Opiniones de Nelín
OPINIONES
2

Mismo color, sorprendente aroma muy maduro, ajerezado, con fruta madurísima, multitud de tostados, miel, manzanillas, bastante reducido, almendra garrapiñada, muy maduro pero aun vivo, como ha aguantado. En boca parece un pastel, tarta al whisky, amplio y largo

El concepto de Nelín nace con la idea de contrarrestar los vinos tintos que hace René, con potencia, cuerpo, carnosidad y poder acompañar la cocina de autor actual catalana y mediterránea, él consideró que tenía que hacer un blanco de expresión y no un blanco suave sino un blanco que marque su paso por boca, es un blanco complejo que te aporta de todo. Elaborado con ocho variedades, algunas autóctonas recuperadas por él mismo, cada variedad expresa y aporta su característica sin pisar una con la otra, la Garnacha las especies y el membrillo, la Macabeo fruta y cuerpo, la Pedro Ximenez sensaciones dulces en nariz y sequedad en boca, la Escanyavelles estructura, la Pinot Noir acidez para dotarlo de larga evolución, la Viognier es la responsable de frutas carnosas y sensaciones florales, otras variedades aportan frescura para equilibrar la calidez de la pizarra. El concepto de Nelín al final es la guarda, conclusión que llegamos al disfrutar de estas diferentes añadas.

Vino catado en cata vertical de Nelín 2009, 2008, 2007, 2005 i 2002.

Decantado 1h antes

Visual: Color dorado precioso, con reflejos oro.

Olfativa: Alta intensidad aromática, complejo, al principio en este domina su carácter mineral y cítrico, apuntes de hidrocarburos, sulfitos, arranque de motor, aparece algún membrillo y orejones, notas licorosas, al final de la noche (tras 4h) es pura cremosidad, crema catalana, galleta maría, toffes, increíble su evolución, la gente no se creía que era la misma añada que antes nos daba mineral.

Gustativa: Gran paso por boca de inicio a fin, amplio, redondo, mineral, cálido, sedoso, untuoso, cremoso, muy largo.

No puntuamos, por su evolución, porque darán más de sí y porque son vinos para disfrutarlos.

Queremos hacer un apunte que creemos es básico para estos vinos. Son vinos con los que se ha de tener paciencia, entenderlos y que después de haber probado diez vinos que René Barbier elabora el Priorat, llegamos a la conclusión de que no tiene mucho sentido hacer una nota de cata convencional, por varios motivos, por la evolución una vez abiertos que tienen, al momento te ofrecen una cosa y al cabo de tres horas todo cambia y te ofrecen nuevas sensaciones y porque seguramente si abrimos los mismos vinos dentro de seis meses o un año no tendrán nada que ver con lo que son ahora y seguramente te trasladarán con nuevas sensaciones y no porque estén más maduros sino por lo vivos que aún están. Vinos emocionantes.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar