Blog de Verema.com

Santiago Ruiz y LAN la historia Jamás contada

Bodegas Santiago Ruiz: padre del albariño

Inauguración de lujo para la primera edición de la Experiencia Verema Vigo con una magnífica cata de LAN / Santiago Ruiz que nos llevará a contarnos una historia jamás contada de la mano de tres mujeres maravillosas: María Barúa, Rosa Ruiz y Luisa Freire.

Comenzamos ya el paseo por la historia de estas dos prestigiosas bodegas con Luisa Freire, enóloga de la bodega Santiago Ruiz que nos comenzó explicando los orígenes de las Bodegas Santiago Ruiz; una de las bodegas pioneras de las Rías Baixas. Santiago Ruiz, considerado como el padre del albariño en Galicia, elaboraba el vino para consumo propio y sin embargo no fue hasta que se jubiló cuando se dedica en cuerpo y alma a desarrollar su pasión por el vino y por su bodega, la cual está situada en O Rosal, una zona geográfica con un microclima muy especial, debido a la cercanía del río Miño y del Océano Atlántico. O Rosal, a diferencia de lo que muchos pueden pensar, tiene un clima mucho más suave que el resto de zonas de las Rías Baixas. De hecho, no tiene ni la pluviometría del Salnés ni el frío del Condado, con lo que O Rosal cuenta con unas condiciones más amables y suaves. Podría decirse que O Rosal se encuentra en un camino intermedio entre las dos zonas anteriormente mencionadas.

Ponentes de Santiago Ruiz y Bodegas LAN

 

La viña: el secreto de un buen vino

Los vinos blancos de las Bodegas Santiago Ruiz gozan de una posición privilegiada debido al cuidado que reciben las cepas. En esta casa tienen muy claro que el vino se hace en la viña. Luisa Freire habló sobre las variedades de uva que utiliza en Santiago Ruiz para la elaboración de sus vinos. En concreto, Santiago Ruiz, utiliza cinco variedades: el albariño, la treixadura , el loureiro, el caiño blanco y el godello.

¿Por qué albariño y loureiro? Porque para elaborar un Rosal por ley tienen que tener un 70% entre albariño y loureiro, como veremos cuando catemos el Santiago Ruiz Rosal. El resto de variedades las trabajamos porque creemos que actúan dándole más complejidad a los vinos

Cuando Luisa Freire entró a trabajar en Santiago Ruiz (hace 19 años) el centro de elaboración era en la Bodega Vieja, un bonito edifico del siglo XVII, localizado en un paraje único rodeado de cepas emparradas al estilo tradicional. 

El entorno de la bodega vieja es único y una zona ha sido habilitada como museo

En el año 2007 construyeron una bodega nueva, situada a pie de viña, dotada de la más avanzada tecnología. La viña de la bodega nueva tiene una dimensión de 38 Has y es aquí donde están plantadas las cinco variedades con las que Santiago Ruiz elabora sus vinos.

La conducción de la viña de la bodega nueva es en espaldera porque creemos que le ayuda a estar más aireada y a que tenga una mejor insolación. En definitiva, está orientada para que la uva tenga mayor calidad.

La bodega nueva está situada al lado de la viña para que la recepción de la uva durante la vendimia sea rápida. Tal y como va entrando la uva la vamos trabajando.

La tecnología que tenemos en la bodega no es ni más ni menos que la más conveniente para la elaboración de nuestros vinos.

El estilo de la elaboración de vinos de Santiago Ruiz está basado en las características que marca la ley, es decir, vendimia manual y en cajas de 20kgs. En Santiago Ruiz lo que prima es la calidad, así que, en primer lugar los vendimiadores eligen los mejores racimos evitando así coger aquellos en mal estado o que no cumplan los estándares de calidad que la bodega exige. En segundo lugar, se realiza otra criba en la mesa de selección, justo antes de que lleguen las uvas a los depósitos de fermentación.

Las fermentaciones se realizan por variedades, es decir, cada variedad se fermenta por separado debido a que cada variedad tiene ciclos de maduración diferentes. De esta manera se evitan los desfases entre los estados de maduración de las uvas. Por poner un ejemplo, el albariño es la primera variedad que se vendimia y el caiño es la última.

La forma de elaboración se basa en la crianza sobre lías, que se realiza en los mismos depósitos, para poder darle al vino más estructura y untuosidad en boca.

 

La vendimia de 2016

Luisa explicó que el invierno fue frío y lluviosoEsto se tradujo en un retraso en la brotación de las cepas, de hecho, no empezaron a brotar hasta el mes de marzo y sin embargo, a partir del mes de mayo las temperaturas subieron mucho. Esta subida de temperatura durante los meses cálidos hizo que la uva tuviera unas muy buenas condiciones sanitarias y tuviera un ciclo muy activo.

La vendimia 2016 considero que fue una muy buena vendimia. Según el Consejo regulador de las Rías Baixas fue la tercera mejor vendimia de la historia.

A continuación damos comienzo a la cata de blancos dirigida por Luisa Freire. No sólo catamos los vinos Santiago Ruiz Rosal y Rosa Ruiz sino que también catamos dos vinos que todavía están en crianza sobre lías

 

Treixadura en crianza sobre lías

Recién traídos de la bodega esa misma mañana, como el pan recién hecho, llegaron a nuestras manos dos maravillas que aún están en crianza sobre sus lías: un treixadura y un loureiro.

Luisa nos explicó que la viña de donde procede la treixadura está dividida en 19 parcelas y que la treixadura en rama que se cató pertenecía a la parcela número 1.

La particularidad de esta variedad es que este año se consiguieron 13 grados y 6,5  de acidez total.

Nota de cata

En nariz tiene un aroma mentolado con frutas como, pera, predominio de la manzana y flores blancas.

En boca aún está presente el carbónico, lo cual no es de extrañar sabiendo que continúa en crianza sobre sus propias lías. El carácter de la treixadura en boca normalmente es muy ligero y aquí vemos que tiene estructura y cuerpo. Vuelven a aparecer las flores y las frutas. Tiene un paso amplio por boca y mucho cuerpo. Postgusto muy largo. 

El concepto que se tiene sobre esta variedad en Rías Baixas es que se trata de una variedad un tanto acuosa porque desaparece enseguida. Sin embargo, esta treixadura es muy larga. La relación entre la acidez y el alcohol es muy equilibrada.

La parcela número 1 tiene muy poco vigor, gracias a esto, hemos conseguido tener racimos más concentrados

En otras condiciones la treixadura sería lo primero que se vendimiaría porque es una variedad sensible a la botritis sin embargo la climatología de este año y el vigor de esta parcela ha permitido que se vendimie al final.

 

Loureiro en crianza sobre lías

La viña del loureiro que Luisa Freire llevó a la cata tiene un extensión de 3,5 has divididas en tres parcelas. Este año se vendimió el 23 de septiembre con 12,5 grados alcohólicos y 8 de acidez total.

Por ley es indispensable tener estos valores para poder hacer el Rosal de Santiago Ruiz.

Nota de cata 

Aromas balsámicos, anisados, hinojo y mentoles. La boca es muy larga y característica del loureiro. Tiene muchísima estructura pero sobre todo es que sabe a lo que huele. Es complejo. Se trata de un vino tremendamente fresco y con nervio. Lo que más llama la atención es la estructura y la persistencia que tiene el vino. 

 

Santiago Ruiz Rosal 2015

En este Santiago Ruiz 2015 la mezcla de 69% de albariño y 13% loureiro, hace que se cumpla el requisito  del mínimo 70% para que sea un Rosal. El resto de variedades que lleva el vino son: 4% caiño, 9% treixadura y 5% godello.

No todos los años utilizan el mismo porcentaje de variedades porque lo que realmente intentan es buscar el espíritu del Santigo Ruiz original, de manera, que no siempre es la misma mezcla. Es la boca la que marcará qué mezcla van a utilizar cada añada.

Nota de cata

En nariz lo primero que llama la atención es la complejidad que tiene el vino. Es rico en mentolados, laureles, frutas blancas, manzana y presenta las notas minerales que da a veces el caíño. Es un vino muy fino y elegante. Muy complejo. El vino se muestra cítrico y combina la acidez de los cítricos con la acidez de la manzana verde. Un conjunto de aromas intensos y diversos debido a la mezcla de variedades.

En boca es muy redondo y muy intenso. La complejidad de la nariz la tiene también en la boca. Tiene una acidez muy equilibrada. Lo que más gusta de este vino es la persistencia, todo él es largo. Tiene 13 grados y no se nota. Es un vino que invita a seguir bebiendo

Santiago Ruiz y la historia de su etiqueta

Luisa explicó el origen de la etiqueta de Santiago Ruiz. Esta etiqueta en realidad es un mapa pero no para llegar a la bodega sino para llegar a una boda. Cuando la hermana de Rosa Ruiz se casó se le ocurrió poner junto con la invitación de la boda un mapa para que la gente pudiera llegar a la iglesia de San Miguel de Tábalo. 

Rosa Ruiz cuenta que cuando su padre estaba buscando una etiqueta (en los años 60) para su vino, no le gustaba ninguna de las propuestas que le hacían los diseñadores hasta que, de repente, un buen día buscando algo en el escritorio, encontró la invitación de la bodega de su hija. Lo vio claro e inmediatamente se decidió por ese mapa tan especial.

Cuando adquirieron la viña y la nueva bodega en Tomiño añadieron al mapa de la etiqueta una hoja de parra que representa la nueva bodega.

 

Rosa Ruiz 2015 

Se trata de un vino monovarietal 100% albariño de cepas viejas, y muchas de ellas superan los 80 años de edad. Durante su elaboración hacen una maceración prefermentativa haciendo uso de nieve carbónica con el objetivo de consiguir aromas intensos y duraderos. Rosa Ruiz es un vino complejo y estructurado, y en parte es gracias a una larga crianza sobre lías. 

Rosa Ruiz nace como un homenaje de Santiago Ruiz a su hija Rosa, que tuvimos el placer de disfrutar de ella y de su compañia, y además nos obsequio con una entrevista muy personal sobre los inicios de la Bodega y la figura de su padre.

Rosa Ruiz es el primer vino que se ha elaborado de forma diferente a Santiago Ruiz desde los inicios de la bodega y es el fruto de la inventigación y del trabajo en bodega.

Nota de cata

En nariz aparece fruta madura, manzana, piel de la misma, chirimoyas, notas cítricas. Es un vino muy intenso. Tenemos ante nosotros un vino complejo y aromáticamente intenso. Ligeros aromas tropicales mezclado con notas cítricas.

Tiene mucho cuerpo y estructura. Muy quilibrada la acidez con la carga alcohólica. Es muy largo y con un punto cítrico y salado.

Tanto Santiago Ruiz como Rosa Ruiz son dos vinos muy fáciles de beber. Maridaje ideal para arroces, pescados y cocina asiática

 

Bodegas LAN: la historia jamás contada

Tras conocer los vinos de Santiago Ruiz se dio paso a Bodegas LAN. En este caso fue María Barúa la encargada de dar a conocer Bodegas LAN y a su vez de dirigir la cata. LAN es una bodega de Rioja fundada en el año 1972 que compra la Bodega Santiago Ruiz para la elaboración de vinos blancos de calidad en las Rías Baixas a finales de los 80. De esta manera, LAN consigue elaborar vinos tintos de calidad con crianza en Rioja y vinos blancos de calidad en las Rías Baixas. La filosofía de LAN es la de mantener la calidad en dos zonas diferentes, cada zona para un tipo concreto de producto.

LAN controla  más de 400 Has para elaborar su gama de vinos tradicionales que son: LAN crianza, LAN reserva,  LAN gran reserva , así como el singular D-12.

 

Situación geográfica y filosofía de la bodega

Después del paseo que nos ha dado Luisa por la geográfia gallega, ahora con María nos encaminamos a Rioja para acercarnos al fantástico mundo de los vinos tintos que elaboran en LAN. Como curiosidad, María explica que LAN es el acrónimo de Logroño, Álava y Navarra, las tres provincias que formaban la D.O. Rioja cuando se funda. En LAN apuestan por tintos de calidad teniendo muy claro que la calidad empieza en el campo.

 

LAN está situada en Fuenmayor, Rioja Alta, y los viñedos de los proveedores se encuentran tanto en Rioja Alta como en Rioja Alavesa. De estos proveedores, LAN controla  más de 400 Has para elaborar su gama de vinos tradicionales que son: LAN crianza, LAN reserva,  LAN gran reserva y LAN D-12.

La filosofía de trabajo de LAN no es otra que la selección de una materia prima excelente.

La única manera de conseguirlo es yendo de la mano con los viticultores durante todo el ciclo vegetativo, asesorándoles en todo momento e ir buscando las condiciones necesarias para que se consiga la óptima calidad en las uvas.

Tenemos una finca, Viña Lanciano, de 72 Has que es de donde salen nuestros vinos más singulares: LAN A mano, Viña Lanciano y Culmen

Es muy importante determinar en cada parcela cuál es el momento óptimo de la vendimia y para ello se trabaja intensamente desde finales de agosto observando de cerca cada una de ellas, tomando muestras, catando uvas y realizando los análisis pertinentes para llevar a cabo la vendimia en su momento óptimo de maduración y de esta forma conseguir su máximo potencial.

María nos comentó:

Por nuestra filosofía, la vendimia es totalmente manual, así el vendimiador hace una primera selección en la viña evitando coger aquellos racimos que tengan algún grano verde o pasificado.

Es muy importante para nosotros que la uva llegue lo antes posible a la bodega.

Bodegas LAN Verema Vigo

El mimo y el cuidado con el que LAN trata la uva desde el origen se pudo apreciar luego en todos los vinos que catamos.

María explica que LAN tiene un parque de barricas superior a las 18000 barricas, estas barrricas tienen una cosa en común: la madera de todas ellas ha tenido un secado natural de más de 24 meses con una grano fino y extra fino. Tras muchas pruebas e investigaciones se han dado cuenta de que para poder preservar el equilibrio fruta-madera necesitan que la microoxigenación (estabilización de los compuestos fenólicos mediante el oxígeno) sea mediante  maderas de grano fino.

Siempre estamos con investigaciones y pruebas con distintos tipos de robles. En función de qué vino sea trabajamos con unos bosques u otros según lo que le vaya mejor al perfil del vino.

 

Vino 1: LAN D-12 2013

LAN D-12 es un crianza y el nombre que se le ha dado a este vino es en honor del depósito número 12.  Por tradición, los bodegueros, en la época de fermentación alcohólica, que es cuando los vinos son más aromáticos, separaban el líquido de la pasta de los vinos más intensos y los llevaban al depósito número 12. María nos explico que este nombre les gustaba porque querían que la crianza respetase la fruta y la hiciera más intensa.

Después de realizar muchas pruebas con distintas muestras y vinos se salió al mercado con la primera añada de LAN D-12 en 2007 y a día de hoy ya van por la añada  LAN D-12 2013.

Estamos muy contentos porque está gustando mucho, es muy goloso. La filosofía de este vino es el equilibrio fruta-madera con intensidad y que siga siendo amable.

Y efectivamente esta apreciación de María la pudimos corroborar con la cata de este estupendo LAN- D12. 

La añada de 2013 proviene del Pago de San Vicente, la zona de Rioja Alta y de dos parcelas de Haro. La fermentación alcohólica se hace en depósitos de acero inoxidable pero no a muy alta temperatura porque LAN quiere mantener los aromas de la fruta.

María Barúa nos explicó también que en LAN elaboran y vendimian por separado al igual que hacen en Santiago Ruiz.

Al elaborar por parcelas también conocemos mejor las características de cada una de ellas. Es una forma de sacar lo mejor que nos pueden dar.

Entre la fermentación alcohólica y la maloláctica se trabaja la microoxigenación y se hace batonage para conseguir más volumen en boca y estabilizar el color. Posteriormente, la fermentación malolática la hace en depósito con un trabajo de removido de lías. Una vez terminada la fermentación maloláctica se pasa a la crianza. En este caso, la crianza se hace con barrica nueva de roble americano (65%) y el resto con roble francés. El tiempo de crianza es de aproximadamente un año.

D-12 2013 se embotelló en mayo del año pasado, o sea, que lleva más de un año en botella. Nos gusta que los vinos estén un tiempo en botella para terminar de redondear los aromas.

LAN D-12 es un vino singular aunque no nazca de los viñedos propios, no es un vino tradicional

Nota de cata

En nariz es muy varietal, de hecho, se trata de un tempranillo 100% con las notas de frutas rojas, fresa, fambruesa, regaliz y gominola. Pero a su vez está envuelto con notas de crianza como son vainilla y pastelería. Es un vino elegante, goloso y muy equilibrado a nivel fruta-madera.

Tiene cuerpo y es estructurado, te llena la boca. Muy buena acidez y mucha personalidad. Un gran caballero.

 

Viña Lanciano: un meandro muy especial

La parcela Viña Lanciano está entre Logroño y Fuenmayor. Es un meandro elevado sobre el río Ebro.  Esta parcela se fue formando a lo largo de los siglos con las crecidas y bajadas del rio, que a su paso, fue depositando cantos rodados, arenas y gravas. Por lo tanto nos encontramos con un suelo muy especial e interesante para el crecimiento de la planta. De los que enseña a sufrir.

Nosotros decimos que Viña Lanciano es un terroir como dicen los franceses. Es una combinación del suelo, de la ubicación, del clima, de las variedades y de la forma de trabajar que hace que la tierra de una uvas muy singulares.

El suelo es de canto rodado y arenoso. Es un suelo muy pobre, y la viña vive al límite expresando así su máximo potencial

María nos dijo que habían hecho calicatas y vieron que las raíces habían tenido que explorar mucho para aguantar la dureza del verano. Las raíces toman el agua y las sales minerales necesarias para sobrevivir y posteriormente se depositan en la propia planta. Esto le daba "mineralidad". Se puede decir que lo que los vinos de Lanciano tienen en común es el sílex.

El clima recibe la influencia del mediterráneo pero mayoritariamente es un clima continental. Viña Lanciano está a 45 metros sobre río Ebro, y esto ayuda a la viña a pasar la rigurosidad del verano y evita heladas en invierno.

María nos contó que la Sierra de Cantabria se encuentra cerca de Viña Lanciano y ésta es muy útil en dos sentidos: en primer lugar porque frena los frentes fríos que vienen del Cantábrico y en segundo lugar porque en verano ayuda a mantener el salto térmico de temperatura entre el día y la noche. Esta importante diferencia de temperatuas es beneficiosa para mantener el nivel de los polifenoles y la acidez.

En esta viña tenemos las cuatro variedades: tempranillo (la base de nuestros vinos) graciano, mazuelo y garnacha.

Al igual que Santiago Ruiz también nos gusta mezclar variedades para ganar complejidad.

Apostamos por una viticultura sostenible y por ser muy respetuoso con la planta porque al final es ella la que va a responder.

 

Vino 2: Viña Lanciano reserva 2011

La añada 2011 fue una buena añada en Rioja, marcada por una enorme sequía, de manera que las que uvas tuvieron una concentración muy elevada tanto en aromas como en color. En la añada 2011 el graciano destacó muchísimo porque tiene una acidez muy marcada y al ser una variedad de un ciclo más largo aguantó muy bien el extremo calor del verano.

María comenta que Viña Lanciano Reserva es el vino más emblemático de la bodega desde que ésta se funda.

Debajo de la finca hay restos romanos de un puente que llamamos puente Mantible que unía Rioja Alavesa con Rioja Alta. Puesto que la finca está ubicada entre esas dos Riojas se decidió que el puente apareciese en la etiqueta de este vino tan especial

LAN dispone de depósitos semi tronco cónicos donde se elabora el vino parcela por parcela y por variedad. Una vez LAN Viña Lanciano Reserva hace la fermentación maloláctica en barrica de roble francés, el vino permanece durante 12 meses en esas barricas y luego se trasiega a barricas del Cáucaso.

María nos explicó el porque de probar con estas barricas que no son tan habituales como las barricas de roble francés

Nos gusta probar este tipo de madera, es similiar a las barricas de roble francés porque da el aporte de la madera pero de una manera menos intensa.

Lo que aporta la madera del Caucaso en lo que a la estructura se refiere es que recondea el vino. Se comporta de forma similar a la barrica de roble francés pero no es tan odorante.  De esta forma, se consigue una mayor integración fruta-madera, más volumen en boca y la estabilización de los colores.

En la nave de barricas, que está automatizada,  descansan los vinos durante el periodo de crianza. La nave está totalmente climatizada de manera que los vinos cuando han acabado el proceso de fermentación maloláctica nunca superan los 15ºC para evitar oxidaciones y pérdidas de aromas.

Siempre estamos luchando por mantener la fruta, frenar la oxidación y el envejecimiento. Manteniendo aclimatada la sala de barricas la oxidación se produce más lentamente.

Este vino, un 2011, nos demuestra que a día de hoy mantiene perfectamente la fruta.

Viña Lanciano reserva 2011 es un tinto con mucha crianza, de hecho el vino ha permanecido durante un año en barrica de roble francés, siete meses en barrica del Cáucaso y por útimo 18 meses en botella. 

Nota de cata

El perfil aromático de este vino es totalmente distinto al anterior, en este caso tiene mezcla de fruta roja y negra. Es una fruta más madura, más licoroso, con matices más mentolados. Todo ello envuelto por notas especiadas de clavo, canela y vainilla. Se perciben pequeñas notas minerales procedentes de Viña Lanciano.

La entrada en boca es muy suave y delicada. Untuoso y sabroso. La madurez del tanino y la acidez hacen de él un vino muy equilibrado. Mantiene el equilibrio fruta-madera. En conjunto es un vino frutal y elegante.

Nuestra filosofía queda marcada en todos los vinos, cada uno con su estilo, y es que lo que buscamos es que sean vinos amables, fáciles de beber, persistentes y sabrosos. Para que salgan estos vinos primero hay que trabajar la viña y luego trabajar más en la bodega.

A continuación probamos los vinos de la gama alta de LAN: LAN A Mano y Culmen. Muy gratas sorpresas nos deparaba aún la mañana.

Ambos vinos vienen de Pago El Rincón, situado dentro de la Viña Lanciano. El Pago El Rincón consta de 15 Has (con tempranillo, graciano y mazuelo) y es donde se encuentra el viñedo más antiguo de la finca procedente de los años 60. El terreno aquí es aún más pobre y con rendimientos más bajos. 

Bodegas LAN

Vino 3: Lan A Mano 2012

El año 2012 fue el segundo año consecutivo de sequía, las vides sufrieron mucho y hubo que hacer una vendimia muy selectiva para elaborar el vino con la mejor materia prima. LAN A Mano está elaborado con un 82% tempranillo, 12% de graciano y un 6% de mazuelo. La fermentación maloláctica la hace en roble francés y la crianza es de 15 meses: 8 de ellos los pasa en barrica de roble francés y 7 dormita en barrica del Cáucaso.

El perfil de este vino se basa en mantener la juventud, el vino sale al mercado con mucho nervio, mucha concentración y potencia pero en boca se mantiene muy amable.

Nota de cata

En nariz se perciben notas de silex, fruta negra intensa envuelta en tabaco y chocolate. Con aromas balsámicos, mentolado. La mezcla de los aromas balsámicos y la fruta negra madura junto con los aromas de la crianza hacen de él un vino aromáticamente complejo y serio.

La entrada en boca es excelente. Es amable y corpulento. Muy estructurado y  con volumen. Tánico y elegante. La fruta madura es lo que prodomina durante todo su recorrido. Postgusto largo y persistente. 

 

Vino 4: Culmen reserva 2010

Culmen es la culminación de nuestro trabajo, dijo María, y no podemos estar más de acuerdo con ella. Este vino sólo lo podemos encontrar cuando las añadas son excepcionales y se le da un trabajo tanto en barrica como en botella al estilo de los grandes vinos clásicos riojanos y franceses.

Culmen está elaborado con un 85% de tempranillo y un 15% de graciano. El graciano es un variedad autóctona de Rioja aunque minoritaria porque es una variedad difícil de trabajar. Sin embargo, cuando está perfectamente madura aporta aromas muy peculiares y da mucha estructura al vino. 

En este caso la crianza se realiza toda en roble francés y los tiempos de crianza son de dos años en barrica y tres años en botella.

Nota de cata

De nariz muy elegante y muy compleja. Se perciben notas de pastelería y balsámicos. Destacan los aromas ahumados y a canela.

En boca es estructurado, sedoso y amable, con multitud de matices y un postgusto muy largo. Se sigue manteniendo la fruta. Tremendamente complejo y elegante en todo su recorrido. 

Ciertamente se nota el trabajo tan cuidado que desarrollan en las dos bodegas, todos los vinos estaban francamente inmensos.

Desde Verema queremos dar las gracias a Bodegas LAN y Santiago Ruiz por la magnífica cata que ofrecieron. Gracias a Luisa, María y Rosa por contarnos esta maravillosa historia y llenarnos las copas de vino, sonrisas y emociones.

 

 

 

 

 

  1. #1

    Elgourmetdigital

    Todo un detalle el Loureiro y la Treixadura, turbio, de bodega. En la misma línea el singular y de acidez equilibrada Santiago Ruiz.

    De los LAN, destacaría el LAN a mano 2012. Me pareció un vino (80% Tempranillo, 8% Mazuelo y 12% Graciano) con mucha personalidad. Potente, estructurado, con gran volumen y un largo recuerdo.

    Una cata muy interesante.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar