Opiniones de Clos Mogador
OPINIONES
34

Color cereza con menisco rubí, de capa media alta con lagrima fina.

Nariz de buena intensidad a fruta fresca roja y negra con algunas notas florales y balsámicas, notas especiadas y de guindas sobre un fondo de mineralidad latente y patente.
Luego con tiempo aparecen los arándanos y siempre la mineralidad (la pizarra y la tierra).

En boca entra bien con cuerpo, estructura y recorrido. Sabroso, con buena acidez y taninos pulidos y sedosos, con buena fruta y mineralidad y un postgusto tostado y minerales de gran persistencia.
Con recorrido por delante.

Rojo rubí, ribete rojizo, capa media-alta.
Vino intenso en nariz, algo reducido pero que al poco de trabajarlo en copa se disipa, aunque le cuesta algo abrirse. Toques de frutas negras, especias, monte bajo, un fondo mineral, ahumados, café en grano, chocolate amargo, maderas nobles, regaliz, en fin, un poderoso bouquet de aromas de gran tinto mediterráneo.
En boca muestra su potencia y seriedad, este es un vino de largo recorrido y que no parece haber llegado a su cénit. Tiene buena acidez y el paso es sabroso, concentrado y frutal, con una marcada carga mineral en el final y dejando recuerdos balsámicos y frutales. Tanino fino y noble, aunque todavía presente. Buena persistencia.
Una añada de primer nivel para el productor, quizá la mejor junto con 95 y 2005. Ahora mismo está en plena forma y muestra las características que esperamos de un gran vino del Priorato al que los años han ido escondiendo sus ángulos y sacando sus virtudes. Sin duda un excelente Mogador para tomar o guardar un tiempo.

Este era uno de los vinos que me faltaban por colgar nota de los que bebimos en la reunión veremera de la Terrassa del Museu.
Quizás me he tomado mi tiempo porque tras unas cuantas añadas degustadas de este gran vino (sobretodo de la década a la que pertenece), tenía ganas de llevarme al paladar tan espléndida añada.

Y debo de decir que tánta era mi predisposición al goze y disfrute, y tan alta era mi ilusión por descorcharlo, que creo que me pesó un poco la conciencia tan positiva porque, por lo menos en el caso de esta botella, no me ha resultado el mejor Mogador bebido por un servidor hasta la fecha.
Dónde debía esperar (es una opinión mía, por supuesto) que este Priorat me fuera a ofrecer un tinto reposado y hecho; explendoroso y aposentado y listo para gozar trago a trago, me he encontrado con otra cara de la moneda. Si no la mala cara, sí la más dura y oscura.

Descorchamos un formidable tapón del que parece que lo hubieran encapsulado ayer mismo.
Decantado por lo menos, 1 hora y media antes de bebernos las primeras copas de este vino.
Uno de los Mogadors con más necesidad de oxígeno que haya probado. Es como un tigre enjaulado: agresivo, alcohólico; rudo, falto de amaneramiento y de doma. No se calma, ni pasadas tres horas o más. Qué barbaro!!
Visualmente, el color resulta muy vivo, con un picota oscuro de capa media-alta y abundante lágrima tinta que vela nuestra copa de manera atractiva.
Eso sí: tiene una cantidad de posos y precipitados terrible. Gracias al decantador...y aún así, la copa muestra todos esos pequeños sedimentos en el cristal y en el fondo de la copa.
Meto la nariz en la copa (por cierto, apunto tomando nota tras dos horas después de abierto):
Licoroso en grado alto (guindas en licor). Potente (ya lo había dicho), todavía. Recuerda a los Priorats más clásicos, y por supuesto, los primeros Mogadors. Cognac, Jerez, mucho pasificado y por supuesto, piedra Llicorella pizarra pura y dura. Sigue: si se "relaja" (tarea harto difícil, pues requiere de mucha paciencia y tiempo), ciruelas muy maduras, higos y algarrobas.
Encuentro poco o nada del típico y oloroso matorral y bosque Mediterráneo, de los balsámicos; quizás por ese "recubrimiento de licor, fruta madurísima y más alcohol".
Ya digo: de los de antes. De los de decantar medio día antes de beberlo. No exagero.
La boca, curiosamente (gracias a Dios y, presumiblemente, al tiempo) no resulta tan alcohólica como podría suponer. No obstante, requiere beberla con calma. El vino resulta contundente, carnoso; pero no para bebérselo de un trago. Incluso resulta rugoso y con un nivel de acidez todavía bueno. Asoma algo de la madera, la fruta en licor (esto no se va ni por asomo); quizás café y algo más. Pero es que me sigue resultando algo tosca al final del paladar. Persistencia media-alta y notable postgusto pasificado y de torrefactos.

...Y dicho esto, que creo que no es poco, pues me quedo con la impresión de ser un gran Mogador de los de la antigua escuela, pero un Mogador de los más difíciles de beber y que seguramente no será nunca apto para todos los públicos como quizás parezca ser la línea más "educada" de los últimos años en este vino.
Aunque quizás en este 2001 esté la quintaesencia del Priorat más auténtico y en estado puro, de todos.

Picota granatoso con destellos rubí de capa media-alta. La nariz es intensa, perfumada, con cierta elegancia. Ha desarrollado un ligero bouquet y como muy bien se describe en la nota que me precede hay toques de cáscara de naranja, algún toque de cueros y sensaciones de flor ajada. EN segundo plano aparece algo de fruta roja, fresca y compotada y también algunos matices minerales. En boca tiene buen ataque, con cuerpo medio, tiene un paso fluido y seductor, bien de acidez, presenta una bella trama y bastante persistencia. Yo diría que está en su momento óptimo...

Color picota oscuro con ribete rubí y capa media-alta. Limpio y brillante.
Bastante cerrado en nariz. Tras darle tiempo y oxígeno, hay fruta roja, cáscara de naranja, balsámicos y algunos terciarios (cuero), y como fondo siempre está presente la pizarra caliente.
En boca se presenta de manera golosa, cálida y envolvente, dejando en el paso una sensación muy mineral, con taninos menudos y buena acidez. Final muy largo a café y torrefactos. Crecerá con descanso en botella.

Aunque últimamente estoy un tanto alejado de estos vinos “bomba”, hay que reconocer que el Mogador 2001 es un gran vino y un gran Priorato de una gran añada. Subido de tono y a tope en todo, exuberante, sin embargo se le debe reconocer que en estos parámetros es también, elegante, a lo que contribuye la poca presencia de madera. Difícil y complicado acompañar este vino con comida, ello no obsta al reconocimiento de su calidad, profundidad y como digo elegancia en la parte alta de la gama.

Supongo que esta botella comprada en el Priorat no estaba en pefectas condiciones.
Probadas otras añadas, esta botella ofrece buena fruta pero una estructura más ligera, algo alcohólico y un regusto más corto. En general, rebaja mucho su calidad respecto a otras catas del mismo vino, así que no lo puntuo pero sí lo anoto.
Mala suerte.
Estas navidades me desquito con algún 2004 de los que tengo guardados.

Le cuesta abrirse al condenado, más de 1 hora en decantados y otra en copa. Luego dio un aroma intenso, encina, sotoboque mediterraneo, ozono y la típica licorella.
Boca espectacular de gran vivacidad, mineralidad atómica, alta acidez, enorme volumen y presencia en boca. Larguisímo. Un vino extraordinario, que está envejeciendo muy bien y puede llegar más lejos sin problemas.

Añado que desde luego no sirva para acompañar comida, se acompaña sólo.

Un año mas tarde este Mogador 200, en Magnum esta BRUTAL.Digo Rey del Priorato porque lo es,por lo menos para mi.Lejos del mundo del marketing,del diseño,del esnobismo.El trabajo diario de Rene Barbier y sus colaboradores hacen posible esta maravilla.Precioso color cubierto.La nariz es de otro mundo,muy compleja,multifacetica,minerales,balsamos,licores,..La boca armonia pura,equilibrio total,grandisimo.Hemos disfrutado.Gracias Rene,por tu trabajo y modestia.

Color picota oscuro, con ribete rosaceo , algo atejado. capa muy alta, espejo limpio y lagrima densa, larga que tinta la base la copa.
Nariz explosiva de enorme intensidad, muy frutal que permanece en el tiempo. Aparecen balsamicos, torrefactos, ahumados , cafe y cacaco amargo. No pierde la potencia frutal en ningun momento. Una autentioca sinfonia de olores
Paso por boca sublime, cuerpo grande, denso, musculoso, goloso, explosivo, inunda la boca de sensaciones. Post gusto muy largo , potente y envolvente.
Enorme

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar