Artadi Pagos Viejos 2003
Vino Artadi Pagos Viejos 2003
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Tempranillo y dote de este vino
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.27
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,2
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Artadi Pagos Viejos
OPINIONES
13

Y qué redondo, en un momento de consumo tremendo, con una madurez y equilibrio tremendo.

La nariz está llena de fruta, con fresas y grosellas jugosas, bien maduras y cargadas de zumo, suaves notas balsámicas, con flores azules de fondo, toques como de cáscara de mandarina, sutiles notas de licor y unos tostados integradísimos. La barrica ya forma parte de su ser, con ese café, esa vainilla elegante, clavo, pimienta negra, notas de tabaco y suaves cueros... Luego se presentan notas minerales y ahumadas. Aroma intenso, explosivo, maduro, pero con una grandísima frescura.

Si la nariz era un espectáculo, la boca es como tocar el cielo, con fruta estallando y chorreando jugo. Es fresca, madura, con los tostados juguetenado con ella, con nuez moscada, pimienta negra, esos toques ahumados y un suave licor. Vainilla, clavo, nota de tabaco, mineralidad y las notas de matorral y flores en el postgusto. Vuelven a aparecer en este momento las notas de mandarina, de cuero fino, barrica elegante y un toque como anisadete. Musculoso, pero fino. Es cálido en boca, pero tiene esos apuntes balsámicos refrescante. Y un paso por boca tremendo.

Ahora está increíble. Para mi, en su momento cumbre. Una p**a gozada.

Esta es la segunda botella que se abre y sigue estando espectacular, con un bonito color rojo picota y ribetes ocres, con una capa media y buena lagrima.
EN nariz se presenta con gran intensidad, jugando con nosotros y mostrando a veces el predominio de los frutos rojos maduros y otras veces toque minerales, complejo, tabaco, cuero, tostados, ahumados, cacao fino, torrefactos, en definitiva una explosión de aromas.

En boca, sigue estando equilibrado, con una buena estructura, taninos dulces, buena acidez, elegante, redondo, aterciopelado, potente con buen final y persistencia. Una delicia.

Color rojo granate con ribetes rubí, limpio, mate y de capa media.

Aromas; a copa parada, predominan los aromas de crianza sobre el varietal, tostados, cuero, especias, complejo. A copa movida, aparecen notas de fruta madura.

En boca, paso elegante, aterciopelado, taninos maduros bien integrados, final largo. Quizas en su mejor momento, me ha encatado el equilibrio varietal/crianza, mas tiempo puede predominar mas la madera.

Extraordinario vinazo por donde se mire que lleva muy marcado el sello inconfundible de la casa.
En boca resulta sencillamente espectacular, noble, con vitalidad pero muy equilibrado, redondo, sabroso y con buen ensamblaje y estructura, con un final de fantasía en longitud y persistencia. Los aromas se presentan embaucadores, como hipnotizantes, muy intensos y elegantes, con frutos rojos del bosque con un agradable toque licoroso, notas de suaves espécias, torrefactos, tostados, con un ligero fondo mineral y recuerdos de caramelos de eucaliptus. Todo ello bajo el manto de un bonito color picota muy cubierto, de ribete cardenalicio, buena capa y tintando la copa.
Vinazo total.

Vino limpio y brillante, buena intensidad en color. Capa alta. Rojo cereza. Vino muy expresivo en nariz. Con recuerdos florales, y de terruño. Fruta roja. Notas de especias y avainilladas, clavo y cacao. En boca vino goloso, franco, agradable, redondo, sabroso y muy largo. Excepcional.

Se presenta de color picota oscuro muy cubierto, con brillo, ribete frambuesa-violaceo, lágrima que tiñe la copa, abundante, glicérica y de grosor medio.

En nariz es penetrante, intenso y limpio, el primer registro que me viene es el de naranja amarga escarchada, piedra caliente, framubesas, fresillas silvestres, grosellas salvajes, especiado, leve nota mentolada, mineral agradable al "estilo pisón", notas perfumadas complejas y flores frescas.

En boca es explosivo, franco, elevada acidez (sobre todo teniendo en cuenta la añada...), graso a la vez que seco, algo astringente aún pero no molesta, con longitud y excelente persistencia.

Me quedan otras dos y me las pienso dosificar pero que muy bien, según Juan Carlos López su momento óptimo de consumo estima que será en 2011-2012.

Este era de cuando costaban unos 35€ en tienda

Rojo picota, ribetes amoratados, capa alta.
Nariz de media intensidad, con toques inicialmente florales y minerales. Notas de guindas en licor muy acusadas. Con el aire van apareciendo los recuerdos de frutas maduras, los tostados de la madera y unos torrefactos que sin duda proceden de las características de la difícil añada.
En boca se muestra más amplio que largo, con una acidez media pero bien conseguida. Algo denso en el paso, con peso, resulta agradable en el final que nos deja recuerdos de frutas maduras y balsámicos. Tanino bien integrado, es un vino ya pulido, listo para su consumo.
En las añadas difíciles se ve a los buenos productores. El trabajo en viña y una rigurosa selección obraron el milagro y aquí tenemos un vino que ha solventado la añada de la tremenda canícula de una manera más que convincente. Un gran trabajo, aunque no estemos ante el mejor Pagos Viejos.

Color picota con borde rosado, espejo limpio , capa media-alta y lagrima fina , y persistente.
Nariz de intensidad media con predominio de fruta madura roja , con un fondo de especies , torrefactos y tierra humeda.
Muy buen cuerpo en boca con paso lleno y potencia alta. Estupensa acidez y taninos muy domados e integrados. Sabor plenamente frutal con todo ensamblado para potenciar su sabor.

He probado mi última botella de este gran Pagos Viejos. Lástima que no tenga más botellas pero es realmente magnífico. Contiene unos aromas y un sabor que dista mucho de los vinos en que tradicionalmente, yo al menos me muevo. Es muy sabroso y aterciopelado con un final largo y que deja recuerdo. Veremos los Pagos posteriores si dejan este impacto.

Fantástico. Apuro la última botella que me recomendaron en vilaviniteca. Lástima. porque !qué bueno y rico que es!. Color rojo brillante. En náriz muchos aromas a frutas. En boca es sabroso, glicerico, aterciopelado después de un buen tiempo de decantación, con buen equilibrio gran estructura y un final bastante largo. Bueno, bueno....

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar