Clos Mogador 1999

Vino Clos Mogador 1999

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
9,7

Bodega: Clos Mogador, S.C.C.L.
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 35% garnacha, 35% cabernet sauvignon, 20% syrah, 10% cariñena
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 16 meses en barricas de roble francés nuevo

Varietales: 35% garnacha, 35% cabernet sauvignon, 20% syrah, 10% cariñena

27 Opiniones de Clos Mogador

Bueno, pues volver de nuevo a este magnífica elaboración es todo un lujo y que después de 15 años sea capaz de ofrecer tanto placer es algo maravilloso. Algo más evolucionado de color, con los matices teja asomando -sobre todo en el ribete- y mostrando ya un cierto bouquet, con unos cueros muy finos, matices de flor morada algo ajada, toques de cacao en polvo, sobre una fruta roja que se acerca a lo licoroso, hay una franca mineralidad y atractivos recuerdos a monte bajo. En boca tiene buen ataque, hay materia, el paso es fluido, el tanino muy fino, con sutil textura terrosa, bien de acidez, con una estructura muy delicada, largo y con profundidad. Espectacular....

Más de 8 años han transcurrido desde mi anterior nota de cata... el vino sigue muy vivo y atractivo. Picota de buena capa con destellos granate. Nariz intensa, expresiva, con notable profundidad, hay ligeros toques de cacao en polvo, fruta roja, fresca y licorosa, con matices especiados, ligeros cueros y una atractiva mineralidad. En boca tiene buen ataque, con cuerpo medio, taninos deliciosos, dulces y carnosos, muy buena acidez, apuntes minerales, buena estructura, notable profundidad y gran longitud. Mogador es mi debilidad....

Picota con capa alta y borde cardenalicio. Espejo limpio y lagrima ancha, circular , lenta y elegante
Nariz profunda y compleja. En princpio frutas madfuras rojas (fresas, frambuesas) y sobre todo negras (moras, ciruelas). poco a poco aparece la laca de uñas, los torrefactos, el cafe , los ahumados , el cacao . Vuelven las frutas desafiando a los demas y aparecen entre medio los balsamicos. Se cansan y se van dejando paso a la mineralidad (pizarra, tiza) en el fondo de las frutas. Saltos espontaneos y cortos de los torrefactos que , al final, se rinden, y dejan que las frutas coronen el campo d ebatalla.
Paso por boca delicios, maravilloso, sublime. Redondo, sin aristas, taninos integrados de forma increible con una cacidez que le vertebra la estructura . sabor complejo, hay frutas, hay especies (pimienta, vainilla), hay fondo licoroso, hay............de todo y nada se va. Se queda fijo en las paiplas esperando que vuelva el sabor final dulzon que te impulsa a seguir bebiendo y disfrutando.
Este vino no lo se describir con palabras, este vino hay que beberlo, disfrutarlo, sentirlo y dejarte imbuir de él. Te llevara a su casa , asu terreno, a su sentimiento.
Y no hay que pensar que no nos queda más..........hay que dar gracias por haberlo tomado.
hay que hacerle un monumento , y creo que el mejor monumento es recordarlo como ha sido.............
gracias a quienes lo hicieron y a quien ha hecho posible que lo tomara

...Pues no faltos de buen vino, tras un buen Aalto 2002, la cena de ayer acabó en un sinfín de sensaciones y alegrías con este Mogador. Gran estado de forma y guarda el que presentaba este tinto del maestro Barbier. Y cuánta razón tienen aquellos que opinan que estos vinos, con el tiempo (bueno y largo) mejoran de manera apreciable.
Reconozco ese dicho de "que las comparaciones son odiosas" puede ser cierto a veces...pero sólo a veces. En el caso del vino y más, tratándose de compararlo con sus semejantes la comparación no sólo no es odiosa, sino que es altamente recomendable.
Hacía mucho tiempo que un Mogador no me devolvía la sonrisa maliciosa y de felicidad en la cara. Debo reconocer y remontarme a tiempo atrás con un Mogador 2003 expléndido en nariz y boca y muy equilibrado, para recuperar este Priorat en estado puro.
Y no acaba aquí las comparaciones: después de haber probado a la par y no hace mucho tiempo unos 2004 y 2005, cada vez tengo más remordimientos de conciencia por el "infanticidio" que resultó el beberse estos vinos hace poquito tiempo. Distaban mucho de las maneras que exhibió este 1999. Al asunto:

El amigo Pingus procedió al decantado unas tres horas antes de consumirlo (tiempo más que suficiente para que el vino se descubriese ante nosotros sin ningún atisbo de pereza).
El tapón estaba en perfecto estado y mojado en su medida ( como nota curiosa, la serigrafía diferente a añadas más nuevas, algo sin una importancia capital, pero que observamos)
Viste un color picota oscuro con capa bastante alta; abundante lágrima transparente, muy fina y marcada en la copa y gran cantidad de sedimentos incluso habiendo pasado por el decantador. ( Como el amigo JoséMª y yo, más que enófilos, somos unos frikis, nos quedábamos mirando con deleite tanto poso en el cristal).
La nariz ( y en eso coincidió con el Aalto 2002 anteriormente degustado), lo mejor del conjunto. Grande. Comentaba que no mostraba pereza a la hora de expresarse, pero bien es cierto que necesitaba un poquito de calma en la copa, para comenzar a abrirse. Luego, empezó el deleite:
Expresiva; buena intensidad y complejidad. Prioratina al 100%. No es la mineralidad de su hermanito el Manyetes, pero a cambio explota la calidad de la madera y derrocha rotundidad. Aromas pasificados, frutillos negros muy maduros. Licor ( Cognac del bueno ); en esto recuerda a los grandes Mogadors. Balsámicos (contundente regaliz negro que va a más conforme pasa el tiempo...). El tomillo; ese bosque mediterráneo; esas hierbas de monte bajo...nariz "de manual" prioratino. Y es que pasadas más de 4 o 5 horas estaba mejor. Pero se nos estaba acabando.
La boca, la verdad no es que desmereciera. Pero es que superar esa nariz, era tarea harto difícil. Aún así ataca decidida, con una acidez todavía reseñable ( el vino estaba de escándalo, pero vayan ustedes a saber cuánta guerra podría aguantar todavía, bien guardado). Cálido, sabroso. En longitud, bien largo y un postgusto final más que persistente, frutal y con ligeros atisbos de café.

Creo que no me olvido de nada... Ah! Sí! Los vinos acompañaron un Risotto con Trompetas de la Muerte; jamón Joselito y algunas golosinas más. Vamos, que el maridaje se fué a la porra. A quién le importó? Gran velada, mejor compañía y expléndidos vinos.
Para recordar.

Descorchado 20.10h, 22.30h decantado y filtrado,presento poso.
De capa media alta,en nariz se muestra apagado,pero con el paso de unos minutos,empieza a mostrar notas de fruta madura y un ligero toque de regaliz.
En boca es muy agradable,con un trago suave y muy muy fino,laaaarrrrgoooooooo.....
Se peleo con un Chirel 95,para mi quedaron empatados,tambien de los 7 que eramos en la cena,compañeros de Valladolid que vinieron a mi tierra.

Hay que aprovechar la oportunidad y por eso me lo bebo rápidamente, después de observar que la botella anterior estaba en pleno apogeo.
La descripción de la cata no la especifico ya que es idéntica a lo expresado más abajo, solo doy algunos detalles de las formas y maneras. La he abierto dos horas antes solo para airearlo, ya que esta fabuloso sin decantar. El primer día de cata estaba ya buenísimo tal y como se indica más abajo, pero deje media botella para el segundo día, solo con el tapón tipo "vacuvin" y había un poco de más expresividad y complejidad, pero tampoco para resaltar notablemente.
En general el vino muy bueno, ya no me quedan más botellas.

Color picota rubí.
Aromas de muy buena intensidad y elegancia a frutos rojos, negros, silvestres y exóticos muy concentrados y con gran expresividad, la violeta sobresale igualmente, minerales, hierbas de monte, especias, balsámicos, regaliz, pastelería, tostados, ligeros toques vegetales, muy complejo.
En boca es sabroso y potente, el paso de boca magnificamente equilibrado y con una elegancia supina, mucha estructura, taninos aún vivos y dulces, grande, grande el retronasal con todas las buenas vivencias de la nariz y el final es largo, largo y con gran persistencia.
Como está ahora este GRAN VINO, que lástima que en el C.I. solo quedasen dos botellas, la otra me la beberé muy pronto, ya que hay que aprovechar el gran momento.
Por lo que me costo la RCP es extraordinaria y el corcho muy bueno un 8,5

Cata vertical de Clos Mogador. Fantástica cata en la que catamos la historia de esta bodega. Color rojo picota. En náriz aromas de fruta, minerales con notas golosas. En boca entra un poco tánico, denso, con extraordinario recorrido, frutal, con un buen paso de boca, muy buena acidez, es un vino más académico, más equilibrado.

Mineral para dar y tomar. Por ahí empieza la cosa y nunca acaba de irse del todo. Fruta negra en licor, ya refinada, nítida, abrazada a ecos balsámicos y de monte bajo. Civilizado en su paso de boca. Telúrico y largo. Terruño.

Abierto 12 horas en formato magnum.Color picota oscuro con borde rosado. Capa alta con espejo limpio. Lagrima no muy densa sin tintar la copa. En nariz frutas rojas y negras maduras con algo de ahumados. En boca ataque potente con explosion en la boca. Redondo, completo y sin aristas. Retrogusto largo y potente con notas balsamicas. Para beberlo ya, no creo que le quede mucha evolucion. En cualquier caso muy buen vino

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar