Clos Mogador 1998

Vino Clos Mogador 1998

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
8,0

Bodega: Clos Mogador, S.C.C.L.
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 40% garnacha, 40% cabernet sauvignon, 20% syrah
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 14 meses roble francés nuevo

Varietales: 40% garnacha, 40% cabernet sauvignon, 20% syrah

21 Opiniones de Clos Mogador

Rojo picota con pequeño ribete granate. Nariz abigarrada de carácter arisco y mediterráneo que con la aireación se vuelve mentolada. Magnifica expresión con tonos de piedra pizarra, arándanos, fresillas silvestres y grosellas con su toque de confitura. Toques ahumados y tostados, tabaco, tierra seca con hojarasca de eucaliptus, notas evolucionadas mentoladas, de after eight y corazón de ciruela con hueso. Final que evoca sutilmente a lo añejo con un recuerdo al armario de medicinas y al poso de café de puchero. Ciruela con hueso y balsámicos. En boca es una maravilla, firme, potente, con vida por delante, mostrando aún la estructura de su juventud. Saca desde el ataque la fruta madurita con hueso ( ciruela ) y su frescura, dotado de una excelente acidez que lo hace jovial en la evolución. Amplio, frutal, con un posguto intenso y una retronasal que traslada las notas mentoladas, los torrefactos y la frescura de la mineralidad de la piedra pizarra, así como esas sensaciones sutiles de rebotica y la fruta en sazón con hueso. Está en perfecto estado, no se le nota para nada estos 20 años desde la cosecha salvo en lo bueno que está. Tiene la fuerza y al mismo tiempo humildad de los vinos elaborados con el corazón. Una maravilla, degustado en casa aprovechando que mañana es festivo por ser el día de Andalucía.

Rojo rubí, ribete rojizo, capa alta.
Nariz de buena intensidad prevaleciendo una fruta negra más evidente con toques minerales y especiados, monte bajo, balsámicos, trazas herbáceas, regaliz y café en grano con ligeras trazas ahumadas. Sorprende su limpieza y su definición muy mediterránea, es puro sotobosque.
En boca resulta potente y muestra su garra, es un vino en plena forma y con mucho carácter, un vino de su tierra. Destaca su buena acidez y su paso firme y poderoso, dejando en el final trazas minerales y balsámicas, con un tanino integrado y amable quedando un conjunto francamente armónico. Buena persistencia.
Una añada muy interesante en este vino, se muestra tal y como debe ser un buen Priorato, un vino austero y mineral, con alma mediterránea. Los años le han hecho muy bien y es un vino integrado y que parece en un momento perfecto de consumo, momento que sin duda se alargará. Muy buen Mogador.

Color granate con ribete atejado y capa media. Limpio y brillante, sin sedimentos.
Intensidad media en nariz, con algunas notas iniciales de reducción y luego terciarios (cuero, algo de carne) acompañando a los higos, tomates, sotobosque, eucalipto, y café... Cambiante, elegante y complejo.
Boca golosa y mineral, con taninos perfectamente integrados, fruta roja, buena acidez y un final largo a regaliz. En un gran momento.

Cata vertical de Clos Mogador. Fantástica cata en la que catamos la historia de esta bodega. Color rojo picota intenso. En náriz buena intensidad con aromas de fruta y minerales. En boca entra con extraordinario recorrido, es sedoso e hipermineral, frutal, con un buen paso de boca, muy buena acidez, con buenos taninos maduros. Es excelente.

Cinco años después descorcho la última botella.
En nariz sigue siendo potente y complejo, pero mucho más elegante, siguen sobresaliendo los minerales y también los torrefactos y los tostados.
En boca es bastante menos potente pero mucho más elegante, muy equilibrado y redondeado, excelente retronasal, los taninos aún muy vivos, final bastante largo y con mucha persistencia.
Esta actualmente en su mejor momento, pero durará 2 o 3 años más.

Sin ánimo de querer ser tostón, me veo obligado a volver a comentar algunos detalles del vino pasadas 24 horas de su apertura. Parece que el vino quiera volver a sus orígenes y mostrar su cara más musculosa y Prioratina. Pese a que lo intenta no puede. Muchacho, el tiempo te ha dado lo que muchos te quitamos por impaciencia: tranquilidad, redondez y elegancia. René genio.

Color rojo intenso; sólo algun destello de apertura empieza a denotar su edad. Aroma elegante, notas de naranja amarga, roble fundido con frutas en licor, tostado (humo, frutos secos). Sin la abrumadora fuerza de un Mogador jovencito pero con una elegancia desconcertante en un vino historicamente musculoso. Boca sedoso, con acidez, sabroso y complejo. Con nervio. Largo con retronasal agradable a fruta seca y madera. Buena evolución. Cambiante.

Efectivamente! todavía podía pulirse más. Color picota cubierto con ribete mostrando destellos atejados. En nariz destacan de entrada los aromas de civet, tostados, cuero, cedro... al abrirse muestra unos elegantes tonos balsámicos, regaliz, mentolados, eucaliptus, especias aromáticas secas (laurel, tomillo, sajolida,...), junto a frutos tipo ciruela. El paso en boca es ya completamente sedoso, pulido y muy agradable en su paso. El retronasal no parece tan intenso, se tiene que ir buscando, aunque igual es normal en la evolución, presenta unos gratos aromas de frutos rojos con fond en licor, además de tostados, etc.... En fin, quién dijo miedo? los Priorat envejecen perfectamente. Magnífico vino, agradable y elegante.

Capa alta, rojo picota y ribete granate.

En nariz tiene muy buena intensidad, con unas muy atractivas notas, intensas y muy agradables notas de bosque mediterraneo, acompañado de fruta madura (ciruela), un ligero fondo mineral (pedernal), de fondo algo de toques achocolatados, con un toque de frutas en licor.

En boca tiene excelente volumen, recorrido resultando muy muy largo, repitiendo las notas en nariz. Resulta tremendamente fresco y púlido, con unos taninos apenas presentes maduros y de gran calidad. Excelente.

Decantado 2 horas antes. Temp. serv. 17º.

Sin duda un gran vino.
Color picota intenso, y solo ciertas notas en nariz pesadas al principio, que luego, con la aireación en copa se convieren en guindas al licor, zarzamoras, chocolate, especias y sotobosque mediterraneo, jara, tomillo, pedernal, corteza seca de pino.
Buen final de tonalidades sedosas y a caballo entre la perfección y los vientos de poniente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar