El Alma del Vino

Garnacha de Fuego 2009.

Uno de los hombres más prolíficos y por ende activos del panorama vitícola español es Jorge Ordóñez, importador de productos españoles para el mercado norteamericano y miembro del grupo Orowines, junto al enólogo Chris Ringland y una pléyade de personajes de probada solvencia elaboradora y ejecutiva del sector vinícola. No cabe duda de que Ordóñez tiene fama de convertir en oro todo lo que firma. Bodegas Ateca, madre de esta sonora Garnacha de Fuego 2009, pertenece a Orowines, y está conducida por la mano enóloga de Sarah Morris e Iwo Jakimovicz. De la construcción de este monovarietal aragonés de garnacha, criado durante dos meses en barricas nuevas de roble francés, destaca el cuidado proceso de selección del fruto y la sensación, tras catarlo y degustarlo; de estar ante una garnacha comercial, adaptada a todos lo públicos amantes del vino, que puede consumirse con facilidad, huyendo de la fama que tiene la variedad de áspera y poco convencional para el gusto mayoritario. Hasta el punto de que creo que estamos ante un ejemplo caro de evolución en positivo de la popularización de esta uva, pudiendo ser una recomendación de lujo para hostelería, habida cuenta también de su asequible precio en el mercado. Catada a ciegas, junto con otras garnachas, dió como resultado las siguientes reflexiones : Color rojo cereza con brillo y uniformidad. La aproximación a nariz me indica frutosidad, con aromas que recuerdan arándanos y cereza. Va envolviendo hasta alcanzar notas pizarrosas, con un aporte solemne, pero breve y suave, de menta. Boca fresca, con descaro. La gran cualidad de este vino se nota en los taninos, domados con arte y ensayo. Un recorrido pleno de caracter frutal, con punto de acidez esmerado. Equilibrio. Persistencia en categoría media alta. En su postgusto encuentro de nuevo fruta, bien escoltada por regaliz y pizarra. En resumen, un vino agradable, fácil de beber, y que habida cuenta de su bajo precio es más que recomendable para todo tipo de públicos. Ideal para demostrar a profanos e incrédulos que la garnacha también puede ser comercial.
  1. #1

    Edelweiss645

    la botella que tengo de esta garnacha nola he abierto en cuanto la abra opino

  2. #2

    Juan Cuatrecasas

    en respuesta a Edelweiss645
    Ver mensaje de Edelweiss645

    Espero a que la abras, espero que te guste tanto o mas que a mi. Saludos y gracias

  3. #3

    Edelweiss645

    en respuesta a Juan Cuatrecasas
    Ver mensaje de Juan Cuatrecasas

    pues ya mela he bebido ,el primer dia no me gusto demasiado ,quiza la impresion del sabor diferente de esta uva ,pero el segundo dia me agrado bastante ,mejor dicho me gusto mucho al haber asimilado ya el sabor diferente de la garnacha ,analisis profundos de aromas y sabores no voy a hacer pues no me siento cualificado para ello eso si el vino buenisimo

  4. #4

    Juan Cuatrecasas

    en respuesta a Edelweiss645
    Ver mensaje de Edelweiss645

    Edelweiss, en efecto es bueno ir ensanchando el paladar con los vinos de todas las variedades y denominaciones. A veces estamos demasiado acostumbrados a una variedad de uva ó a una forma de elaborar los vinos muy determinada, y lo que hay más allá no nos gusta por falta de costumbre. Las garnachas hay que probarlas varias veces, cuando áún no se han probado. Me encanta que te haya gustado finalmente.
    Un abrazo, Juan.

Herramientas del blog



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar