Fino Tío Pepe en rama 2016 (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda) 2016

Vino Fino Tío Pepe en rama 2016 (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda) 2016

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
9,1

Bodega: Tío Pepe - González Byass
D.O./Zona: D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: Palomino Fino
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Elaborado con el método de solera y criaderas típico del Marco de Jerez con crianza biológica bajo velo de flor. Fino en Rama es Tio Pepe sin clarificar ni filtrar, obtenido de la parte central de la bota durante la Primavera, momento en que la levadura de “flor” es más activa. Se elabora en cantidades muy limitadas. Embotellado el 04/04/2016

Varietales: Palomino Fino

6 Opiniones de Fino Tío Pepe en rama 2016 (D.O. Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda)

Realmente este fino crea adeptos, es muy aromático y fresco, con notas muy elegantes a frutos secos, notas salinas, te embarga la boca. Es muy agradable y rico.

Porque este fino crea adeptos, seguidores fieles y apasionados. Probé la 2015 por primera vez y cada vez que sacan una saca", aquí estoy yo para ir corriendo a hacerme con algunas botellitas :D

Tiene una nariz descomunal, que te teletransporta al Marco de inmediato, con frutos secos, albariza, balsámicos, salinidad, ahumados... y flor, muuuuuuuuuuuuucha flor, el alma de este vino. Hay aceitunas verdes, miga de pan, algas... Y amor, pasión, Jerez en estado puro.

En boca es tremendo, largo, eterno, fresco, con esos frutos secos, ahumados, notas salinas, mineralidad, flores marchitas, miga de pan, una acidez tremenda... Es punzante, sabroso, sápido, laaaaaaaaaaaaaaaargo. Una maravilla de boca, un ejemplo del Marco, las lágrimas de una sirena.

Me queda una botella y ya estoy esperando que salga la siguiente añada. Ni los adictos al iphone oiga!!!!

Edito para decir que tiene una capacidad de aguante tremenda una vez abierto, tal y como apuntaba Juanjo.

Color oro pálido.

Nariz muy abierta y expresiva en la que deja entrever su carácter: frutos secos, leves notas anisadas, turba, recuerdos empireumáticos. Buena definición, en cualquier caso.

En la boca ya notamos un fino muy serio, de peso considerable donde la sapidez hace gala. Es graso con recuerdos de yeso, salino, alguna punta de cítrico escarchado le dota de gran profundidad. Glicérico. Un vino que muestra una gran regularidad y le hace un producto muy interesante.

Dorado limpio y brillante.
Buena intensidad en nariz donde se muestra limpio y expresivo, complejo y con frescura. Notas de frutos secos, recuerdos balsámicos, finos ahumados, bastante punzante y con el marcado carácter de la flor, muy aromático.
En boca está perfectamente balanceado, con mucha frescura pero con peso, vino sápido y con carácter, muy seco, que deja en el final recuerdos de almendras y un cierto deje salino muy persistente, mostrando su marcada mineralidad.

Un año más, el amigo Antonio Flores ha realizado un excelente trabajo de encaste de soleras de cara a la saca de este fino, mostrando un conseguido equilibrio en todas sus fases, aquí hay como dice suelo y velo, que al fin y al cabo son dos de los elementos principales en los que debe sustentarse un buen fino. Unos 15 euros, muy buena RCP.

Botella típica de este Tío Pepe Fino en Rama pero, en esta añada/saca, con etiquetas en fondo verde y letras inferiores rojas.

Moderno y renovado respecto a su imagen de la saca de 2015.

Visual: amarillo dorado pálido con reflejos verdosos, limpio, brillante y con muy buena y abundante lágrima (incluso a temperaturas relativamente bajas).

Nariz: nariz muy intensa y aromática a frutos secos tostados (almendras y avellanas), flor por doquier, balsámicos poderosos, aldehídos, marisco, brisa marina, salmuera, ligeras flores blancas ya algo marchitas, ligeros herbáceos, toques a herbero, miel de azahar suave y aromas como con un toque medicinal (quizás el alcohol). Muy complejo este fino desde el inicio ya frío pero cuyos aromas se potencian si lo dejamos llegar a 12-13ºC.

Boca: entrada salina y fresca, muy muy seca, con paso por boca muy agradable a frutos secos y avellanas que "se mascan" (literalmente) en el mismo. Se nota cierta mineralidad y esa tierra albariza de la que procede. Es un vino de media acidez, con densidad y cremosidad, glicérico, con volumen medio plus, muy buena estructura en boca y con un final largo a frutos secos, aldehídos, flores marchitas y, de nuevo toques salinos y marinos que lo terminan redondeando fenomenalmente bien.

Un portento de fino. Me encanta y, sobre todo, tomando con calma, sacado de nevera algo frío y dejándolo ganar temperatura. Tiene una visual joven y magnífica (hace menos de 2 meses de su embotellado), una nariz bastante compleja e intensa y una boca seca, salina, avellanada y con muchas notas adicionales ya descritas que dejan un rastro excelente.

La botella la tenía ya 11 días descorchada. Estaba en nevera cerrada con su cierre cabezudo de aglomerado de corcho típico.

Tremendo fino. Una prueba más de que los finos en rama Tío Pepe de González Byass son excelentes, que Jerez y el Marco de Jerez es de otra dimensión y planeta (ningún vino tranquilo "normal", ni blanco ni tinto, por bueno que sea, resiste tantos días, 11, como si fuera el primero con esta juventud y frescura).

Un vino para disfrutar en los próximos meses y, por qué no, viéndolo evolucionar de su actual juventud a su madurez en los próximos 1-2 años.

PVP 15.25€ en la web de González Byass. Excelente RCP sin paliativos.

Un fino muy aromático y fresco, como dicen el la bodega es "pura vida", es la séptima edición de este fino de edición limitada, procede este año de una selección de 60 botas de la Constancia, la bodega fundacional que data de mediados de 1800 y que el enólogo Antonio Flores controla cuidadosamente desde 2013. Color amarillo pálido con reflejos verde oliva y dorados. En nariz muy aromático, a almendra y levadura, muy complejo y elegante y con un carácter distintivo de la “flor”. En boca es fresco, te inunda la boca, elegante, intenso, complejo, notas salinas muy presentes y agradables y muy agradable y expresivo. Muy , muy rico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar