Bodega Pago de Carraovejas

Teléfono

País: España

D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero

Distribuidores: Vila Viniteca, Casvi Exclusivas

Localidad: 47300 Peñafiel (Valladolid)

Dirección: Camino de Carraovejas, s/n

Viñedo: 200 Ha.

Primera Estrella Michelín para el Restaurante Ambivium

Con una propuesta gastronómica única en España basada en una experiencia en torno al vino, Restaurante Ambivium entra en el prestigioso grupo de restaurantes con Estrella Michelin tras algo más de tres años de trabajo y determinación desde su apertura en marzo de 2017. Restaurante Ambivium suma este reconocimiento a una notable lista de prestigiosos galardones entre los que destaca su primer Sol Repsol, recibido el pasado febrero; el premio Verema al `Restaurante con Mejor Servicio del Vino'; el premio a la ‘Mejor Carta de Vinos’ en los IWC Merchant Awards; o la distinción a ‘Mejor Restaurante de Castilla y León’ por la Academia de Gastronomía, ambos en 2019.

Restaurante Ambivium ha recibido el 14 de diciembre su primera Estrella...

Entrega de los Premios Verema 2019

El jueves 27 de febrero realizamos el acto de entrega de los Premios Verema 2019 y Premios Foreros Verema 2019 a todos los ganadores. El sol y el Mediterráneo nos acompañaron en...

Cuesta de las Liebres 2014 recibe el premio al ‘Mejor Vino Tinto del 2019’ durante la gala Verema

Pedro Ruiz Aragoneses, CEO de Alma Carraovejas, recogió el premio junto a Guillermo Cruz, director de Ambivium que se alzó con el premio a ‘Restaurante con Mejor Tratamiento...

El restaurante Ambivium recibe su primer Sol Repsol

El restaurante Ambivium recibió ayer su primer Sol Repsol de la Guía Repsol. Dicho acontecimiento tuvo lugar en San Sebastián, en una gala donde tuvieron voz propia más de 100...

Pago de Carraovejas se incorpora a la Fundación para la Cultura del Vino

La bodega Pago de Carraovejas se ha convertido en un miembro más de la Fundación para la Cultura del Vino (FCV), organización que, hasta el momento estaba formada por cinco de...


Historia

Pago de Carraovejas es una bodega afincada a las afueras de Peñafiel desde 1991. Asentada sobre la parcela que le da nombre, las cepas que históricamente habían estado plantadas en esta ladera, daban una mejor maduración por la exposición suroeste de la misma. En 1987, José María Ruiz Benito, un joven segoviano con ganas de elaborar un gran vino en Ribera del Duero, emprende en la parcela de Carraovejas un proyecto que empieza a elaborar cuatro años más tarde. Desde los primeros años, la apuesta por la elaboración de calidad es la base sobre la que se asienta Pago de Carraovejas.

Además, la innovación será otra de las señas de identidad de Pago de Carraovejas que, por ejemplo, fue una de las primeras bodegas de la zona en realizar un estudio de suelos que unido a un trabajo tradicional de campo consigue que en la década del 2000, sus vinos sean reconocidos tanto nacional como internacionalmente. En los años sucesivos, Pago de Carraovejas irá buscando cada vez más equilibrio en el vino con viñedo en distintas altitudes y orientaciones.

En 2008 Pedro Ruiz Aragoneses, hijo de José María, vuelve a la empresa familiar. La evolución de Pago de Carraovejas en los últimos diez años, bajo la dirección de Pedro Ruiz, muestra su potencial de liderazgo y sentido estratégico. Los buenos datos se han desarrollado paralelamente a nuevos reconocimientos. Además, el CEO de la empresa, desarrolla el concepto Alma Carraovejas, que le llevará en los años siguientes a recoger el testigo de varios proyectos en distintas zonas vitícolas. La idea de Pedro Ruiz es buscar nuevos enclaves vinícolas para crear experiencias inolvidables en torno al vino, apostando por proyectos singulares en busca de un propósito superior, con el compromiso de construir un legado único.

Viñedo y bodega

El viñedo se halla a una altitud media de 850 metros sobre una ladera perpendicular al río Duero que atraviesa la localidad de Este a Oeste. El terreno es suavemente ondulado, llano en el centro del valle; escarpado y abrupto conforme ascendemos. En la finca se cultivan tres variedades de vid: tinto fino (tempranillo), cabernet sauvignon y merlot con diferentes sistemas de cultivo: Doble Cordon Royat y eje vertical, con dos tipos de viticultura adaptadas a la orografía de la finca. Asimismo, nuevas parcelas con orientaciones más frescas están conducidas en el sistema tradicional del Ródano conocido como vaso échalas.

Para ello, y basándose en el concepto de la viticultura de precisión, se continúa en una permanente reestructuración y modernización de la finca. Se homogeneizan variedades en parcelas que consideran necesario, se cambian los patrones originarios por otros más aptos para el tipo de suelo, se reorientan las parcelas buscando mayor insolación, se usan sistemas de conducción en el viñedo con nuevas estructuras, pero siempre con el objetivo final de mejorar la calidad y conseguir el equilibrio en el conjunto de las cosechas. Por otra parte, en los últimos años, la apuesta de la bodega está enmarcada en la durabilidad de la vida de las cepas. Para ello, se apoyan en nuevos sistemas de poda que favorecen el flujo de savia de la vid y que respetan las ideas tradicionales de crecimiento y conducción del viñedo.

Respecto a la bodega, el conjunto de instalaciones que forman Pago de Carraovejas supera los 26.000 m2 de extensión con preciosas plazas junto al edificio donde se divisan, desde el suroeste, vistas incomparables al valle y al castillo de Peñafiel. 

Los Vinos

Pago de Carraovejas

Buscando un perfil de vino más equilibrado y complejo, las uvas de las distintas parcelas de la finca se elaboran en un único vino que lleva el nombre de la bodega. La vendimia es manual después de un seguimiento exhaustivo durante su ciclo de maduración y tras una primera selección en el viñedo. Fermenta con levaduras propias bajo un minucioso control y posteriormente realiza la fermentación maloláctica con microbiota autóctona de la finca. Su paso por barrica de roble francés y americano se prolonga en torno a 12 meses. Todo el proceso está definido por el sosiego, la meticulosidad y la fuerza de la gravedad.

El Anejón

Elaborado únicamente en vendimias excepcionales de una parcela única. Tempranillo, cabernet sauvignon y merlot conducido en terrazas, las que fueron los primeros bancales de la DO Ribera del Duero. Fermenta en pequeñas tinas de madera con levaduras autóctonas para realzar las características del origen y la añada. La fermentación maloláctica, con microbiota autóctona, se desarrolla en las mismas tinas y realiza su crianza en barricas de roble francés de grano extrafino. En ellas permanece 12 meses.

Cuesta de las Liebres

Elaborado únicamente en vendimias excepcionales de la parcela que da el nombre al vino. La viña está plantada con tempranillo en una ladera con una pendiente que supera el 20% de desnivel y las cepas son conducidas en un sistema de eje vertical para conseguir una maduración homogénea. Las fermentaciones alcohólica y maloláctica se llevan a cabo en pequeñas tinas de madera, con levaduras autóctonas y microbiota de nuestra finca para mostrar y resaltar la personalidad del terruño. El vino permanece aproximadamente 24 meses en barricas nuevas de roble francés de grano extrafino y otros 24 meses en botella hasta su salida al mercado.

 

Alma Carraovejas

En 2013, Alma Carraovejas llega a Nieva para recuperar con el proyecto Ossian cinco siglos de historia vitivinícola en torno a la variedad verdejo. En 2017 se pone en marcha en Peñafiel Ambivium, el restaurante gastronómico que buscará un estilo propio de armonías entre elaboraciones sólidas y líquidas. En 2018, Alma Carraovejas busca nuevas cotas dentro de la Ribera con un proyecto, Milsetentayseis, desarrollado en Fuentebro, con viñedo a más de mil metros de altitud. En 2019 se toma el testigo de dos bodegas de la DO Ribeiro, una de las zonas vinícolas más antiguas del mundo. Viña Meín y el icónico vino Emilio Rojo, pasan a ser dirigidos por Alma Carraovejas, con un continuismo claro en la elaboración de los vinos. En 2020, se aterriza en el valle del Ebro con un pequeño proyecto de elaboración de una de las zonas más atractivas de España: Rioja Alavesa. Al final, los distintos proyectos que conforman Alma Carraovejas son en sí mismos únicos y diferentes al resto, con direcciones técnicas, gestiones de viñedo y conceptos distintos en busca de la autenticidad de cada zona.

 

Ambivium: Cocina de Paisajes

Ambivium es la apuesta gastronómica de Alma Carraovejas. Nace en 2017 con la intención de crear un nuevo concepto de unión entre la cocina y el vino, entre la tradición y la innovación, y de conseguir convertirse en un referente en la zona. Sus más de 3 000 referencias de vino, su Cocina de Paisajes que rescata sabores y aromas de diferentes zonas del planeta, y su enorme equipo de profesionales han hecho de Ambivium el escenario perfecto para vivir experiencias únicas en torno al vino y la gastronomía.

Cocina de Paisajes

Restaurante Ambivium es un lugar para viajar a través de la cocina y de las armonías, descubrir nuevos terruños y encontrarse con sabores y aromas de diferentes territorios, siempre con una nueva forma de hacer las cosas que genere el punto de singularidad a la experiencia.

Estos viajes a través de los platos se completan con un profundo conocimiento de los productos de la zona, rescatando las elaboraciones de temporada y enfocando las armonías a viajar, no solo por los territorios, sino también a lo largo de la historia, recordándola a través de pequeños bocados.

Otro de los detalles más curiosos de Ambivium es su pequeño huerto ecológico, situado a tan solo unos metros del restaurante, de donde la cocina puede abastecerse de verduras y hierbas aromáticas.

Nuestra Bodega

Con casi 4 000 referencias entre vinos, sakes y destilados, Ambivium mantiene uno de sus principales valores en la capacidad para aunar el elemento líquido y el elemento sólido en sus armonías, creando experiencias únicas e irrepetibles.

Vinos de todo el mundo, de productores que ya no están en activo, de añadas únicas, de algunas de las botas más viejas del mundo… una selección que permite al comensal viajar en el tiempo y encontrarse en la mesa con botellas inaccesibles por su rareza o unicidad. Bajo esta filosofía de la democratización del vino, construye Ambivium su manera de trabajar con el objetivo de convertirse en un referente nacional.

Laboratorio de Armonías

Una de las claves de Restaurante Ambivium es su decidida apuesta por innovación. Con este desafío como horizonte, ha creado un espacio polivalente y casi único para enclavar su trabajo de I+D+i, el Laboratorio de Armonías.

Una zona a solo un paso de la cocina y la sala pero lejos del bullicio de estas que permite trabajar con tranquilidad en las pruebas e ideas que el equipo va generando para la renovación de sus menús degustación y de sus armonías. Un lugar para pensar y cultivar la creatividad que pone uno de los elementos diferenciadores de la cocina de Ambivium.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar