Artadi Pagos Viejos 2002
Vino Artadi Pagos Viejos 2002
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
Básicamente Tempranillo (98%)
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 50 a 99,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.09
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,3
ELABORACIÓN
Sobre 20 meses de crianza en roble francés
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Artadi Pagos Viejos
OPINIONES
16

Sacada botella a 14ºC de vinoteca.

Abierto con cuidado con sacacorchos de dos tiempos.

Corcho larguísimo y de muy buen grosor, hinchado por dentro y poco bañado en vino rojo granate oscuro por el interior hasta  5-6 mm. Huele muy bien. Perfecto.

Servimos dos copas y dejamos oxigenar (las copas y la botella) como 30-45 minutos.

Visual

Picota oscuro, ribete cereza-transparente con ligeros atejados pero también reminiscencias granatosas (todavía, a sus casi 18 años), limpio (salvo ligeras partículas de poso en el ribete en la parte final de la botella), brillante y de fina y abundante lágrima de lenta caída.

Gran visual y presentación (botella muy buena, corcho de 10). (10)

Nariz

De gran intensidad a fruta roja y negra muy madura pero, a la vez, con toques frescos, especiados y balsámicos por doquier, con muchos herbáceos de monte bajo, toques de resina de pino, tostados de madera de calidad poderosos pero muy bien integrados en el conjunto, notas de toffee y cacao, ligeros torrefactos, hierbabuena y menta fresca, laurel, recuerdos de algarroba , pimienta negra, clavo de olor, algo de vainilla y canela.

Gran paleta aromática, complejidad e intensidad. Sin atisbos (aún) de flores ajadas ni descriptores de vino añoso. (9,4)

Boca

Ataque potente y contundente, seco, de gran frescura y acidez, mentolado, de notable amplitud aunque, a la vez, vertical y fluido, densidad media-alta, cuerpo medio-alto y notable estructura.

El paso por boca es sabroso, equilibrado, amplio, untuoso, carnoso, redondo, de taninos con mucho nervio (y recorrido aún) pero ya muy bien integrados y pulidos con el conjunto.

El final es de gran longitud, con fruta roja y negra madura ligeramente amargosa, herbáceos, especiados, mentolados, recuerdos de resina y un buen fondo tostado en un retrogusto y retronasal de excepcional factura.

Gran boca la de este Artadi Pagos Viejos 2002. Probablemente, la mejor de todas las botellas de esta añada abiertas hasta la fecha. En otras había calidad pero algo más de evolución y menos nervio. Ésta en concreto, conserva todo: madurez, equilibrio, frescura, carnosidad, intensidad y equilibrio por doquier. Grande en una añada, en teoría, floja en Rioja. (9,55)

Otras botellas no tanto, pero ésta en concreto, podría haber aguantado bien varios años más sin apenas pérdida de cualidades. 

Está, claramente, en momento óptimo entre frescura, madurez y desarrollo a sus 18 años. Lo disfrutaría ya (aunque si se olvida en la vinoteca unos pocos años, no pasa nada).

Hoy día, especulativamente hablando, se piden ya 100€ o más por una botella de esta añada.

En su día, a su PVP (de 35-40€), me parece un vino de excelente RCP. 

Porque aún se le notaba mucha vida y posibilidad de desarrollarse, con frescura, unos balsámicos marcados y la fruta con un toque aún crujiente. Probado junto con su hermano de 2003, se mostraba más hermético. Y eso que lo abrimos con mayor antelación.

Como hemos dicho anteriormente, la nariz estaba cerrada y, poco a poco, se iba abriendo, con balsámicos, fruta aún crujiente y una mineralidad marcada. Toques de tinta china, de especias picantes e incluso notas de madera. Poco a poco se abre y nos muestra una fruta un poco más madura, dulce, con toques de especias dulces, pero con toques balsámicos frescos y notas ahumadas y de matorral. Suave licor de fondo, como de duela envinada.

La boca sigue ese camino monacal, de clausura, con la fruta que le cuesta mostrarse, con esa tinta, esa mineralidad, las especias picantes y los frutos del bosque ligeramente maduros. Con la oxigenación, las especias dulces y una fruta más madura, va apareciendo, con los toques de matorral y balsámicos presentes, que le dan mucha frescura. Ahumados, tanino secante, excelentes amargores y un mentolado delicioso, como un after eight. Buenísima trama y frescura, con chicha y fruta, esos toques minerales marcadísimos. Buena acidez y, al contrario de lo que dice Juanjo, pienso que aún tiene que crecer, aunque él lleva bastantes botellas catadas de este vinazo.

Deliciosamente fresco.

Corcho larguísimo y grueso bañado sólo hasta 6-8 mm por el interior en vino granate-picota. Huele muy bien.

Abierto y decantado 1 hora antes de disfrutarlo.

Visual

Picota oscuro de capa alta, ribete cereza-transparente con algún destello atejado, limpio en general (salvo al final con partículas en el ribete), brillante y de abundante lágrima de lenta caída.

Muy buena visual para su edad. Excepcional corcho. (9,6)

Nariz

De muy buena intensidad con notas de fruta roja y negra muy madura, casi escarchada, especias dulces poderosas, balsámico-mentolados, herbáceos de monte bajo, ahumados, canela en rama, clavo, pimienta negra, regaliz, vainilla, cacao, chocolate, toffee, laurel, tinta china, mina de lápiz y abundantes notas minerales.

Grandísima nariz la de este vino (que mejora, clarísimamente cuando lleva ya 2 horas abierto). (9,3)

Boca

Ataque seco, aún con potencia y contundencia, fresco, de muy buena acidez, sabroso, de volumen medio plus, cuerpo medio-alto, densidad media y gran cuerpo. El paso por boca es redondo, equilibrado y elegante, con taninos notables pero ya totalmente integrados y redondeados.

El final es muy largo, herbáceo, mentolado, con fruta negra madura amargosa, con notas de sutil toffee, pimienta negra, regaliz y especias dulces en un fondo de madera y balsámicos que dejan un postgusto y retronasal espectaculares. (9,4)

Al menos esta botella, a pesar de ser una "añada menor" en Rioja Alavesa, es un auténtico vinazo que tiene todo: fruta, madurez y frescura, taninos redondos y sabrosos pero con algo de nervio aún, elegancia y complejidad a raudales.

El vino va de menos más desde la apertura con lo que, unido a los posos del final, me hacen recomendar la decantación del mismo al menos 30-60 minutos antes de consumirlo.

Su PVP, en su día, rondaba los 40-45€. Actualmente, se ha disparado de precio en casi cualquier añada (de 80-100€). 

En mi caso, pude conseguirlo por 36€ la botella en una oferta. Muy buena RCP para lo que ofrece.

Me quedan 3 botellas más de este vino a las que no tardaré en dar matarile (no va a mejorar más con más botella y está perfecto para tomar ya sin mucha más dilación). Aún así, creo que algún año más (1-2) aún puede aguantar en muy buenas condiciones de disfrute.

Corcho larguísimo (5,5 cm) y de muy buen grosor, bañado en vino rojo granatoso hasta 1-2 cm.

Descorchado con sacacorchos de láminas. Huele muy bien.

Abierto con antelación y decantado durante 2-3 horas antes de consumirlo.

Visual

Rojo picota-cereza de capa media-alta, ribete cereza-transparente con ligeros destellos atejados, limpio (salvo posos en la pared de la botella), brillante y de buena lágrima, fina, de lenta caída.

Muy buena visual para 17 años. Gran corcho. (10)

Nariz

De notable intensidad a fruta roja y negra madura, flores algo marchitas ya, balsámico-mentolados, hojarasca, tierra húmeda, monte bajo, leves especias dulces, regaliz, herbáceos poderosos y un sutil fondo tostado y de resinas.

Interesante nariz con ya una mayor evolución que otros Pagos Viejos más jóvenes pero también muy agradable. (9,1)

Boca

Ataque frutalmente maduro pero, a la vez, fluido y fresco, seco, de muy buena acidez, volumen medio plus, densidad media, cuerpo medio-alto (aunque más disminuido que el de añadas más recientes) y buena estructura. 

El paso por boca es rico, fresco, ligeramente jugoso, herbáceo, especiado y mentolado, de taninos pulidos y totalmente redondeados ya (aunque conservando cierto nervio todavía). 

El final es de notable longitud con fruta roja y negra madura casi escarchada, especias, tierra húmeda, mentolados, regaliz y notas de ligero chocolate negro que lo redondean fantásticamente bien. 

Vino de boca redonda, sabrosa, herbácea, frutal pero, a la vez, terciaria. Con algo menos de potencia y complejidad que en añadas más recientes pero aún en forma. (9,1)

Excelente vino todavía este Artadi Pagos Viejos 2002 a sus 17 años y no siendo una añada especialmente destacable.

Disfrutado en una de mis celebraciones de cumpleaños, en el campo, junto a la piscina en una gran noche de verano.

Su PVP actual es una locura (de 90-105€ si se encuentra), aunque yo pude conseguirlo por 36€.

Muy buena RCP para lo que ofrece pasados tantos años.

Me quedan aún 4 botellas más. Seguiremos su evolución a medio plazo (tampoco quiero dejar muchos más años el vino, en unos meses o, como mucho 1-2 años, quiero bebérmelas todas).

Corcho de los destinados a grandes vinos, muy largo y grueso, bañado en vino rosa granatoso relativamente poco para su edad (apenas 1-2 mm por el interior). Huele bien.

Decantado hora y pico antes de disfrutarlo.

Visual

Picota acerezado de capa media-alta, ribete cereza-atejado-transparente, limpio (salvo algo de posos en el final), brillante y de fina lágrima de lenta caída. (9,5)

Nariz

Fruta negra madura casi en licor, regaliz, especias dulces, clavo, toffee, algo de chocolate, balsámico-mentolados muy poderosos, tabaco rubio, muy buen fondo de maderas de calidad, tierra húmeda, algunos hongos, notas de tinta china y algunas flores azules algo marchitas.

Muy buena nariz que crece con la aireación. Recomiendo encarecidamente su decantación (la primera copa servida directa de botella, por más que movías, ni de coña era igual que la última copa de decantador). (9)

Boca

Ataque poderoso pero, a la vez, fresco, seco y sabroso, de medida contundencia, acidez aún elevada, densidad media, volumen medio-alto, estupendo cuerpo y muy buena estructura a sus 17 años.  El paso por boca es amable y redondo aunque con taninos aún con cierto nervio pero, en general, dulces, sabrosos y pulidos.

El final es de buena longitud, con fruta roja y negra madura, mentolados, chocolate, herbáceos y un buen fondo de madera de calidad en retrogusto; en vía retronasal reaparecen notas balsámicas, de flores algo marchitas, toque mineral y de tierra húmeda con recuerdos fúngicos. 

Estupenda boca y todavía en muy buen momento de madurez para poder disfrutarlo a sus 17 años. (9)

Excelente vino en una añada supuestamente "menor" en Rioja pero muy bien resuelta por la bodega en un vino que, con 17 años, todavía no ha entrado en declive y que, dentro de su madurez, está estupendo.

Su PVP actual es muy variable: entre los 60-105€ según tiendas aunque, en mi caso, pude conseguirlo por 36€ la botella.

Me queda alguna botella más a la que espero no tardar mucho en dar matarile.

maduro, con pestañas adulzadas, el café tostado le mantiene vivo. Es un superviviente.

Todo vino de alli, hasta el de las fiestas para entonarte, de la propia cosecha sobrante, es riquisimo!!.
Color profundo, caoba, untuoso en copa, marcial en presencia, elegancia a tope!
Nariz compleja, profunda, con madera vieja, tostados y compota de ciruela, fruta negra escarchada.
En boca es solemne, potente a pesar de sus 13.5%, pero como la botella se va abriendo pues gana en el 100%, sabores de crema pastelera, vainilla, clavo, pimienta negra, ciruela, muy goloso, volumen medio, pero un retro muy picante en especias de verdad, llenando paladar. No es alcoholico, pero tiene toques de cognac y sabores licorosos.
Tremendo....voy a terminar la botella ahora,,....jeje

ASPECTO: Rojo Burdeos intenso y bastante cubierto, con ribete que presenta destellos violáceos, lágrima muy abundante y rápida que no tinta la copa. Buen brillo y limpio, al final presenta posos.

NARIZ: En nariz tiene una potencia media-alta es limpio, se destapa con fruta roja como la frambuesa y la grosella, para luego ir evolucionando a fruta negra, moras y ciruelas. Toque mentolado de calidad, notas tostadas y un matiz mineral particular, cedro, algo de tabaco inglés, regaliz, rosas y flores de pétalos, en la gama especiada destacan la vainilla y la pimienta.

BOCA: Potente pero elegante, acidez equilibrada, voluminoso, nada de astringencias, aunque tampoco es pura seda, taninos vivos, longitud notable, persistencia elevada y un postgusto memorable. Mejor botella que la anterior, aunque a diferencia también se ha oxigenado 2 horas.

Este era de cuando se compraban a 33€

De todos los que he probado hasta ahora ciertamente es el más endeble, pero ello no le hace desmerecer la categoría de gran vino, ante todo es elegancia y sutileza, fue pasado por decantador 1 hora antes. Por su color parece un vino mucho más joven.

El vino es de color picota oscuro con ribete amoratado, brillante muy cubierto y presenta algunos depósitos en botella, su lágrima es gruesa pero abundante.
En nariz se nos presenta potente y elegante, penetrante, con ricas notas mentoladas, bosque de eucaliptos, fresas y frambuesas silvestres maduras, sotobosque, fina nota mineral que le da un toque telúrico que me recuerda en la lejanía a su hermano mayor El Pisón, cierta nota de fina reducción que no le dura mucho tiempo, fondo especiado y cierto toque de violetinas, al final de la botella presenta cierta nota tropical muy fina, como a piña.
En boca es elegane de potencia media-alta, largo y con una elegante y sutil persistencia que lo hace interesante, acidez que le dará longevidad y una levísima astringencia que no molesta en absoluto.
Me pareció más expresiva la botella anterior en contra de la elegancia de esta, veremos que pasa con la última que queda en la cuvé, no la dejará mucho tiempo ¿1 año?.Esta botella era de cuando todavía se podían pagar los Pagos Viejos, 33€.

Decantado 1,5 horas antes, al abrirlo se muestra algo cerrado, luego su evolución ha ido muy a mejor. Rojo picota capa alta, ya va evidenciando su evolución. En nariz destacan las maderas nobles, balsamicos, canelas, algo de coco. En boca es amplio, sabroso, largo y bien estructurado. Excelente acidez

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar