Vino Clos Mogador 1998: Tiene la fuerza y al mismo tiempo humildad de los vinos elaborados con el corazón.


Rojo picota con pequeño ribete granate. Nariz abigarrada de carácter arisco y mediterráneo que con la aireación se vuelve mentolada. Magnifica expresión con tonos de piedra pizarra, arándanos, fresillas silvestres y grosellas con su toque de confitura. Toques ahumados y tostados, tabaco, tierra seca con hojarasca de eucaliptus, notas evolucionadas mentoladas, de after eight y corazón de ciruela con hueso. Final que evoca sutilmente a lo añejo con un recuerdo al armario de medicinas y al poso de café de puchero. Ciruela con hueso y balsámicos. En boca es una maravilla, firme, potente, con vida por delante, mostrando aún la estructura de su juventud. Saca desde el ataque la fruta madurita con hueso ( ciruela ) y su frescura, dotado de una excelente acidez que lo hace jovial en la evolución. Amplio, frutal, con un posguto intenso y una retronasal que traslada las notas mentoladas, los torrefactos y la frescura de la mineralidad de la piedra pizarra, así como esas sensaciones sutiles de rebotica y la fruta en sazón con hueso. Está en perfecto estado, no se le nota para nada estos 20 años desde la cosecha salvo en lo bueno que está. Tiene la fuerza y al mismo tiempo humildad de los vinos elaborados con el corazón. Una maravilla, degustado en casa aprovechando que mañana es festivo por ser el día de Andalucía.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar