El Alma del Vino

Navaherreros garnacha de bernabeleva 2007.




Monovarietal de garnacha de la denominación Vinos de Madrid, realizado por la sabia mano del enólogo Raúl Pérez que asesora a Marc Isart dentro de la Bodega Bernabeleva, localizada en San Martín de Valdeiglesias. El experto catador Claudio Comella describe este vino con las mismas características que pueden tener los Beaujolais y Côte Chalonnaise borgoñones, frágiles y de fruta cristalina.
Lo cierto es que sus catorce grados no distraen la expresividad y logran, por contra; dar retazos de vino importante, lleno de sensaciones.
Su color picota oscura con reflejos violeta precede a una nariz vegetal, llena de impresiones boscosas, con helechos, pino y matorral. Aparto y remuevo. En la segunda aproximación, junto a los mismos fondos vegetales, aparecen algunas notas micológicas, no tanto a hongos como a setas silvestres tipo níscalo. No da recuerdos de fruta. Da muestras de vino joven y muy fresco. En boca es curioso, comienza demostrando un intenso punto vegetal que precede a la fruta, que finalmente aparece suave y poco densa. En tercer término, incorpora una sensación de orujo muy placentera. Buen equilibrio, controlado en cuanto a golpe alcohólico. Acidez que emerge sin pesadez. En efecto es, como dice Comella; un vino cristalino.
Recorrido y persistencia poco pronunciados, pero existentes.
Me ha llamado la atención su punto final, muy agradable. Intuyo junto al orujo, un efecto jabonoso, lleno de álcali y ácido graso, algo poco corriente en un vino, que alguién me corrija si me equivoco; pero que personalmente me ha gustado.
En fin, uno de esos vinos que merecen un estudio calmado y personalizado.
Recomendable.

Herramientas del blog



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar