El Alma del Vino

Etiqueta "vinos de garnacha": 10 resultados

Domaines Lupier-El Terroir y La Dama 2008.

Elisa Úcar Muruzábal y Enrique Basarte Gutiérrez tienen en su haber el aval otorgado por el crítico inglés de la revista Decanter, Steven Spurrier, al situar a sus hijas las garnachas La Dama y El Terroir, entre las catorce mejores monovarietales del mundo. Al parecer Spurrier conoció las garnachas del matrimonio navarro durante una cena del Simposio Internacional de la variedad, e incluso, como una recurrente escena escolar, se levantó de su asiento y solicitó en alta voz aquello de ¿quien es el autor de esto?. Cuenta Elisa, en una entrevista concedida al Diario de Navarra, que temió lo peor, pensando que tal vez preguntaba porque le parecía malo. La humildad sincera de una artesana del vino, por aquel entonces casi desconocida. Fue entonces cuando Spurrier alabó aquellos vinos y prometió incluirlos en un artículo de Decanter, hasta que al final decidió otorgarles el reconocimiento por el que hoy en día son respetados, por ejemplo, a la misma altura alcanzada por el famoso Espectacle parkeriano de Clos Mogador. Domaines Lupier es una bodega localizada en San Martín de Unx, pueblo de la Merindad de Olite, estrenada con la añada de 2008, que sólo construye vinos con garnacha de viñas viejas. Su gran mérito consiste en considerarla como una bodega de garage, hogareña y artesana. De ahí en adelante, el valor de estos dos vinos se comprueba catándolos. Y así lo hice, gracias a mi amigo Curro, que nos los proporcionó para una cata monovarietal, en la que quedaron más que bien situados, ello sin conocer siquiera la bonita historia que encierra su consolidación en el mercado vitícola internacional. El Terroir 2008 es un vino de color rojo violáceo, de capa firme. Nariz profunda, con intensidad. La fruta roja aparece convertida en esencia de frambuesa y cereza, como si de un perfume se tratara. Es mineral con atisbos de olor a piedra mojada, calcárea. Una gran nariz. La boca se muestra carnosa, con un punto breve de dulzor en la entrada y con un recorrido en donde los taninos se despliegan con solidez, pero sin atrevimiento excesivo. La acidez se muestra controlada, sin aceleraciones. Muy bien equilibrado, con cuerpo solemne. Alta persistencia. De su retronasal se advierte la presencia de fruta roja madurada y un toque muy significativo de tierra fresca. La Dama 2008 contrasta con El Terroir. Mantiene un cromatismo similar, tal vez un poco menos uniforme de capa, pero sin mostrarse asimétrico. El violeta algo más presente en brillo. Nariz que asoma frutos rojos y bayas, con un perfume más femenil. En su última cercanía nasal aventura flores, que identifico como violetas. Es etéreo, vaporoso. La entrada en boca sugiere un dulzor menos potente, más liviano que El Terroir. Recorrido magnífico, lleno de elegancia y gentileza. Acaricia la lengua, se muestra rotundo en cuanto a equilibrio, incluso a mi juicio superando al ya soberbio Terroir. Es extenso, llena de calidez, al contrario que El Terroir que a mi juicio da argumentos de más frescura. Agradable persistencia media alta. Retronasal convertida en un homenaje a la fruta y generando un instante de placer que recuerda a las biznagas de jazmín. Dos estupendos vinos de garnacha. Si tengo que elegir, me quedo con La Dama. Aunque sobre gustos, no hay colores. Enhorabuena a Elisa y Enrique por estos dos soberbios retoños.   Leer más

Colección Vivanco-Parcelas de Garnacha 2007.

Algunas veces me cuesta comenzar a describir un vino. Esta es una de esas ocasiones. No ya por las explicaciones previas, ya que estamos ante un monovarietal de la variedad garnacha, criado durante dieciocho meses en roble francés sin trasiegos, con uvas procedentes de cepas sitas en Rioja Baja, Tudelilla; y cerca de la capital Logroño, Villamediana. Vivanco se esfuerza en progresar lanzando al mercado estos productos de colección, con los que se busca engrandecer la calidad de sus vinos, llegando a un tipo de cliente más exigente a la par que sibarita. Lo más complejo llega ahora. Y es que trasladar mis sensaciones con este vino delante resulta un tanto desconcertante.Y es que no parece ni de lejos un vino que acredite su condición de monovarietal de garnacha. Se presenta con una estética elegante, bien detallada, con una caja impecable y una plástica llena de galanura. Pero las sorpresas llegan en nariz y boca. Color apicotado con ribete violeta. La vía nasal se muestra franca en cuanto a fruta, un torbellino de ciruelas rojas acompañadas de balsámicos, un empuje de mentol que despista, realzando la sensación de no estar delante de una garnacha monovarietal. No hay apuntes florales. Incluso en última instancia aparece un aroma que recuerda al Kirsch de la Selva Negra alemana. Boca rotunda y apacible. Es un vino que empieza marcando un toque goloso, carnoso; pero a los pocos segundos también nos habla de unos taninos bien trazados y de un equilibrio magnífico de acidez. Da noticias de redondez, si bien aparece con la garnacha tan disimulada que podría asegurar que no la representa. Su persistencia es media, tirando a débil. Aparenta pero no confirma. Retronasal con apuntes de fruta roja madura y un débil toque de caramelo tostado. Empieza siendo emotivo, termina resultando engañoso. Si tendría que definirlo con una sola palabra, me resultaría difícil encontrarla. Me ha gustado como vino, pero no como representante de la garnacha. Lleva una máscara prendida de su rostro. Es un vino de guante blanco, elegante pero golfo. Peculiar y complicado, no tanto por su complejidad, sino más bien por su identidad real. ¿Tal vez sea un vino inusitado?. No apto para profanos... ¿ó tal vez sí?.   Leer más

Tempore Trazos de Tinta 2009.

Sin lugar a dudas la primera sorpresa agradable que nos da la Bodega Tempore con su Trazos de tinta 2009, es la magnífica presentación que luce el producto. Original, con su cilindro envolvente, pintado sin disimulo, con un diseño polícromo sugerente que pretende y consigue homenajear al gran artista Francisco de Goya. No en vano el proyecto de este vino incluye entre sus mentores a la Fundación Fuendetodos-Goya. La segunda sorpresa viene tras las explicaciones de rigor. Monovarietal de garnacha, cepas viejas y control de temperatura para conservar el frescor de la fruta. Seis meses de crianza en barricas de roble francés con diferentes grados de curtido, y en roble americano, este dotado de un tostado más potente. El vino aparece en copa con una calidad cromática rojo escarlata. Capa uniforme. Nariz en donde predominan las notas de cereza y arándanos, con alta intensidad. Avanza hasta alcanzar un recuerdo matizado a flores, no rosas; tal vez me inclino más a violetas. Boca que comienza con una entrada dulce muy sugerente, marcada por una especie de caramelo tostado. Recorrido que deja al descubierto la capacidad de unos taninos trabajados, presentes sí, pero no agresivos. Buen equilibrio de acidez. Persitente. Retronasal que muestra notas de tostadero de frutos secos. Incluso un apunte final torrefactado. Un vino que despunta por su cordialidad y la intención de popularizar la garnacha entre todos los públicos. A mi juicio, lo consigue. Recomendable.   Leer más

Garnacha de Fuego 2009.

Uno de los hombres más prolíficos y por ende activos del panorama vitícola español es Jorge Ordóñez, importador de productos españoles para el mercado norteamericano y miembro del grupo Orowines, junto al enólogo Chris Ringland y una pléyade de personajes de probada solvencia elaboradora y ejecutiva del sector vinícola. No cabe duda de que Ordóñez tiene fama de convertir en oro todo lo que firma. Bodegas Ateca, madre de esta sonora Garnacha de Fuego 2009, pertenece a Orowines, y está conducida por la mano enóloga de Sarah Morris e Iwo Jakimovicz. De la construcción de este monovarietal aragonés de garnacha, criado durante dos meses en barricas nuevas de roble francés, destaca el cuidado proceso de selección del fruto y la sensación, tras catarlo y degustarlo; de estar ante una garnacha comercial, adaptada a todos lo públicos amantes del vino, que puede consumirse con facilidad, huyendo de la fama que tiene la variedad de áspera y poco convencional para el gusto mayoritario. Hasta el punto de que creo que estamos ante un ejemplo caro de evolución en positivo de la popularización de esta uva, pudiendo ser una recomendación de lujo para hostelería, habida cuenta también de su asequible precio en el mercado. Catada a ciegas, junto con otras garnachas, dió como resultado las siguientes reflexiones : Color rojo cereza con brillo y uniformidad. La aproximación a nariz me indica frutosidad, con aromas que recuerdan arándanos y cereza. Va envolviendo hasta alcanzar notas pizarrosas, con un aporte solemne, pero breve y suave, de menta. Boca fresca, con descaro. La gran cualidad de este vino se nota en los taninos, domados con arte y ensayo. Un recorrido pleno de caracter frutal, con punto de acidez esmerado. Equilibrio. Persistencia en categoría media alta. En su postgusto encuentro de nuevo fruta, bien escoltada por regaliz y pizarra. En resumen, un vino agradable, fácil de beber, y que habida cuenta de su bajo precio es más que recomendable para todo tipo de públicos. Ideal para demostrar a profanos e incrédulos que la garnacha también puede ser comercial.   Leer más

Coto de hayas fagus garnacha 2008.




Bodegas Aragonesas logró con el Fagus 2007 una medalla de plata en el International Wine Challenge de Londres. Estamos delante de un monovarietal de garnacha, realizado con una selección de tres últimas añadas, con uva procedente de viñedos con entre cuarenta y cincuenta años de antiguedad. Maceración con hollejos durante tres semanas, fermentación alcohólica seguida de una maloláctica en barrica de roble francés.
El Fagus es un vino emocional, de larga apreciación. De hecho en sus primeros instantes, desconcierta. Engaña. Confunde. Personalmente, en cata ciega, aventuré que el vino no se encontraba en buen estado. Me resultó desquiciado, poco comprometido con mis sentidos, como si hubiera dejado escapar gran parte de su esencia. Quise asegurar que el vino que tenía en mi copa estaba quebrado, roto. Pero las prisas en la vida no son buenas consejeras. Y como recompensa, por cierto; no compartida con la mayoría de mis compañeros de cata, que aseguraron que aquella copa no merecía la pena; volví a insistir minutos más tarde, apreciando nuevos y sorprendentes matices. El Fagus precisaba aireación, apertura.   Leer más

Navaherreros garnacha de bernabeleva 2007.




Monovarietal de garnacha de la denominación Vinos de Madrid, realizado por la sabia mano del enólogo Raúl Pérez que asesora a Marc Isart dentro de la Bodega Bernabeleva, localizada en San Martín de Valdeiglesias. El experto catador Claudio Comella describe este vino con las mismas características que pueden tener los Beaujolais y Côte Chalonnaise borgoñones, frágiles y de fruta cristalina.
Lo cierto es que sus catorce grados no distraen la expresividad y logran, por contra; dar retazos de vino importante, lleno de sensaciones.
Su color picota oscura con reflejos violeta precede a una nariz vegetal, llena de impresiones boscosas, con helechos, pino y matorral. Aparto y remuevo. En la segunda aproximación, junto a los mismos fondos vegetales, aparecen algunas notas micológicas, no tanto a hongos como a setas silvestres tipo níscalo. No da recuerdos de fruta. Da muestras de vino joven y muy fresco. En boca es curioso, comienza demostrando un intenso punto vegetal que precede a la fruta, que finalmente aparece suave y poco densa. En tercer término, incorpora una sensación de orujo muy placentera. Buen equilibrio, controlado en cuanto a golpe alcohólico. Acidez que emerge sin pesadez. En efecto es, como dice Comella; un vino cristalino.   Leer más

Escenas del vino : frick winery-viñas de garnacha blanca y counoise.


"This is my Owl Hill Vineyard lane that separates Counoise from Grenache Blanc. See the difference?".
Este es el pie de la foto, que la Bodega Frick Winery de Geyserville en California nos ha facilitado amablemente para su publicación en este blog. En ella se distinguen las cepas de Counoise y Garnacha Blanca, separadas por un pasillo.
Gracias a Bill Frick y Judith Gannon, propietarios de esta bodega fundada en 1976.   Leer más

Dido"macabeu i garnatxa"2009.



Blanco que dió lugar a una democrática división de opiniones entre quienes lo probamos. Las Bodegas Venus La Universal del Montsant catalán, fundadas por el matrimonio Sara Pérez y René Barbier, elaboran este vino en base a un coupage de uvas macabeo y garnacha blanca, dando como resultado un producto que yo califiqué, tras cata al uso, como "prodigio de mineralidad". Claro está que sobre gustos no hay colores, y las otras tres personas que llevaron el vino a la boca, dieron una opinión un tanto negativa sobre el mismo, puede que por diferencia de estilo respecto a sus patrones ideales para un vino blanco.
Color amarillo verdoso, con una nariz que recuerda a frutos secos en primer avance, siendo luego bastante terrosa. Los aromas castañeros se unen a un recuerdo de tierra húmeda. Muy otoñal. Ya en boca, el vino se me mostró salino, muy mineral, nada frutoso. En la última escena, la sensación de mineralidad fue tal, que daba la impresión de estar delante de una versión vinícola de Vichy Catalán. Punto de acidez logrado, nada de dulzor. Sin embargo, y discrepando del resto de catadores, no vislumbré un gusto alcohólico excesivo : a mi juicio sus catorce grados no matan las sensaciones. Los cuatro meses de madera le aportan un interesante toque de fruto seco, que mis compañeros tampoco detectaron.   Leer más

Alto moncayo garnacha 2007.


De la bodega propiedad de Jorge Ordóñez y la Cooperativa Borsao, con la mano enológica del australiano de Barossa Chris Ringland, surge este Alto Moncayo garnacha 2007 desde el aragonés Campo de Borja. Un vino especial, dieciseis grados; que deslumbra en nariz y que se muestra equilibrado, fresco y fluido. Es evolutivo desde el descorche, y en primera instancia sorprende con un aroma a fruta exótica, entre coco y piña, como resultado del roble que le sirve antes de llegarnos en botella. Posterior llega un conjunto de aromas que comprenden dulzor, mineralidad y madera en pequeñas proporciones. En boca es goloso, rico, frutal y muy equilibrado. Envolvencia plena.
El color picota con fondo morado y la sensación de estar disfrutando de una especie de ambrosía (entendiendo como tal la definición del historiador clásico Arthur Woollgar Verrall, que describió el significado del término ambrosios como "fragante"), hacen del Alto Moncayo 2007 un vino para deleitarse, como un niño con una piruleta. Si alguna vez un vino se acercó en esencia al mundo del perfume, puede que este sea uno de los más convincentes ejemplos.   Leer más

Otros contenidos sobre 'vinos de garnacha' en Verema

La D.O. Calatayud lleva a cabo la cata más larga de la historia.

Verema. Cerca de 300 personas han participado en la cata más larga de la historia, organizada por la Denominación de Origen de Calatayud.

La D.O. Calatayud lleva a cabo la cata más larga de la historia.

Verema. Cerca de 300 personas han participado en la cata más larga de la historia, organizada por la Denominación de Origen de Calatayud.

La D.O. Calatayud lleva a cabo la cata más larga de la historia.

Verema. Cerca de 300 personas han participado en la cata más larga de la historia, organizada por la Denominación de Origen de Calatayud.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

La garnacha blanca está de moda en Navarra

Verema. El desafío de Navarra y su apuesta por los vinos blancos elaborados a partir de las variedades garnacha blanca y garnacha roya.

Encuentro de Foreros Grupo Codorniu: Cellers Scala Dei, Historia viva del Priorat.

Josep_Gallego. Empezamos la jornada del sábado desplazándonos a Scala Dei, para visitar la bodega del mismo nombre, en el corazón del Priorat. Impresiona la llegada por carretera con la mágica aparición de la Serra del Monsant e, inmediatamente, los primeros viñedos en plena montaña

Herramientas del blog



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar