Blog de Licores y Destilados

10 helados con destilados

¿Alguien ha dicho que los helados son cosa del verano? Aunque son muy eficaces para refrescar el organismo cuando este está expuesto a temperaturas muy altas, perfectamente pueden tener la utilidad contraria: calentarlo. Aunque para ello, no les puede faltar un ingrediente muy especial: el alcohol. Los destilados integrados en los helados pueden ser una perfecta alternativa a su presentación en copa o vaso que es la más habitual, ya sea en solitario o combinados en cócteles.

Pero ¡ojo! un helado de este tipo no puede conseguirse añadiendo el alcohol al helado, ya que de esa manera el resultado sería un helado flotando en una piscina de vodka, ginebra o whisky, por ejemplo. Se debe tener en cuenta que este tipo de destilados alcanzan su estado sólido a unos -114ºC y normalmente el máximo de los congeladores domésticos es de unos -20ºC. El truco está en integrar el alcohol con la mezcla que se convertirá en helado cuando todavía sea líquido como si se tratara de un ingrediente más y a continuación, congelarlo todo. Aquí van algunas ideas para elaborar unos helados bien divertidos de forma artesanal que no dejarán indiferente a ningún invitado.

Helado de Vodka

El vodka es una de las bebidas blancas más entrenidas ya que pueden presentarse en diferentes sabores entre los que podemos encontrar los frutales (mora, uva, mandarina, pera, albaricoque, etc), los especiados (pimientao o jengibre), los cítricos como el limón o los dulces, por ejemplo. De manera que se pueden elaborar tantos helados de vodka, como tipologías existen. Del mismo modo, el sabor del helado también ofrece mucho juego. Para esta receta, la vainilla es la elegida.

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 4'5 cucharadas soperas de vodka
  • dos vasos y medio de helado de vainilla
  • Coco rallado (al gusto)
¿Como se prepara?

Añade el helado de vainilla y el vodka en una licuadora y mezcla bien hasta obtener una sustancia muy homogénea. El vodka debe quedar bien integrado.
A continuación vierte la mezcla en un recipiente de plástico y ¡al frigorífico! Espera durante siete horas o más.
Tu helado de vainilla y vodka ya está listo. Sírvelo en una copa y utiliza el coco rallado como topping. También puedes colocar una ramita de canela.

Helado de Champagne

Con máquina de helado

El champagne, además de ser de muy elegante, es una bebida realmente agradable tanto por su sabor como por su textura. Si además la combinamos con la frescura del helado, el resultado puede ser más que atractivo.

¿Qué ingredientes necesitas?

Para unas seis porciones.

  • Tres tazas de azúcar (tres tazas)
  • 1 litro de agua mineral sin gas ni sabor
  • Una botella de champagne
¿Cómo se prepara?

Viertes el agua y el azúcar en una olla en la que hervirán durante unos 20 minutos (siempre observando) hasta que alcance una textura no muy densa pero parecida a la de un jarabe. Recuerda remover - realizando pequeñas pausas - para que se integre todo correctamente y no se queme.
A continuación déjalo enfriar a temperatura ambiente. Cuando haya perdido el calor, añade el champagne (que debe estar bien frío) y mézclalo hasta que quede homogéneo.
Después, pasa la mezcla por la máquina de helado. Cuando esté lista, ¡al congelador! Tras 40 minutos aproximadamente, podrás servir tu helado de champagne.

Helado de Champagne

Sin máquina de helado

Esta es tu receta si no dispones de máquina de helado, además aquí está presente un nuevo ingrediente: la uva. Con este helado no hay posibilidad de fracaso.

¿Qué ingredientes necesitas?

Para unas seis porciones.

  • Tantas uvas pequeñas como quieras, peladas y sin semilla. Presérvalas en el frigorífico dentro de un recipiente con agua hasta que las tengas que utilizar para que no se deterioren.
  • 3 tazas de azúcar
  • 1 litro de agua mineral sin gas ni sabor
  • Una botella champagne.
  • 2 bolsas de diferente tamaño con cierre hermético
  • Hielo con sal
¿Cómo se prepara?

Vierte el agua y el azúcar en una olla y déjalo hervir a fuego medio. Remueve - realizando pequeñas pausas - para que se mezcle bien y no se queme. Estará listo cuando desaparezcan los "cristales" del azúcar y la textura sea parecida a la de un jarabe, aunque no tan espeso. Deja que se enfríe a temperatura ambiente.
A continuación, agrega el champagne o el cava, y mezcla bien.
Es el momento de hacer manualidades. ¿Recuerdas las bolsas de cierre hermético? Coloca dentro de la más grande algunos hielos y sal fina. En la bolsa pequeña, vierte la mezcla de champagne (ya fría), extrae el aire, cierra bien e introduce la bolsa pequeña dentro de la grande.
Ahora viene la fase más "costosa", ya que deberás agitar la bolsa durante unas dos horas. Puede ser divertido si involucras a tus amigos o a tu familia. Cuanto más muevas la bolsa, más cremoso quedará el helado. ¡Con fuerza y motivación!
Por último, sirve tu helado en unas copas atractivas y utiliza las uvas como topping. También puedes añadirle tu sirope preferido.

Helado de Tequila

Este es el postre ideal para los enamorados del tequila. El carácter de este destilado le hace insustituible en cualquier ocasión, ya sea en una gran fiesta o en una reunión de amigos más acogedora.

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 500 g de piña fresca, preferiblemente, y pelada
  • 2 tazas de jugo de piña
  • Media taza de tequila
  • Granadina
¿Cómo se prepara?

Coloca en la licuadora todos los ingredientes y licua hasta conseguir que la pasta sea consistente y homogénea. Ves probando y modíficala a tu gusto.
A continuación, vierte la mezcla en los moldes. Puede ser divertido utilizar unos alargados tipo paleta y añadirles unos palitos en los extremos. Añadele una cucharadita de granadina para hacerlo más colorido y sabroso. Esta última incorporación se quedará en el fondo.*
Ahora solo queda congelar durante más de dos horas para asegurar que no se derriten y tu helado estará listo.
*Nota: Remueve la mezcla en distintas ocasiones mientras está en los moldes para que no cristalice.


Helado de Whisky

Con máquina de helado

La tarta al whisky es un postre clásico, pero su versión en helado no tiene nada que envidiarle. La siguiente receta es más compleja que las anteriores por la cantidad de ingredientes que intervienen, pero vale la pena ponerte manos a la obra, pues la cremosidad de este helado es casi tan cautivadora como una copa de tu whisky favorito.

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 1/3 de taza de miel natural.
  • 5 huevos
  • 2/3 de taza de azúcar
  • Whisky (una medida, 50 cc).
  • 1 taza de crema batida.
  • 1 taza de leche.
  • Esencia de vainilla
  • Bizcochuelo
¿Cómo se prepara?

Coloca en una olla el whisky, la crema, la leche y una cucharadita de esencia de vainilla. Cocina a fuego lento hasta que hierva y mientras tanto bate los huevos con el azúcar hasta que desaperezcan los "cristales" de esta.
Incorpora una cucharada de la mezcla caliente a la de los huevos y bate hasta que se quede una mezcla homogénea que añadiremos en la olla, muy poco a poco. Sigue cocinando a fuego lento removiendo bien. En cuanto espese, retira la olla del fuego, déjalo enfriar unos segundos y pásalo por la máquina de helado. Cuando hayas conseguido la textura deseada, incorpora la miel.
Finalmente, puedes servir de la siguiente manera: coloca un cuadrado de bizcochuelo en un plato amplio y posa encima una quenelle de tu helado. ¡Espectacular!

Helado de Whisky

Sin máquina de helado

¿Qué ingredientes necesitas?
  • Whisky (al gusto)
  • 1 taza de crema batida
  • 1 taza de leche
  • 4 huevos
  • Media taza de azúcar
¿Cómo se prepara?

Coloca en una olla la cantidad de whisky que consideres, la crema batida y la leche. Mezcla bien a fuego lento hasta que empiece a hervir.
Mientras tanto, bate los huevos y el azúcar y agrega una cucharada de la mezcla que está en el fuego para templar y equilibrar la mezcla de los huevos.
Una vez haya hervido la primera mezcla, agrega la de los huevos poco a poco y cocínalo hasta que espese. Luego enfríalo en el frigorífico durante unas cinco o diez horas.*
*Nota: Remueve la mezcla en distintas ocasiones mientras está en los moldes para que no cristalice.

Helado de Coñac

Este helado es una vieja receta casera que además de riquísima es tremendamente fácil de elaborar. Solo necesitas un brazo bastante fuerte y ser muy goloso. Puedes aprovechar su simplicidad para colaborar con los más pequeños de la casa.

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de coñac
  • 1 taza y media de helado de nata
¿Cómo se prepara?

Bate los huevos con el azúcar y ves añadiéndole el coñac. Sigue batiendo y agrégale ahora la nata. Continúa batiendo hasta que logres una mezcla consistente. Introdúcela en el congelador y obsérvala.
Cuando esté medio congelada, sácala y vuélvela a batir. Devuélvela al congelador hasta que esté perfectamente helada.
Ya puedes servir tu helado y agregarle tu topping favorito. ¡Seguro que repites!

Helado de Brandy

Aquí va otra facílisima, aunque con un destilado diferente: el brandy. La sencillez de esta receta reside sobre todo en la combinación de ingredientes que son muy accesibles.

¿Qué ingredientes vas a necesitar?
  • 100 g de azúcar
  • 3 cucharadas de Brandy
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 250 ml de leche
  • 1 taza de nata
  • 250 ml de nata montada
  • 4 yemas
¿Cómo se prepara?

El primer paso es calentar la leche en una olla hasta que hierva; cuando llegue al punto de ebullición, retírala y agrégale la esencia de vainilla. Apártala para después.
Empieza a batir las yemas con el azúcar hasta conseguir una textura cremosa. Cuando lo tengas, incorpóralo a la leche. Cocínalo todo a fuego lento y remueve hasta que espese. A continuación retíralo del fuego y déjalo enfriar.
Cuando lo tengas frío, es el momento de incorporar la nata montada y el brandy. Tapa la olla y métela en el congelador. Tras dos horas, retírala, bate la crema con fuerza y vuelve a congelarla. Este procedimiento lo volverás a repetir una vez más.
Finalmente, sirve el helado a tu gusto y añade tu topping favorito.

Helado de Ginebra

El helado de Gin Tonic ya está perfectamente asumido y forma parte de las cartas de muchas heladerías y restaurantes. Sin embargo, el Gin Tonic no es el único fin de la ginebra. Las recetas siguientes son dos interesantes alternativas a ese helado tan conocido.

Con pepino

¿Qué ingredientes necesitas?

Para unas diez porciones.

  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/4 taza de agua
  • 1/4 de hojas de menta picadas en trozos grandes
  • 2 cucharaditas de ralladura de cáscara de limón
  • 1/4 taza de jugo de limón fresco
  • 1/4 taza de ginebra
  • 1 ¼ taza de pepino pelado, sin semillas y en puré (triturado)
  • 1/2 cucharadita de gelatina sin sabor en polvo
¿Cómo se prepara?

Calienta en una olla el azucar, el agua y la menta hasta que hierva. Luego retírala del fuego y deja que repose durante 15 minutos. A continuación, cuélalo y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
Cuando se haya enfriado, agrega: la cáscara del limón y su jugo, la ginebra y el puré de pepino. Bate bien hasta que consigas una pasta homogénea y consistente.
Coloca en un recipiente la gelatina y una cucharada de agua, déjalo reposar cinco minutos y caliéntalo durante en el microondas hasta que la gelatina quede disuelta (unos 8 minutos, dependiendo del microondas).
Por último, bate la gelatina con la mezcla anterior y vierte la mezcla final en diez vasos de plástico, clava un palito en cada vaso y congélalos durante una hora.

Con mango

¿Qué ingredientes necesitas?
  • 1 mango
  • 1 puñado de albahaca fresca
  • 1/2 taza de ginebra
  • 2-3 cucharadas de sirope simple
  • Zumo de una lima
¿Cómo se prepara?

Esta elaboración es muy fácil y su resultado es divertídismo.
Coloca todos los ingredientes en la licuadora y licua hasta que salga una espumita. Coloca la mezcla en un molde para helados y añade los palitos. Introduce el molde en el congelador y vigílalos hasta que se solidifiquen. El resultado es muy parecido al de un gin-tonic en copa pero con más sabor y además ¡te lo puedes comer!

¡Anímate a experimentar con tus bebidas y sabores favoritos ! No te cortes; invita a tus amigos y sorpréndeles con estas recetas tan entretenidas.

  1. #1

    Brice

    En Francia existe el "trou normand" cuando las comidas se hacen largas y pesadas. Es Calvados con helado de manzana.

  2. #2

    Kacuesa

    en respuesta a Brice
    Ver mensaje de Brice

    He escuchado nombrarlo pero no he tenido la oportunidad de probarlo. ¿Me recomiendas hacerlo en casa? :)

  3. #3

    Brice

    en respuesta a Kacuesa
    Ver mensaje de Kacuesa

    Hola!

    Pues...tiene sentido si lo comes durante una comida "larga y pesada". Yo siempre lo he comido entre el ultimo plato principal y los postres ( quesos y despues tarta). Otros lo comen al final de todo.

    Otra cosa sera encontrar Calvados...

Herramientas del blog



Próximos Eventos Verema

Experiencia Verema Valencia

Viernes 19 y sábado 20 de febrero de 2016.

Anteriores Eventos

Wine Lovers Experience. Gastrónoma 2015

Sábado 14, domingo 15 y lunes 16 de noviembre de 2015

Experiencia Verema Barcelona

Lunes, 9 de noviembre de 2015.

Experiencia Verema Bilbao

Lunes, 26 de octubre de 2015.

Encuentro Foreros Verema Marco de Jerez

Viernes 9, sábado 10 y domingo 11 de octubre de 2015.

Pasión Manchuela

Lunes, 29 de junio de 2015.

Encuentro Foreros Verema Rioja

Viernes 19, sábado 20 y domingo 21 de junio de 2015.

Placer Bobal

Viernes, 12 de junio de 2015.

Experiencia Verema Madrid

Lunes, 25 de mayo de 2015.

Navarra Wine Experience

Lunes, 11 de mayo de 2015.

Experiencia Verema Málaga

Lunes, 27 de abril de 2015.

Experiencia Verema Mallorca

Lunes, 9 de marzo de 2015.

Experiencia Verema Valencia

Viernes 20 y sábado 21 de febrero de 2015.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar