Nelin 2008
Vino Nelin 2008
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
51% Garnaha, 13% Macabeu, 8% Viogner, 7% Marssanne, 7% Pinot Noir, más algo de Escanyavelles, Pedro Ximenez, Trepat blanc. Todo procedente de laderas de pizarra.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.8
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
5,7
Opiniones de Nelin
OPINIONES
7

Dorado limpio y brillante.

Buena intensidad aromatica, fruta blanca madura, frutos secos, notas florales y amieladas.

El paso por boca es untuoso, redondo y con una correcta acidez.

Sin duda, uno de mis blancos preferidos.

El Nelin es uno de esos vinos que no se olvidan fácilmente. Producido por René Barbier está elaborado a partir de un ensamblaje de Garnacha Blanca, Viognier, Pinot Noir, Macabeo, Marsane, Roussane y Pedro Ximenes, com crianza de 9 meses en barricas de Roble francés de Allier, elaborando cada variedad por separado.

Muestra un color amarillo intenso dorado con lágrima muy densa.

En nariz mineralidad, fruta confitada, albaricoque, almíbar y frutos secos.

En boca es potente, mineral, con un punto cítrico y acidez equilibrada que le da frescura. Llena la boca y es muy persistente.

El precio no es económico ya que se acerca a los 30 € y por tanto es un vino para ocasiones especiales. Tiene un 14% en alcohol. Coincidimos que se convertía en quizas nuestro blanco catalán preferido ...

Ricard Sampere
www.vinscat.cat

El concepto de Nelín nace con la idea de contrarrestar los vinos tintos que hace René, con potencia, cuerpo, carnosidad y poder acompañar la cocina de autor actual catalana y mediterránea, él consideró que tenía que hacer un blanco de expresión y no un blanco suave sino un blanco que marque su paso por boca, es un blanco complejo que te aporta de todo. Elaborado con ocho variedades, algunas autóctonas recuperadas por él mismo, cada variedad expresa y aporta su característica sin pisar una con la otra, la Garnacha las especies y el membrillo, la Macabeo fruta y cuerpo, la Pedro Ximenez sensaciones dulces en nariz y sequedad en boca, la Escanyavelles estructura, la Pinot Noir acidez para dotarlo de larga evolución, la Viognier es la responsable de frutas carnosas y sensaciones florales, otras variedades aportan frescura para equilibrar la calidez de la pizarra. El concepto de Nelín al final es la guarda, conclusión que llegamos al disfrutar de estas diferentes añadas.

Vino catado en cata vertical de Nelín 2009, 2008, 2007, 2005 i 2002.

Decantado 1h antes

Visual: Color amarillo pálido intenso, reflejos dorados, con lágrima.

Olfativa: Buena intensidad, no es explosión de fruta, queda de fondo, una fruta más madura, más mineral, cálido, finas mantequillas, aromas medicinales (jarabe), más membrillos, mieles,…muy complejo y maduro, te sorprende ya que el 2009 era pura fruta, juventud y aún verde, lo que atribuimos a las diferentes añadas.

Gustativa: Potente, en boca muy equilibrado, más ahumado, untuoso, glicérico, más cremoso, bien de acidez, también salino, redondo, maduro, de recorrido medio buena longitud.

No puntuamos, por su evolución, porque darán más de sí y porque son vinos para disfrutarlos.

Queremos hacer un apunte que creemos es básico para estos vinos. Son vinos con los que se ha de tener paciencia, entenderlos y que después de haber probado diez vinos de los que René Barbier elabora en el Priorat, llegamos a la conclusión de que no tiene mucho sentido hacer una nota de cata convencional, por varios motivos, por la evolución una vez abiertos que tienen, al momento te ofrecen una cosa y al cabo de tres horas todo cambia y te ofrecen nuevas sensaciones y porque seguramente si abrimos los mismos vinos dentro de seis meses o un año no tendrán nada que ver con lo que son ahora y seguramente te trasladarán con nuevas sensaciones y no porque estén más maduros sino por lo vivos que aún están. Vinos emocionantes.

Sorprende ver gente por ahí que acusa a los blancos del Priorat -y Montsant- de ser demasiado "fuertes", dulces o alcohólicos y encima con coletillas como "falta finura", "falta elegancia". Vamos, es lo que hay señores. ¿A que no le piden capa alta a un Échezeaux? A mi me gusta su estilo potente, directo, graso e innovador. Vino poderoso, sureño, con intensas notas de pera en licor, hinojo, uva. Sol, piedra y madera. Un lujazo de vino a la altura de los mejores de la zona. Complejo, amargo y sabroso. Pone en apuros el cómodo reinado de Coma Blanca y se situa, EMHO, ligeramente por delante del rústico-imprescindible Clos Dominic. Ese es mi podio.

Buen blanco en la línea de los blancos del Priorato y de Montsant. Amarillo dorado, untuoso, glicérico, nariz intensa con notas de fruta blanca, acompañada de cítricos, frutos secos y un elegante fondo mineral. En boca es graso, con buena acidez y final tostado, es bueno, pero le convendría algo más de integración en botella.

Vista: amarillo dorado, lágrima abundante
Nariz: ahumados, un fondo de pomelo, nísperos y mineral (granito)
Boca: graso, goloso, untuoso, buena acidez, final algo amargo (almendras tostadas).

VISUAL: Presenta un suave color amarillo dorado.
OLFATIVA: Aroma intenso y seductor, fragancias de albaricoques, lichi, pomelos, piel de cítrico redondeados por un fondo mineral con muchos recuerdos florales y de miel.
GUSTATIVA: Volumen notable y untuosidad remarcable. Fresco, equilibrada acidez y estructura que lo hace intenso, gran longitud, con postgusto a fruto seco tostado.
Lo puntuamos pero creemos que le falta algo de botella.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar