Clos Mogador 2007
Vino Clos Mogador 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
22% Cariñena, 40% Garnacha, 20% Cabernet Sauvignon, 18% Syrah. Plantadas en montañas entre 350m de altitud aprox.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.16
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,4
Opiniones de Clos Mogador
OPINIONES
14

Al destapar la botella ,el olor del corcho era "raro".Cuando una hora mas tarde probamos el vino,tenia rastro de TCA.En fin,mis compañeros comentaron que se podia beber bien.A mi no me gusto.

Coupage de Garnacha, Cabernet Sauvignon, Syrah y Cariñena con una crianza de 20 meses en barricas de roble francés.
A la vista rojo picota intenso de capa alta y ribete violáceo, limpio y brillante con intensa y abundante lágrima muy lenta que tinta la copa.
En nariz es de una complejidad embrujadora, fruta negra madura, confitura de cerezas, especiado, vainilla, regaliz, clavo, a medida que se abre gana con intensidad y complejidad, recuerdos florales, violetas, recuerdos tostados, almendras y avellanas y sutiles torrefactos, chocolate negro, sobre un profundo fondo mineral.
En boca es Priorat, complejo, intenso, potente, amplio, explosivo, con mucho carácter, pero de gran sedosidad, profundo, marcado por las confituras y los recuerdos tostados, con una acidez vibrante y unos taninos maduros, integrados, dulces, un vino con una persistencia infinita y un final eterno.
Cierra los ojos .., respira .., y déjate llevar ..

Picota granate vivo, buena capa. Nariz intensa, expresiva, un toquecito de laca de uñas, fruta roja fresca, suaves tostados y atractiva mineralidad.En boca tiene buen ataque, cuerpo medio, textura terrosa, tanino intenso, algo secante, con una fruta muy ligera, bien de acidez, largo, atractivo y muy bien definido. Aún con mucha vida por delante....

Tras más de dos años sin catarlo (lo caté con Antoliano en abril de 2010), abro una segunda botella de este vino para ver que tal evoluciona.

A la vista el típico picota oscuro de capa alta y con el ribete granatoso. En nariz, presenta un perfil mucho más serio que en la anterior cata (estaba recién salido al mercado), a copa parada predominan las notas de la crianza, tostados, especiados, vainilla y mentolados. Con la aireación y tiempo en copa (abierto con 2 horas de antelación, pero sin decantación), aparece la fruta, negra y roja, pero dominado de nuevo por las notas que le aportan la crianza, balsámicos y especiados. En boca se muestra mucho más dócil, tan solo unos muy ligeros amargores denotan que todavía no está listo, paso por boca sedoso, buena acidez, contundente, de nuevo las notas que aparecen en nariz, con buena estructura para seguir creciendo y buena persistencia en boca.

Todo y que está bastante bebible, creo que con otro añito más en botella debe empezar a suavizar algo la nariz, quizás la fase más floja a fecha de hoy.

Estoy de acuerdo en que su acidez y estabilidad predicen una larga vida, sin embargo y a mi entender esta añada está por debajo de las dos anteriores en su calidad y expresividad frutal. Complejo, en perfecta integración en nariz, most´rándo una fruta almibarada y mineralizada inigualable,recuerdos de matorral, fiel a los patrones habituales de este vino. En boca es muy largo, amplio, ligeramente astringente y con un paso medio algo agresivo y provocador. En cualquier caso un disfrute

Hace año y medio desde mi anterior botella y sigue apareciendo un vino con una magnífica intensidad aromática y a la vez con un potencial en boca apabullante, como que no ha pasado el tiempo, buena carga de frutos rojos y negros maduros, con notas minerales, balsámicos, chocolate negro, hierbas aromáticas, vainilla, tostados y mentolados........
Al margen del potencial en boca, resulta amplio, con cuerpo, frutal, sabroso, buena estructura, de recorrido muy largo y muy persistente.
Sigo opinando al igual que en mi anterior valoración que está muy vivo y tiene buen margen para redondearse y mejorar con el tiempo.

Me confieso un enamorado del Mogador. Quizas por eso no he tenido paciencia y ya lo he abierto.No es su moemnto , o por lo menos , no es su momento idoneo.
Color cereza , capa muy alta, ribete cardenalicio, espejo limpio y lagrima lenta , muy lenta , estrecha y que no tinta la copa.
Nariz potente con frutas negras y rojas, café, ahumados , sotobosque, tabaco , especies , cacao , todo sobre fondo mineral
Paso por boca potente, con taninos muy presentes, cierta astringencia que le capa su expresión

Postgusto largo , pero astringente
La falta tiempo , mientras tanto........Larga vida al Cesar. Esperaremos

Queremos hacer un apunte que creemos es básico para estos vinos. Son vinos con los que se ha de tener paciencia, entenderlos y que después de haber probado diez vinos que René Barbier elabora el Priorat, llegamos a la conclusión de que no tiene mucho sentido hacer una nota de cata convencional, por varios motivos, por la evolución una vez abiertos que tienen, al momento te ofrecen una cosa y al cabo de tres horas todo cambia y te ofrecen nuevas sensaciones y porque seguramente si abrimos los mismos vinos dentro de seis meses o un año no tendrán nada que ver con lo que son ahora y seguramente te trasladarán con nuevas sensaciones y no porque estén más maduros sino por lo vivos que aún están. Vinos emocionantes.

Vino catado en cata vertical de Clos Mogador 2008, 2007, 2006, 2002 mágnum i 1997.

Decantado 3h antes, añada durilla y fresca.

Visual: Color rojo picota, capa alta, tinta la copa, borde violáceo, tonos morados.

Olfativa: Alta intensidad, muy mineral, salvaje, hierba aromática, mentolado, bosque mediterráneo, fondos frutales, cada vez más fresco y frutal, balsámico, acetona, cafés, tostados, caramelo de coca – cola…eucalipto, más mentolado y balsámico.

Gustativa: Ataque potente, acidez marcada, amplio, potente, explosivo, largo, final mineral, duro como una roca. Una delicia, si tienes paciencia te enamora.

Le queda mucha vida por delante, le cuesta expresarse.

No puntuamos, por su evolución, porque darán más de sí y porque son vinos para disfrutarlos.

No defrauda, la elaboración y coupage de este tinto grandioso en el Priorat,

Estamos acostumbrados a vinos de esta zona muy potentes, imbebibles hasta por lo menos 5 años, no así, el presente, donde el tanino maduro se impone a la astringencia, fruta roja, frescura y acidez bien integrada en boca. También muy compleja la nariz puesto que se desvela una gran mineralidad, hierbas de monte, mentolados, regaliz, puromoro junto a las compotas de frutas de bayas.
Desde luego ganará mucho con el tiempo y evolucionará, para eso están pensados estos vinos por sus características y coupage pero hay que reconocer que la fórmula es exacta para lograr disfrutar de ellos hoy.

En su conjunto, potente, de buena estructura, con personalidad, sabroso, frutal, agradable, con cuerpo, amplio, aunque algo falto de botella, de largo recorrido y extraordinaria persistencia.
En nariz es una primicia, fantástico, con buena intensidad, complejidad y muy expresivo, con amplio abanico de frutos negros muy maduros, y sensación licorosa de frutos rojos, con notas de bolleria, toffés, chocolate, vainilla, espécias aromáticas y un fondo mineral.
Sin duda todavia mejorará y tiene un gran futuro.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar