescura a la vez, con un paso por boca enorme, poderoso y adictivo. El alcohol está perfectamente integrado y sus 15% no se notan.

Taninos espectaculares, de terciopelo, una pasada. Brutal.

Final enorme, de grandísima persistencia, con fruta negra madura levemente amargosa, vainilla, coco, especias, chocolate negro, hierbas de monte, balsámicos y un fondo tostado de madera de gran calidad que lo redondea fabulosamente bien tanto en retrogusto ccomo en retronasal (donde destacan toques de tabaco rubio y leves cueros).

La boca es brutal y con 15 años está en un momento estratosférico. (9,7)

Aunque no era un vino económico, me salió bastante bien de precio respecto a su PVP normal y, viendo el resultado con los años, creo que tiene una muy buena RCP en una añada que, con el paso de los años, se está demostrando excepcional.

Botella bordelesa con etiquetado de fondo blanco característico del Reserva de Carraovejas de esta época.

Cápsula negra de buena calidad que sale a presión con la misma mano. El corcho que se vislumbra con 2005 en su parte externa tiene buen aspecto. Vemos por dentro no muy bañado éste en vino.

Extraemos con sacacorchos de 2 tiempos a pesar de su edad (casi 15 años y con casi 13 en botella). El corcho sale perfectamente. Es de gran calidad pero no muy largo para lo esperable de un vino de este nivel. Bañado hasta apenas 1 cm o menos en vino rojo granatoso muy oscuro casi picota. Huele muy bien.

La botella fue sacada de vinoteca a 14ºC y abierta entre 1-2 horas antes de disfrutarla. Sin decantación en este caso (pues el vino se sirvió en una copa y era intenso y no estaba muy reducido, por lo que optamos en usar la botella de decantador con una copa menos en ella).

Visual

Picota oscuro de capa muy alta, ribete atejado-transparente con leves destellos aún granates, lágrima fina y abundante, bonita, densa y de lenta caída.

Espectacular visual a sus casi 15 años. (9,2)

Nariz

De alto voltaje, intensidad muy elevada tanto a copa parada como movida; frutos negros maduros prácticamente en sazón, algo de fruta roja madura, regaliz, ahumados, notas cremosas (crema pastelera), tabaco rubio, pimienta negra, vainilla, herbáceos de monte bajo, balsámico-mentolados poderosos, un fondo de maderas muy bien integradas, chocolate negro y cacao junto a un sutil punto vegetal de pimiento rojo asado muy interesante (cuando la pirazina, en su justa medida, es virtud).

Gran nariz: intenso, complejo y muy bien definido. Una pasada. (9,25)

Boca

Ataque muy potente y contundente, frutalmente maduro, seco, de gran volumen y densidad, de gran cuerpo y espectacular estructura.

Paso por boca muy equilibrado, redondo y muy bien compensado, cremoso, con un ligero punto lácteo leve, cálido y maduro pero, a la vez, fresco, fluido, con buena acidez y que se bebe con mucha más facilidad de la que cabría esperar, a priori, de un Ribera del Duero Reserva con 15% de volumen alcohólico. 

Los taninos son poderosos, crujientes y aún muy presentes pero, a la vez, parecen de terciopelo, sedosos, dulces y pulidos.

El final es larguísimo, casi eterno, de gran persistencia, con fruta negra madura ligeramente amargosa, con cacao, coco, vainilla, herbáceos, mentolados y un leve punto vegetal que lo redondean, en global, fantásticamente bien. En vía retronasal, además, tenemos notas de chocolate amargo, recuerdos de tabaco rubio, balsámicos y sutiles cueros que lo redondean maravillosamente bien.

Gran boca la de este vino a sus 15 años que, una vez más, con la aireación gana muchísimo (está mucho mejor a las 2 horas de abierto que recién abierto). Grande la evolución en botella que ha tenido en estos casi 13 años encerrado en ella (embotellado en mayo de 2007). Una pasada. Se masca, se saborea y, a pesar de su peso, volumen y contundencia, no es para nada pesado, al revés, invita continuamente a otro trago. (9,5)

Me costó, en su día  (en 2011), de oferta, a 33€/botella (cuando su PVP normal rondaba los 40-48€ siendo el PVP medio de 45€).

Aunque su PVP no era bajo, la verdad es que su calidad y la evolución que ha tenido, es incuestionable. Gran vino de muy buena RCP visto el paso de los años.

Puede aguantar perfectamente 5 años más pero creo que está ya en su fase de madurez óptima.

Me queda otra botella más a la que no creo tardar muchos meses en dar matarile (pues, como comento, está para tomar ya y en un momento de disfrute excepcional).

Esta botella fue un regalazo de mi buen amigo Juan Ibáñez, junto con un Don Miguel 2009 de bodegas Comenge. Me quiere llevar al lado oscuro de los "Riberas", je,je... La verdad es que ambos han resultado ser dos vinazos espectaculares, excelente elección amigo!. Abrimos la botella 1 hora antes de la cata y lo servimos a 17°C. El tapón en perfecto estado.

VISUAL: Viste de un rojo picota de capa muy alta con el ribete granate. La lágrima es muy abundante, densa, fina y totalmente transparente.

OLFATIVA: En nariz impresiona realmente, de alta intensidad, oliéndose a metros de distancia y envolviendo toda la estancia con su aroma. A copa parada predomina la fruta roja muy madura, grosellas y moras dominando el conjunto. Al agitar se muestra la madera, el roble muy marcado en primer término apareciendo al rato múltiples notas adyacentes, regaliz de palo, ahumados de turba...unos especiados de vainilla y pimienta negra, deliciosos herbáceos de orégano y hierbabuena...y sigue el desfile... notas vegetales de pimientos rojos asados, recuerdos de tabaco, cacao y refresco de cola...un no parar. Portentoso bouquet, riquísimo en matices y perfectamente estructurado. La cabernet y esa pizca de Merlot le confieren una riqueza aromática digna de mención. Para estar con la "tocha" metida durante horas y disfrutarlo de lo lindo. Una delicia.

GUSTATIVA: En boca es POESÍA en mayúsculas, terciopelo, pura seda y armonía. Vino cremoso, lácteo y redondo donde los haya, con una acidez marcada que lo vertebra magníficamente y con los taninos casi pulidos, pero presentes. Todo está equilibrado, esa cremosidad, la acidez, la madera con la fruta, incluso el elevado grado alcohólico (15%) muy bien disimulado. Al llegar al retronasal apreciamos notas muy claras de cacao, coco y aromas de cueros y tabaco de pipa, así como un curioso recuerdo al pan negro de centeno. De persistencia de mas de 2 minutos. Menudo vinazo, si en nariz era sensacional, en boca es sublime. Voy a volver a dar una nota de sobresaliente alto a un Ribera, pero es que no se merece menos.

La RCP la dejo en blanco pues como dije fue un regalo.

Para hacerle un poco de fiesta, lo maridamos con un suculento arroz caldoso de cordero...ummmhhh, que rico estaba todo y que pedazo de vino que acabamos de tomarnos...Gracias Juan, mil gracias por estas dos joyas que tanto he disfrutado!!. (Adjunto fotos en comentarios)

Gran corcho, poco bañado en vino para sus casi 9 años (embotellado desde hace 7, Mayo de 2007).

Visual: rojo picota intenso de capa alta con ribete cereza-transparente sin signos de agotamiento, buena lágrima, limpio y brillante.

Nariz: muy expresivo desde el inicio, potente, intenso, complejo, fruta negra madura, lácteos, especiados, balsámicos, tostados y maderas finas de calidad, tabaco rubio, torrefactos, cacao, cedro... muy complejo.

Boca: entrada poderosa, amplia, golosa, terciopelo puro, rico. Paso por boca redondo, con taninos presentes pero dulces y delicados. Se mastican las uvas en equilibrio con la madera. La estructura es brutal, de gran vino. Muchísimo equilibrio. Acidez brutal, por eso los 15º de alcohol no se perciben como tales. Paso por boca delicioso. Final largo, con postgusto a fruta negra, cacao, café torrefacto, tabaco rubio, maderas, especias y balsámicos maravilloso (todo muy sutil y en perfecto equilibrio) que quedan reflejados en la retronasal.

Gran vino Ribera Reserva de corte moderno, de precio un poco elevado pero, en cualquier caso, un gran vino con años de vida todavía en botella (mínimo 10 años más si se conserva con mimo).

Rojo picota de capa alta, ribete granatoso, abundante lágrima.

En nariz vainillas, muchas especias, fruta roja madura, balsámicos, tostados y canela.

En boca tiene buen ataque, paso elegante, ligeramente cálido, especiado, tanino maduro, buen final con notas dulces y amargas dejando recuerdos especiados.

Muy bien, licorizados y frutita madura y un poquito de floral al final que agrada. Es persistente. Buen final.

Para celebrar el fin de año por todo lo alto elección de este buen vino para acompañar unas espaldas de cabrito al horno.
De color rojo picota elegante con ciertos reflejos atejados.
En nariz fruta roja y toques balsámicos. Quizás porque no decantamos se queda un poco corto pero dejó adivinar lo que nos perdimos. Mea culpa.
En boca vino amplio, compacto, sin asperezas. Final largo con buen equilibrio dulce-amargo. Un disfrute.

Tonos y ribete rojo picota de capa alta. En nariz frutas negras maduras, floral y suaves tostados. Buena lagrima y algo tintada.
En boca una muy buena entrada, potente, redondo, con mucha fruta negra madura, finisimos tostados y toques balsamicos.
Un vino largo, con unos taninos perfectos, perfecta acidez y un buen retrogusto.

estaba muy bien pero no me parecio superior al del 2004.

Aromas de cerezas y bayas maceradas en licores, buena boca, deja profunda sensacion de vino opulento, buen paso, denso, agradable...Ha salido muy bien. Quedan botellas...

Impresionante este vinazo el que he tenido el palcer de degustar hoy.

Rojo picota intenso capa alta ribete granate , lagrima muy densa aunque no tinta la copa.

En nariz es un espéctaculo la expresividad que posee, que alarde de aromas que se aprecian nada más descorchar la botella.

Tras 1 hora de decantado, apreciamos la excelente fruta negra muy madura con toques lácteos, frutas del bosque, yogur, moras, arándanos, ciruelos, en perfecta armonía con los tostados y el roble de calidad. Nariz muy compleja y llena de matices, a la vez que fresca gracias a los bálsamicos y mentolados. También se aprecian noras de tabaco , cacaos y de café.

En boca no se queda atrás , hace su acto de presencia con potencia, sin contemplaciones, mucho cuerpo, vino amplísimo en boca, carnoso, casi masticable, pero su paso por el paladar es sedoso y aterciopelado. Vino redondo, taninos dulces y sedosos.

Largo, largo y persistente. Postgusto afrutado, como estar comiendo fruta madura durante un buen rato.

Tengo que dar las gracias a un conocido y amigo veremero que fue quien me regaló esta botella.

Lo dicho amigo mil gracias por este regalo que tan agradable comida me ha brindado, así que muchas gracias y felicidades padrazo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar