El Alma del Vino

Herederos del marqués de riscal verdejo rueda 2007.


Catado y degustado durante la Navidad de 2009, el blanco verdejo acogido a la Denominación Rueda de la Bodega Herederos de Marqués de Riscal es un vino sin más algarabía que su esencia en nariz. Y me explico. Abierto para acompañar un buen ejemplar de besugo a la bilbaina, su cata tuvo estas impresiones :
Color amarillo pajizo, tal vez con algún reflejo verdoso en los bordes. En nariz, muy aromático, frutal, con notas de cítricos, manzana verde y un final de pera. En una segunda aproximación, tres ó cuatro segundos despues de haber dado la nariz por concluida, se aprecian destellos de hierba. En boca se presenta con la típica acidez de la verdejo, pero decepciona en cuanto a la persistencia, ya que el vino de pronto desconecta de nuestras papilas. Anunciado como buen retronasal, en mi caso particular, se mostró frágil y sin continuidad. Ni siquiera descubrí el tono de amargor que suelen manifestar estos vinos.
Gustó más a las féminas que a los varones.
Un tanto desconcertante.

Herramientas del blog



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar