Opiniones de Clos Mogador
OPINIONES
8

Queremos hacer un apunte que creemos es básico para estos vinos. Son vinos con los que se ha de tener paciencia, entenderlos y que después de haber probado diez vinos que René Barbier elabora el Priorat, llegamos a la conclusión de que no tiene mucho sentido hacer una nota de cata convencional, por varios motivos, por la evolución una vez abiertos que tienen, al momento te ofrecen una cosa y al cabo de tres horas todo cambia y te ofrecen nuevas sensaciones y porque seguramente si abrimos los mismos vinos dentro de seis meses o un año no tendrán nada que ver con lo que son ahora y seguramente te trasladarán con nuevas sensaciones y no porque estén más maduros sino por lo vivos que aún están. Vinos emocionantes.

Vino catado en cata vertical de Clos Mogador 2008, 2007, 2006, 2002 mágnum i 1997.

Decantado 1h antes.

Visual: Color rojo cereza de capa media, tonos teja.

Olfativa: Alta intensidad, recuerdos a burdeos, elegancia, finura, fruta muy madura de fondo (aún tiene fruta), en compota, pimientos asados, caja de puros, pimientos a la brasa, aún fresco, fondos ahumados, cueros elegantes, recuerdos a carnicería, chocolates negros, algún mentolado, hojarasca…

Gustativa: Boca amplia, sedosa, redonda, tomate deshidratado, fino, elegante, taninos maduros aun presentes y finos, suave acidez, punto amargo, con mucho cuerpo a pesar de sus 14 años, muy largo, recuerdos a su crianza.

Notamos como hay más presencia de la Cabernet, cosa que René ha ido ajustando y modificando con los años.

Con las añadas 2006, 2002, 1997 comprobamos las diferentes fases de elaboración y de investigación de René.

No puntuamos, por su evolución, porque darán más de sí y porque son vinos para disfrutarlos.

Catado junto con L'Ermita 98.
Color rojo picota brillante, evolucionando hacia atejados en el ribete.
Aromas de buena intensidad en nariz, mucha mineralidad, torrefactados y fruta madura.
En boca muestra una buena acidez, está muy redondo y pese a su elevado grado alcohólico resulta fresco, un punto balsámico. Gran persistencia.
Es un vino muy elegante, no tan complejo ni con tanta vida por delante como L'Ermita (una "fuerza bruta"), pero que hace disfrutar muchísimo.

Cata vertical de Clos Mogador. Fantástica cata en la que catamos la historia de esta bodega. Color rojo picota intenso y brillante. En náriz aromas de una buena intensidad y muy mineral. En boca entra extraordinario, potente, frutal, con un buen paso de boca, muy buena acidez, con buenos taninos. Tiene persistencia frutal y mineral.

Otra nueva oportinidad de degustar este magnífico vino, donde la complejidad aromática se alía a una boca completa, fina, elegante y sabrosa. A destacar su profundidad y persistencia.

Otra botella de esta añada, y el vino sigue vivo, firme, diría, incluso, que más complejo, con notas en nariz de licor, tofee, café, tabaco, cacao amargo, hierbas mediterráneas. La boca se sostiene con una buena acidez y una materia de primera, dando un resultado redondo, fresco, equilibrado y complejo. Gran persistencia y elegancia.

Rubí intenso con ribete grana. Capa media.
Tras un inicio marcado por aromas de reducción y càrnicos, aparecen diáfanas notas de bosque -pinaza- y garriga mediterránea, seguidas de buenos tonos de fruta roja en sazón y un ligero punto especiado.
En boca es sabroso, intenso de volumen medio. Acidez muy rica y bien puesta, con unos taninos pulidos, aterciopelados. Muy equilibrado y redondo, dando una gran sensación de frescor. Paso frutal, con los tonos de garriga apuntados y un leve fondo mineral. Sin tener una gran amplitud presenta un recorrido enorme. Gran persistencia final sobre los tonos frutales y de bosque. Muy elegante.

De capa media-alta. Ribete granatoso.

En nariz, se muestra con una frutosidad correcta, mezclándose con notas de bosque mediterraneo (pinaza), ligeros balsámicos bien integrados, notas de barrica de buena calidad.

En boca tiene una textura de terciopelo muy interesante con gran recorrido y persistencia, en un conjunto "fresco", y especialmente redondo, recordando en mayor medida la fruta madura y con sensaciones minerales-pizarrosas más marcadas que en nariz. Gran sensación de volumen en boca, pero de media amplitud, volviendo algunos recuerdo de la barrica, con cierto punto amargo.
Bueno, sobre todo en boca sorprende su tacto de seda...
Temp. Serv. 16-17º. Copa Overture Mágnum. Descorchado con algo de volúmen 3-4 horas antes.

Color cereza intenso muy bonito. Aroma muy complejo y cerrado, mineral (tierra), frutos negros, café, vainilla, maderas tostadas. En boca es muy potente y muy frutal, tiene un sabor complejísimo que a mi no me acaba de ilusionar. Reconociendo que es un gran vino, creo que no es suficientemente espectacular para mis pupilas. Costo aproximado 32 €.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar