Hécula 2006
Hécula 2006
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
Monastrell
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
7.07
/
85
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
6,4
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Hécula
OPINIONES
13

Corcho que sale perfecto pero que aparece ya bastante bañado en vino internamente hasta casi la mitad del mismo.

Visual: rojo picota, capa media, ribete transparente con destellos todavía violáceos junto a sutiles cerezas y atejados, algo más evolucionado que botellas precedentes. Limpio y brillante, con muy buena lágrima de caída en palmera.

Nariz: Necesario dejarlo oxigenar 30-60 minutos pues al inicio la nariz es muy tímida y anodina. Con la oxigenación y la temperatura (la botella salía de la cava a 12ºC), noto fruta roja de buena intensidad, cerezas, fresas y bayas maduras, aromas licorosos y a uvas pasas, algunos especiados, maderas y lácteos muy tímidos, así como potentes balsámicos. La nariz está bien.

Boca: entrada fresca, frutal y más bien ligera, estructura ligera, de volumen apreciable pero medio tirando a bajo, taninos presentes todavía pero bastante pulidos ya (aunque con margen por pulir pues aún se agarran algo a las encías). Paso por boca amable con final medio-largo con postgusto a especias, balsámicos y uvas dulces muy agradable.

Es un vino que no enamora pero que es más que correcto. Al principio de descorchar es muy flojo en nariz y en boca muy anodino pero que, con la oxigenación y temperatura en copa va ganando enteros. Maridado con cocido madrileño.

Un vino de RCP correcta.

Visual: rojo picota claro, brillante, con ribete tranparente-cereza con más evolución que la última botella que tomé hace ya camino de dos años. Limpio, de capa media y lágrima densa.

Nariz: floja al inicio, poca fruta, incluso con 10-15 minutos no termina de surgir, se muestra tímido, poco a poco surge un poco de fruta negra, demasiado aroma animal, cueros, madera de cedro y algunas especias como la pimienta negra y la vainilla. Bastantes balsámicos y poco más. Si se deja oxigenar coge algo más de potencia pero no la que esperaba o creía recordar de él hace casi 2 años.

Boca: buena entrada de cierta estructura, con más fruta en boca que en nariz, sobre todo fruta en licor, taninos ya bastante pulidos pero que creo que darán al menos 1-2 años más de vida al vino en botella. Buena acidez. Paso por boca bastante aceptable sin ser nada del otro mundo. Un poco ácido de más y con un toque algo picante que indica un cierto desequilibrio y falta de integración en un final medio que sin ser notablemente bueno, sí deja un regusto y retronasal bastante aceptables. Quizás un poco alcohólico de más y con relativamente poca fruta para tanto alcohol. Es por esto, que entra mejor a 14ºC que a 18ºC.

No es nada del otro mundo. 22 meses después de mi última cata de este vino, su evolución en botella ha sido fructífera pero menos de lo que esperaba. Pienso que con 1 año más en botella este vino no va a crecer ya mucho más por lo que creo que entre 2012-13 habrá que dar matarile a las 2 botellas más que me quedan del mismo.

Casi 2 años después, quizás con mi evolución en este mundo del vino, no creo que repita con Hécula (y menos con cajas de 6 botellas que, ahora mismo pienso, son un auténtico "muerto" cuando tienes vinos que, sin ser exorbitántemente más caros, sí son mucho más apetecibles y, EMHO, mucho más disfrutables para beber que este Hécula que queda bien para reuniones campestres con amigos pero poco más). Como mucho, adquiriré alguna botella aislada de añadas más nuevas para ver si mejora pero nada más.

La RCP la veo menos buena que la veía en 2010 y ahora mismo creo que por el precio de Hécula hay vinos bastante mejores.

Bastante más redondo y equilibrado que la botella que probé hace más de un año, pero manteniendo la misma línea, un paso por boca más amable y goloso, con taninos integrados y recorrido medio.
En nariz bastante fruta madura como ciruelas y grosellas, notas de cuero, tostados, sotobosque y balsámico.
Correcto para diario.

Vino color rubí quemado, brillante, con ribete cardenalicio,limpio, de capa media alta y lágrima fina pero densa.
En nariz con buena intensidad, fruta madura, cuero, cedro, boj, en conjunto más balsamico y especiado que frutal.
En boca se muestra carnoso, glicerido, redondo, con unos taninos dulces. Muy bueno, fácil de beber.
Posgusto, largo y bueno.

Es un vino que le puede gustar a todo el mundo.

Visual: Color rojo rubí, borde granate de capa media.
Olfativa: Bien de intensidad, con una primera impresión especiada, pimienta negra y especias dulces, canela en rama, fondos de hojarascas, sotobosque húmedo, poco frutal, alguna punta alcohólica, cuando se oxigena aparecen aromas terciarios, cueros, se mantiene el sotobosque y la hojarasca, sigue siendo poco frutal, aparecen aromas más dulces, tostados, azúcar quemado, alguna mermelada, aparece la madera, madera nueva, se vuelve goloso (chicle de fresa).
Gustativa: Algo amargo, de medio cuerpo, algo desestructurado y alcohólico, los taninos te dejan sensaciones secantes, quizás demasiado amargo, su final es especiado y no demasiado largo, boca en conjunto fallona pero no desagradable, se esperaba algo más después de la buena nariz que tiene.

Un vino fresco y potente a la vez, fácil de beber, con un buen postgusto de persistencia media-alta.

Vino para el día a día que combina con casi todo. Mejor tomarlo fresco, a unos 14-15º. Ideal para reuniones o comidas informales tomando una calidad razonable sin gastar demasiado.

A mí personalmente es un vino que me gusta pero, como es lógico, no me entusiasma.

No es por comparar, pero para mí, por precio y calidad, este vino es el clásico Cune ó Coto Crianza de Rioja, pero en Yecla (y con Monastrell en lugar de Tempranillo). Un buen vino para diario y tomando una calidad muy superior a la de cualquier vino de mesa.

Mucho más me gusto la añada del año anterior que ésta. En visual poca variación pero sí en apreciación aromática, donde se combinan aromas de fruta negra madura, montebajo y ligero balsámicos, con olores de pelo de animal mojado y cuero húmedo.
En boca presenta una entrada potente, fresco, herbáceo, con marcada acidez, taninos vivos y de persistencia media y rugosa.

Decantado 2 horas.

Rojo granate precioso, ribete ladrillo.
Capa alta, lágrima fina y casi transparente.
Fruta muy madura, café, animal, clavo.
Boca amplia, paso muy suave, apenas astringente, confituras de arándanos, ciruelas.
Posgusto muy largo, un punto ácido, con final de castañas crudas.

Cereza roja y picota. Terroir nasal, mineral, mucha amatista, tostados de cafe. Cerpo brioso en boca, potente, con fruta negra muy madura, ciruelas y pasas, algo mentolado, pero muy potente. También algo de corcho.
Un vino que mejora algo al final, pero regular.

Picota con ribete morado, capa alta, de poca lágrima y limpia.

En nariz es muy extraño. Tras el pimiento verde aparecen con fuerza establo, cuero, pelo de caballo sudado, frutos secos, tabaco, regaliz y solo al final las frutas rojas. Excesivos aromas animales.

En boca es amplio, vegetal, carnoso tanto en el tacto como en el sabor, sabroso, algo alcohólico. Astringente.

Persistencia media.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar