Parajes 2011

Vino Parajes 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Rodríguez Sanzo
D.O./Zona: V.T. Castilla y León
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Verdejo 60%, viognier 30% y marssane y roussane 10%.
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 9 meses de crianza en barrica de roble nueva francesa.

Varietales: Verdejo 60%, viognier 30% y marssane y roussane 10%.

8 Opiniones de Parajes

Amarillo dorado muy vivo. Es un vino de nariz intensa donde se perciben notas herbáceas, de heno recién cortado, tiene un punto anisado que recuerda al hinojo, fresco con un toque tostado y con recuerdo a su paso por lías. En boca tiene una entrada con un punto picante, es fresco, con una buena acidez, tacto cremoso y largo.

De color amarillo dorado intenso, glicérico, oleoso, límpido, con múltiple lágrima fina densa de caída muy lenta.

En nariz tiene una intensidad media-alta, fruta blanca madura (melocotón en almíbar, piña madura), con un toque de miel, herbáceo, hinojo, eucalipto, camamilla, flores marchitas, notas tostadas, con un punto oxidativo/licoroso, maduro, con cierta frescura, complejo.

En boca tiene una entrada fresca, es graso, con volumen, envolvente, buena acidez, equilibrada, tostados, notas de fruta madura macerada, un toque oxidativo, notas herbáceas y especiado, frutos secos, balsámico (menta), sin astringencia y final amargo y agradable que alarga un postgusto medio-largo.

Buena evolución para tener 8 años

De color dorado intenso con ribete oro viejo y aspecto brillante y oleoso.
Nariz compleja y concentrada de frutas amarillas en sazón (piña, melocotón de viña), manzana asada y caramelo de limón, combinadas con notas de crema pastelera y mantequilla, especiados, hierbas de campo y fondo de yema tostada y algún aldehído, aportando complejidad al conjunto.
En boca es directo, graso y complejo, con cuerpo, algo salino y con muy buena acidez. Notas de frutas maceradas, almibar, cítricos escarchados y especias. Tonos de repostería/bizcocho de yema y hojarasca. El paso de boca es intenso y de gran profundidad, maduro y con toques balsámicos que lo hacen muy envolvente y complejo. Final de boca con un punto goloso, graso y de largo postgusto. Un vino con mucha personalidad.

50% Viognier y 50% Verdejo que fermentan en roble francés de diferentes tonelerías y crianza con lías y battonage contínuo durante 6 meses. Sale a mercado tras 10 meses en botella.

CATA Diciembre 2015
Amarillo dorado, con mucho brillo y untuosidad en la copa borgoña (por supuesto). Limpio y transparente. Visual de órdago.

Corcho de finca. Botella y sus parejes. Aromas de continente frío, de interior, de humo y ceniza y de anis, flores de campo y hoja de habano.

Mi boca, terroir suave, incienso, tabaco, fósforo y Viognier envolvente tras su paso por barrica. Muy afinado con retrogusto que sabe a manzana y anis. Una longitud media. Cuerpo perfecto medio, muy equilibrado y sin notas de alcohol, ni astringencia.

Excelente viñedo a 900 metros de altitud.

Amarillo alimonado con reflejos dorados, limpio y brillante.

Nariz expresiva y completa: es de buen volumen, cítricos escarchados,recuerdos ahumados, carácter balsámico, caramelos de miel y limón, pedernal, masa de pan y cabello de ángel.

El encuentro en la boca muestra peso, es estructurado, estando las notas de crianza muy bien ensambladas con los amargores típicos de la verdejo.Es amplio, graso con buena presencia de especias de su paso por la barrica.

Nadie diría que casi todo es verdejo

Dorado brillante. Nariz expresiva y bastante intensa donde se perciben todavía las huellas de la fermentación en la barrica, si bien la fruta es la dominante, con recuerdos sobre todo a fruta con hueso fresca, algún matiz de fruta confitada, miel ligera y un fondo goloso. En boca de nuevo reaparece la madera, muestra cierta densidad, con un paso algo untuoso, muy bien de acidez, con amargos suaves y notable longitud. Una buena elaboración sin ser el estilo de blanco que me seduce....

Tiene un bonito color dorado oxidado que te recuerda al del oro viejo.

Los primeros aromas son de albaricoque e hinojo.

La entrada en boca es fresca y plena, con una alta acidez que no sólo no molesta sino que invita a seguir bebiendo. Te ofrece miel fresca y sutiles pinceladas apenas intuidas de cabello de ángel, mientras que de la nariz se adueñan la humedad y la punzante acidez de la lima.

Estrellas de anís lo equilibran mientras nos sigue regalando ligereza y frescura en un perfecto ejercicio de equilibrio con un segundo plano deliciosamente oxidativo que desprende recuerdos tenues a velo en flor.

Un excelente vino blanco que puede acompañar sin pestañear desde arroces y pastas, a carnes blancas e incluso rosas pero que también es perfecto consorte para beber solo.

Su fabulosa pero controlada acidez lo convierte en adictivo, caerá otra botella pronto, no podré evitarlo.

©Puck

Color amarillo dorado muy vivo.
De nariz muy limpia con notas a fruta de hueso, algo tostadas. En el fondo se mezcla el aromatismo con algún toque anisado, y algo de madera.
En boca muestra algo de madera en su entrada, que pasa ligero (a pesar de esos 14% que pueden atisbar lo contrario) con una buena acidez integrada con ese carácter frutal.
Amargo final sutil y agradable.
Unos 4-6 meses más en botella, y la espera con este vino valdría mucho la pena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar