Opiniones de Clos Mogador
OPINIONES
27

Color rojo granate, ribete atejado, capa media, limpio, brillante, con sedimentaciones, lágrima densa.
En nariz y por haberlo decidido muy al final, empieza cerrado pero en las últimas copas ya marca buena intensidad de fruta negra madura, flores, notas minerales de buena intensidad asi como balsámicas, buena complejidad.
En boca arranca cerrado para ir abriendo a notas frutales, buenos taninos presentes, hay acidez pero con sensaciones más golosas, complejo, estructurado, redondo al final. Buena persistencia.

Un priorato en su pura esencia y con la presencia de la edad que ya no estamos acostumbrados por beber vinos casi recien nacidos.

Sin duda si Alvaro Palacios es el el corazon del Priorato,Rene Barbier es el alma.
Vino de una añada caliente.Color de capa media con ribete naranja,limpio.La nariz con alta intensidad,muy compleja con terciarios muy presentes,licores.La boca con tacto medio,elegante,con buena acidez.Largo retronasal.

Pues tiene su recuerdo floral (violeteas), fruta madura (compota o licorizada), regaliz y algo de torrefactos con cierto toque mineral indiscutible. Vale...

Abiertas dos botellas el día de Reyes, las dos salen muy idénticas.
Ha sido un placer reencontrar este vino tras tantos años sin probarlo. Es evidente que los prioratos sufren una evolución hacia la elegancia con el paso de los años. Estas botellas creo que lo demuestran sin duda alguna.
Sigue mostrando un aroma potente pero mucho menos, los minerales (hierro, tiza, tierra mojada etc.) están más atenuados y finos, los balsámicos ocupan un lugar muy secundario.
La boca sigue siendo potente y con mucha presencia, para nada secante, taninos redondos y atenuados, muy suaves, mantiene una alta acidez. En el final, que es largo, aparecen recuerdos de fruta negra confitada.
Personalmente a mi me gustan tanto jóvenes como ya con unos años, en cada momento tienen su encanto.

Primer Clos Mogador que pruebo y diria que esta botella estaba algo evolucionada.
En nariz a pesar de la complejidad destacan los aromas de crianza, aceituna negra, chocolate, regaliz negro, la fruta se muestra licorosa, es mineral, con recuerdos balsamicos y especiados.
En boca esta muy maduro y destaca la licorosidad, la acidez es buena, es sabroso con taninos dulzones, mineralidad, la madera esta presente pero muy elegante, el final es persistente y con recuerdos de regaliz y azucar tostado.

Granate de capa media/alta con algún reflejo atejado. Ha desarrollado un fino bouquet, que se traduce a atractivos matices animales y algunos toques de cueros, fruta roja, fresca y licorosa, algún tostado, suaves especiados (pimienta negra) y algún matiz mineral. En boca ataca con suavidad, fluido, con atractivos amargos, bien de acidez, largo, estructurado y con un tanino etéreo, fino y muy pulido. Qué bien envejecen los grandes vinos del Priorat...!!

Lo he dicho en varias ocasiones,Mogador es uno de los mas grandes del Priorato y sin tantas estridencias como otros.Catado en formato magnum.
Color cereza con ribete naranja.Nariz espectacular,muy compleja,terciarios,frutas madura,licores,una maravilla.La boca equilibrio en todas las facetas,elegante acidez fantastica,para disfrutarlo ahora,muy largo.Gran Vino.

Primera y única añada que he probado de este vino hasta la fecha. De color rojo picota muy intenso. En nariz aromas a fruta madura, notas balsámicas y tostados. En la boca nos envuelve fínamente de nuevo con frutas maduras del bosque, especias y minerales. El final, largo, nos deja ese toque a regaliz y barrica vieja, de cognac.
Sólo puedo decir de este vino cosas buenas. Elegante, excelentemente creado;apasionante.
Un vinazo como pocos hay.

De color rojo intensisimo, un aroma que embriaga con notas de violetas y confitura de grosellas. A medida que se va abriendo, aparecen aromas de pan de higos, moras, canela y café. Su complejidad crece y finalmente, al cabo de unas horas, nos muestra todo su esplendor.Yo lo tube decantando 2 horas, en boca se muestra como un vino muy opulento. Con una concentración tánica remarcable, se muestra a la vez untuoso, estructurado, amable y maduro. Su buena acidez compensa su elevado grado y hace que su paso de boca sea sorprendentemente fresco. Pero lo más remarcable de este vino es la calidad y la duración de su persistencia. Su final de boca es muy largo y en él distinguimos toda la complejidad aromática antes mencionada.Es el mejor vino que he probado hasta dia de hoy

Priorato de libro definiría a este vino, no quiero hacer una nota de cata de las habituales en mí, tan solo quiero expresar lo que he sentido al abrir este vino, ante todo y de forma indudable, gran vino.

Todos sabemos que cada botella es un mundo, esta me ha parecido algo evolucionada, en su aspecto, presentaba un tono granate con ribete anaranjado, capa media o incluso tirando mucho media-alta, el conjunto era bonito, brillante y limpio, al final en las paredes de la botella quedaron marcados depósitos.

Su aroma es muy clásico entre los prioratos y su terruño, flores marchitas, fruta madura, muy madura, notas mentoladas, notas de incienso, cierta complejidad en el conjunto.

Su textura en boca es suave, tiene acidez como para aguantar mucho más tiempo, la carnosidad se hace patente cuando entra en nuestra boca, es una auténtica esfera, suave, muy persistente y con longitud, cierto dulzor que lo hace fácil, goloso pero no cansa.

Como digo, indudablemente un gran vino, pero no el que me esperaba.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar