Lustau Oloroso del Puerto G. Obregón
Vino Lustau Oloroso del Puerto G. Obregón
FICHA TÉCNICA
Bodega
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
20,00%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.23
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,0
ELABORACIÓN
Elaborado con el método de soleras y criaderas típico del Marco de Jerez.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Lustau Oloroso del Puerto G. Obregón
OPINIONES
3

El oloroso del puerto es producto de una crianza oxidativa cuyo aspecto visual es de un intenso color caoba muy brinllante y limpio. La paleta aromática que percibimos en nariz es muy interesante hay ahumados, se enfatizan las maderas ya que ha sido elaborado en botas antiguas haciendo de ellos una gama compleja muy similar al brandy. Esencias de maderas o ebanisteria antigua que nos hacen viajar en el tiempo. En boca continúa siendo sorprendente a la vez que complejo pues desde las maderas viajamos a los chocolates e incluso matices especiados que en copa agitada también emergen de la copa. Un vino interesante que no deja indiferente a su catador, lo maravilla.

amarillo ambarino intenso de ribete cobrizo anaranjado. super denso.

intensidad media alta, toques de bota vieja dan paso a fruto seco delicado y éste a avellana final con recuerdos de chocolate, en la nariz se hace potente, largo y mantenido.

boca suave, con estructura, gran volumen, muy untuoso, con personalidad, y final casi inacabable, es increíble su longitud.

vino de 5 euros por copa en la taberna palo cortado, una grandísima rcp.

Color ambarino oscuro, con lágrima fina que desciende lentamente.

En nariz salen en primer lugar barnices, frutas pasificadas (pasas, orejones, higos), especias dulces, tostados y alguna ligera punta alcohólica.

En boca es potente pero, con dejes salinos, es cálido, llena la boca y deja una sensación muy agradable que dura y dura. Ligeros toques amargos y buena acidez que le aportan una cierta frescura. De trago bastante largo.

Ha maridado perfectamente con un cordero cocinado con especias (clavo, pimienta, canela, piel de limón, ajo, cebolla y miel). La verdad es que con esa nariz parecía que el vino estuviera hecho expresamente para el plato... o el plato para el vino, claro :)

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar