Pago de Carraovejas El Anejón 2009

Vino Pago de Carraovejas El Anejón 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,0
Calidad-precio:
6,5

Bodega: Pago de Carraovejas
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tinta fina, Cabernet Sauvignon y Merlot
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas se despalillaron y maceraron posteriormente en frío. El mosto fermentó a temperatura controlada y se crió en barricas de roble francés durante 12 meses.

Varietales: Tinta fina, Cabernet Sauvignon y Merlot

Consumo: Temperatura de servicio de 14 a 16 ºC. Recomendamos decantar.

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2012 - 2028.

11 Opiniones de Pago de Carraovejas El Anejón

Color picota de capa alta. En nariz tiene un punto de fruta negra madura, un recuerdo goloso, tostados, regaliz, especias muy finas, pimiento verde y notas minerales. En boca el vino es elegante, muy fino y equilibrado, con el tanino integrado que da un tacto cremoso y un fondo picante.

Color rojo picota de capa alta con ribete granate.
En nariz presenta un punto dulce de fruta negra madura, de regaliz negro, notas tostadas, con un punto mineral de carbón, de goma de borrar, de vegetales verdes, caja de puros y tabaco de pipa.
En boca tiene una entrada potente, amplio, carnoso, tanino vivo pero bien integrado y un tacto terroso. Deja una sensación ligeramente picante y un final amargoso que lo hace más serio.

Color rojo picota de capa alta con ribete granats. Limpio.
Nariz de alta intensidad con inicio de notas reductivas, por lo que se ha decantado. Ha empezado a demostrar gran complejidad, apareciendo fruta roja en sazón, especias dulces, notas de chocolate, sotobosque e hierbas aromáticas, de final suavemente balsámico. Grande. 
En boca se nos muestra sabroso, entrada frutosa marcada, fresco, denso, excelente cuerpo con taninos maduros, dejando un final donde aparece el cedro y las notas tostadas de larga persistencia. 

Picota con ribete ligeramente granatoso. Capa media-alta. Lágrima lenta que tiñe ligeramente la copa.

Buena intensidad. Balsámicos, sotobosque, fruta roja y negra en licor, caja de puros, notas de café y flores azules.

Buen ataque. Sedoso, elegante, afrutado, buena acidez. Muy buena amplitud. Post-gusto largo afrutado con notas de madera.

No lo conocía cuando lo caté y me dio la impresión de que era la gama baja de la bodega...

Aroma concentrado, el vino se mira para adentro, potencia alcohólica, fruta madura, le cuesta abrirse aunque no es impenetrable. Le doy espacio y que gozada cuando se abre, surge un bosque ante nosotros, la hojarasca y sus frutos, carbón mineral, humo. Surgen unas notas animales de carne o embutido, levadura de pan y cera.

El vino en la boca es untuoso, glicérico, hay un fino alcohol, que le da un punto cálido, el tanino vivo y presente, aunque grato, con nervio, vertebra y da cuerpo, es un vino amplio, de muchos espectros, de muchas caras. La madera esta al abrigo del vino, le da cremosidad, dulzor y notas especiadas. El vino gana en la boca se expresa al segundo, no te cansas, gozas, vives.

Catado durante el Encuentro Verema.

Vino color picota madura con ribete amoratado, capa media alta, limpio, brillante y lágrima fina y levemente tintada.
En nariz con buena intensidad, a copa parada, notas de pimienta y fruta negra, para ir abriendose hacia notas de cedro, monte bajo, fruta roja madura y tostados de menos a mas, con expresión y gran definición, tremenda personalidad y perfecta integración tostados y fruta, con un final de arandano maduro y café.
El paso por boca, potente, con cuerpo, carnoso, con volumen, amplio, complejo, muy afrutado, tanto fruta roja como negra, buena acidez, equilibrado y un tanino, potente, terroso y maduro. Un vinazo.
Retronasal, afrutada.
Postgusto, largo y muy bueno.

Un vino que siempre que la economía lo permite es de los elegidos para momentos especiales ya que su alta calidad y las sensaciones vividas con anterioridad lo hacen más especial.

Esta vez estaba aún más joven, menisco más violáceo, con más sensaciones de fruta en nariz con notas lácteas, buenos tostados y más especiado.
En boca hay fruta madura de forma predominante, manteniendo una buena acidez en boca con un punto goloso maduro y aterciopelado.

Un vino hecho en grandes tinas de madera de roble 100% francés con especial selección de grano extrafino del centro de Francia y hecho de forma separadas las variedades. El coupage fue de aumento de la tempranillo (93%), con algo de Cabernet Sauvignon (6%) y un detalle de Merlot (si llega al 1%)

Catado en el salon Peñin 2013, un año después, las sensaciones buenas son las mismas pero ha ganado en profundidad, en estabilidad sin perder potencia.
Está en plena forma. Su único pero es el precio, pero es lo que hay.

Muy conmemorativo de los 25 años de la bodega, con un buen vino para celebrarlo.Es un vino complejo, interesante, bien elaborado con todas las buenas características de Ribera.
Está ya en buen momento para tomarlo aunque también estaría bien tras unos pocos años de botella.
Un vino para ir sobre seguro. Quizás la diferencia de precio con su hermano pequeño sea demasiado alta, pero ya pequeños saltos de calidad cuesta mucho esfuerzo económico.
Catado en el Encuentro Peñin 2012, me pareció uno de los mejores del momento. A 70-75€.

Poderoso y expresivo , en nariz y en boca. Tiene el riesgo de decepcionar a los amantes de los Ribera clásicos y a los que buscamos algo difrenrente , un gran vino de Ribera, complejo. En nariz se muestra al inicio mineral, frutal, almibarado, con tostados d emadera nueva y de calidad. En boca es goloso, potente, estructurado, cárnico. Un buen vino caro

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar