Clos Mogador 2008

Vino Clos Mogador 2008

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Clos Mogador, S.C.C.L.
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Garnacha 40%, cariñena 22%, cabernet s. 20% y syrah 18%.
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza en barricas francesas de 300 litros durante 18 meses.

Varietales: Garnacha 40%, cariñena 22%, cabernet s. 20% y syrah 18%.

Consumo: 2011 - 2023

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2023.

11 Opiniones de Clos Mogador

Las añadas de este vino tienen unas diferencias brutales, entre añadas y entre cuando tú consumas la botella, creo que cada botella es una loteria o un bombom de la caja de Forrest Gump, cada uno sale una sorpresa. Esta, mucho barniz, si, muy elegante, pero con toques de envejecimiento demasiado ostensible, hace poco abrí una más antigua y no los tenía, estaba más "noble". Fruta negra, barniz. Siempre es una experiencia catar un Mogador, el 2005, 2006, 2011 me hizo vibrar, este...no

 

 

Decantado 1,30 h. antes de consumir

Vista. Rojo picota. Ribete granate. Capa alta. Muy brillante y limpio. De aspecto muy juvenil. Lagrima fina y abundante.

Nariz. Intensidad media-alta. Fruta negra madura, anisados. Algunos dejes alcohólicos y ciertas notas de barniz que no desaparecen con la aireación. Presencia de aromas licorosos muy agradables, acompañados de cierta dulcedumbre (pasteleria). Fondo mineral (pizarras).

Boca. Amable entrada en boca, sin apabullar. Buen recorrido a lo largo de la misma, con una destacable amplitud. Fruta negra a raudales, acompañado de la ya clásica pimienta negra como sello distintivo de la Casa. Cremoso, goloso. Buena acidez. Suaves nota de madera, que muy posiblemente se integrará mejor con un par de años más en botella. Balsámicos (eucaliptos), tabaco rubio, pizarra. Elegante final, con un punto dulce y un largo postgusto.

El paradigma de la regularidad. El priorato que no defrauda nunca. Cosa distinta es que éste, en concreto, marque época, que, a mi modesto entender, no lo hace, faltándole unos cuantos escalones para llegar a la altura los espectaculares 01 y 05. Pero es un gran vino y resulta una satisfacción disfrutarlo. Volveremos sobre él cuando tenga algún añito más.

40 euros (oferta de página web), precio que se toma como referencia para la RCP.

Catando este vino surgen tantas cosas a comentar, que apetece escribir. Es un Mogador distinto. Más sutil, en nariz y en boca. Precisa más tiempo para expresar sus cualidades. Menos agresivo, pero también menos Priorat o quizás un Priorat moderado. Con atención resulta complejo, sutil en todo y parece tener todo. Finos ahumados y tabacos, mineralidad que va y viene, frutalidad negra. Boca amargosa, seca, no agresivo, postgusto interminable, parece esto último lo más espectacular. Parece más domado y ductil que otras añadas. Debería ser mejor, pero parece haber perdido algo de personalidad. Podría haber sido como un 2005 , pero más amable y redondo?. No sé quiz´s esto, esté por llegar. Que disfrute en cualquier caso

Exceleeeeeeeeeeeeeeente! hay otra forma de volararlo? Picota cubierto, en nariz excelentes notas futales, fresa, frambuesa, mora, de tostados, florales, violeta, de aceituna negra, levemente mineral... tonos lácteos?.... Paso en boca quasi-perfecto, que rico! què bo! excel.lent ent ent tot!

Catado en Videnit en compañia del elaborador, lo que podria influir en la apreciacion del vino, pero este vino no se deja influir por nada, se sabe defender por si solo.
Es de color rojo cereza picota con mucha capa.
En nariz es muy limpio, se expresa muy bien, con aromas frutales (frambuesas, grosella), notas especiadas (canela, pimienta), ligeros lacteos, con recuerdos de la crianza ( regaliz, cafe, chocolate con menta)en el fondo elegantes balsamicos y mineralidad.
En boca tiene potencia pero con mucha elegancia, es sabroso, con excelente acidez, fresco, con mucha carga frutal (ciruelas negras)taninos dulces, con recuerdos de la crianza, regaliz negro, tabaco rubio, final interminable muy aromatico con sensaciones minerales y afrutadas.

Rojo picota, ribete amoratado, capa alta.
Nariz intensa, primaria, limpia, de momento es pura fruta negra, con toques especiados y minerales, algún tono balsámico, de regaliz, monte bajo y tabaco de pipa. Pero de momento prevalece el carácter frutal y primario.
En boca sorprende por su accesibilidad, tiene buena acidez y el paso es redondo y amable, elegante y sabroso, dejando recuerdos minerales, balsámicos y frutales, con un tanino fino y bastante integrado en el conjunto. Persistencia media.
Este Mogador nos ha dejado con la duda de si hay un cambio de estilo hacia vinos del Priorato más amables e inmediatos, como hemos visto con otros productores o si fue debido a la añada, más fresca y de quizá de menor recorrido. El tiempo lo dirá con las nuevas añadas, pero lo cierto es que siendo un buen vino…carece del carácter de los precedentes. Unos 60 euros.

VISTA: Casi negro de ribetes amoratados. Brillante y luminoso a pesar de si opacidad.
NARIZ: Y ahora, qué digo? Si digo que tiene fruta, especias y minerales, lo digo todo. Pues no tiene más. Tiene poderío. Tiene personalidad marcada. Tiene lo que un vino mediterráneo tiene que tener, pero más. Grosella, moras, brea, pizarra, vainilla, frambuesa, bosque umbrío, yogur con fresas, tierra seca, mentolados, canela, chocolate, café, higuera en verano y matorrales espinosos.
BOCA: Aquí se nota que este caldo no ha alcanzado todavía su momento. Se muestro unpunto áspero, con taninos excelsos por doblar que la botella irá mimando. De tacto rugoso, de persistencia extrema, de acidez exquisita y de potencia por domar. Sus recuerdos son lácteos, brea y fruta negra.

Excelente en nariz. También lo que promete en boca, de aquí a un año y medio, es ilusión. Mucha ilusión de que seguro ganará en sedosidad y elegancia, ilusión de que sus taninos domen esa rusticidad joven que tienen los adolescentes en su pubertad y cojan el camino de su personalidad... Personalidad que resultará ya inmodificable e intransferible para toda su vida. No puntúo.

...Es lo primero que me causó al tomar la primera copa de este "jovencito" Mogador, casi en pañales.
Parece mentira, que tras unas no muy convincentes impresiones con unos Mogadors 2004 y 2005 catados a la par, este 2008 se presente tan agradable ahora mismo. Si es que parece que el que lleve años de reposo es éste y no aquellos a los que he hecho mención...
Catado ayer en Celler de Coll Favá de Sant Cugat, junto a otros vinos de la bodega de René Barbier, tuvo que ver y sentir como un sorprendente Manyetes 2006, le quitaba el "estrellato" de la noche.
Aún así, nos obsequió con unas "delicadezas" dignas de mención:
Viste en la copa un picota muy oscuro de capa alta cubierta; muy oscura. Abundante lágrima en le cristal y un ribete morado no tan bonito como el Manyetes.
Por cierto que en ninguno de los vinos no las copas que habían en la mesa llenas de estos dos caldos, no se apreciaron sedimentos de ninguna condición.
La nariz, por mucho que este Mogador se aprecie y se sienta cono un vino que parece más dispuesto a beber que otras añadas del mismo, no cambia de ninguna manera:
Mi primera copa, nariz y trago llegó a las dos horas de abierto y no fué como el Manyetes. Y es que en eso es y será un Mogador de toda la vida. Al cabo de 4 horas el vino empezaba a mostranos más cosas y más cosas. Entonces sí:
No encontré una nariz tan potente ni envolvente como con el Manyetes, pero sí es cierto que ya posee una buena cantidad de fruta madura, como bien dicen mis queridos Germans Ibor. No es que sea un "carro de fruta" pero para ser un Mogador, casi...
Luego, esto sí que me gustó especialmente, aparte de las especias, fué una capacidad de mutación impresionante. Comienzan las notas tostadas de la madera. Torrefactos; se vuelve puro café (algo de cacao tal vez también); luego unas notas lácticas nos recuerdan el café con leche, vainillas..Increíble. Ahora, ese bosque Mediterráneo de pinos y hierbas de monte con olor a romero, tomillo y demás, no se aprecian tanto. Quizás el tiempo las deje en buena disposición para ser atractivas en la nariz, pero ahora, más bien poco.

En boca resulta potente y carnoso con una acidez a prueba de guardas prolongadas. Y es lo que este vino pide y agradecerá ya, a pesar de que (y vuelvo con mis recuerdos a los 04 y 05 anteriormente catados) este vino está más dulcificado y afrutado ya que las otras añadas comentadas). Con un tiempo en botella como la de éstos, posiblemente será tan bueno o mejor que ellos.

Queremos hacer un apunte que creemos es básico para estos vinos. Son vinos con los que se ha de tener paciencia, entenderlos y que después de haber probado diez vinos que René Barbier elabora el Priorat, llegamos a la conclusión de que no tiene mucho sentido hacer una nota de cata convencional, por varios motivos, por la evolución una vez abiertos que tienen, al momento te ofrecen una cosa y al cabo de tres horas todo cambia y te ofrecen nuevas sensaciones y porque seguramente si abrimos los mismos vinos dentro de seis meses o un año no tendrán nada que ver con lo que son ahora y seguramente te trasladarán con nuevas sensaciones y no porque estén más maduros sino por lo vivos que aún están. Vinos emocionantes.

Vino catado en cata vertical de Clos Mogador 2008, 2007, 2006, 2002 mágnum i 1997.

Decantado 1h antes, añada redonda y madura.

Visual: Color rojo picota, tinta la copa, borde cardenalicio.

Olfativa: Alta intensidad, espectacular ya este primer vino, complejo, mucha fruta, (grosella, mora, frutillos del bosque), pimienta, frescura, apunte herbáceo aromático y verde, mentolados.

Gustativa: Ataque potente, elegante, redondo, amplio, goloso, sensaciones verdosas, largo, mineral y muy frutal en boca.

La inversa al 2007, éste nada más abrirlo encontramos fruta.

No puntuamos, por su evolución, porque darán más de sí y porque son vinos para disfrutarlos.

Picota oscuro con ribete violáceo y capa medio-alta. Limpio y brillante.
Cerrado inicialmente. Después de abundante fruta roja (fresas y frambuesas), café con leche y notas minerales. Aún por evolucionar.
En boca está también por hacer, aunque ya resulta sabroso y frutoso. En el paso las sensaciones lácteas acompañan a la fruta y a unos taninos presentes pero muy bien equilibrados con el resto. Buena acidez y sensaciones de futuro gran vino.
No lo puntúo pues es un vino que aún no está hecho, aunque prometa, a priori, seguir la estela de la marca.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar