Tío Pepe Fino en Rama Saca 2017

Vino Tío Pepe Fino en Rama Saca 2017

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,3
Calidad-precio:
9,5

Bodega: Tío Pepe - González Byass
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: Palomino Fino 100%
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza mínima de 4 años en Sistema de Criaderas y Soleras del Marco de Jerez. Titulado por la bodega como #VivoySalvaje. Leyenda: "Hemos embotelado para ti la fuerza de nuestra tierra, el silencio de la bodega, la sal, el sol, la lluvia y el viento". Embotellado el 21/04/2017.

Varietales: Palomino Fino 100%

6 Opiniones de Tío Pepe Fino en Rama Saca

Color amarillo pálido, reflejos verdosos y dorados, limpio, brillante.

En nariz tiene presencia de una alta intensidad de aromas de frutos secos, sobre todo de almendra, notas de salinidad y levadura, floral, complejo y elegante. Buena persistencia aromática.

En boca es fresco, intenso, elegante, complejo, acidez presente, muchos frutos secos y notas salinas y minerales, sensaciones cítricas. Buen a persistencia final.

Me gusta desde el precio hasta la etiqueta.

Muy rico. Una maravilla. 

Otra edición de este fino, suave, fresco, agradable, muy sabroso y muy aromático, que procede también este año de una selección de 60 botas de la Constancia, la bodega fundacional que data de mediados de 1800 y que el enólogo Antonio Flores controla cuidadosamente desde 2013. Color amarillo pálido con reflejos verde oliva y dorados. En nariz muy aromático, a almendra y levadura, muy complejo y elegante. En boca es fresco, una delicia. te inunda la boca, elegante, intenso, complejo, notas salinas muy presentes y agradables, notas minerales. Muy rico. Una maravilla.  

No se si vivo y salvaje como lo presentan, pero desde luego para domar si. Bonita botella y elegante presencia en copa. Nariz caliza, yeso, tiza, con yodo y frutos secos. Un espectaculo de sal, flor, mineral y fruta con toques de barnices. Una delicia de las que debe haber muchas en Jerez

Mantengo sensaciones de las catas anteriores, pasados ya casi 5 meses desde su saca, sigue eufórico, vivo y salvaje, no he notado caída aparente en sus notas punzantes, salinas, frescas, sápidas, aldehídicas,...

Un finazo que no falla para comprar a cajas.

Aunque pierda frescura, no le veo problema alguno a guardarlo no meses, sino incluso unos cuantos años (va a evolucionar muy bien dada su calidad).

 

Visual: amarillo dorado-pálido y brillante, limpio y con buena lágrima. (9.5)

Nariz: potente y compleja aromática a fruta blanca (pera de agua), flores blancas, notas punzantes, aldehídos, velo de flor, salinidad, brisa marina y salmuera, yodo, frutos secos tostados (almendras y avellanas), herbáceos y tierra albariza (tiza) muy intensa. (9.3)

Boca: ataque fresco y sabrosísimo, extremadamente seco pero de una sapidez extraordinaria, con potentes sensaciones salinas (muy salino), notas aldehídicas, acidez razonable (media) para un generoso, de buena estructura y cuerpo para un fino, densidad media plus y buen volumen. Paso por boca muy agradable y punzante. El final es muy largo con notas a potentes frutos secos tostados, algo de fruta blanca, salinidad y yodo a raudales en un retrogusto fantástico; en vía retronasal se reproducen sensaciones y aparecen notas a albariza, salmuera, madera de botas viejas, herbáceos y ligeras flores blancas que lo redondean en conjunto maravillosamente bien. (9.6)

PVP (14-15€) la botella de 75 cl. Excelente RCP.

Me quedan 3 botellas más, seguiremos su evolución e (incluso) estoy pensando en conseguir más.

Botella bordelesa con cierre de aglomerado de corcho cabezudo típico del marco de Jerez. Etiquetas de fondo color carne. Embotellado hace poco menos de 2 semanas. Huele ya genial el cierre por el interior.

Visual: amarillo dorado pálido pajizo, limpio, brillante y muy bonito, de buena lágrima de rápida caída.

Nariz: de alta intensidad y muy punzante, donde encontramos tierra albariza (tiza) por los cuatro costados, poderosos aldehídos y notas a velo de flor muy importantes, etanal, notable aromática a frutos secos tostados (almendras, avellanas), ligeras notas de fruta blanca (pera de agua), hierbabuena y balsámicos, aromas yodados y salinos a tope (salmuera, brisa marina, betadyne, ...) que le aportan muchísima frescura, recuerdos a hierbas de monte y licor herbero, algo de vainilla, maderas de bota vieja y una muy buena dosis de mineralidad. Muy fresco, intenso y, a la vez, complejo en nariz. Una pasada.

Boca: ataque fresco y salino a raudales, acidez razonable pero sapidez enorme y máxima, volumen medio-alto, muy buen cuerpo y estructura para su tipología con un paso por boca sabroso y sápido en grado máximo. Se nota muy vivo, con todavía algo de fruta blanca, muy fresco pero, a la vez, muy equilibrado. El final es largo, muy largo, eterno, de una permanencia inusitada, con notas salinas, minerales y a frutos secos tostados en un enorme retrogusto; la retronasal no va para nada a la zaga con notas notablemente punzantes a aldehídos, velo de flor, bota vieja, balsámicos, herbero, yodados, salinos y más frutos secos que lo rematan maravillosamente bien.

Casi recién sacado del horno, embotellado el viernes 21/04/2017 (hace justo 2 semanas) y recibido en casa el viernes pasado (28/04) siendo primicia a principios de la pasada semana y catado por mí por primera vez con Bojos Pel Vi el pasado sábado 29/04. Recatado más tranquilamente en la fecha que indico en la cata (menos de una semana después de la primera cata).

Un año más, una pasada de fino pero, si cabe, la saca de este 2017 me gusta aún más que la de 2016 (me parece algo más fresco, vivo, intenso y complejo)...

Vinazo (finazo) que acompaña prácticamente a cualquier plato.

Me parece de una excelente RCP para lo que ofrece (conseguida botella a algo menos de 14€/botella en oferta de González Byass). Me queda alguna botella más, ... seguiremos su pista durante este verano y, si puedo conseguir más, igual guarde algo para ver evolución (aunque, francamente, este tipo de Finos en Rama son para disfrutar ya, jóvenes, recién embotellados, recién sacados de la bota, pues es cuando más punzantes y mayor frescura poseen).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar