Puck

Begoña Rodrigo: Cien por cien políticamente incorrecta y genial

Sin aditivos ni colorantes, sin tapujos, como es ella. Habla de todo, incluida su experiencia en Top Chef

Begoña_Rodrigo_La_Salita

Begoña Rodrigo es una mujer hecha a sí misma a la que nadie le ha regalado nunca nada. Una emprendedora nata que montó su primer negocio con éxito a los dieciocho años, que lo dejó, al igual que una carrera de ingeniería industrial a medias, para descubrir la libertad en Holanda.

A sus treinta y ocho años, tras ocho años al frente del Restaurante La Salita de Valencia junto a su pareja, Jorne y su hermano Sergio en sala, y con un niño de año y medio, Mik,  Begoña decide presentarse a las pruebas de selección para la primera edición del programa Top Chef España y las supera. Su vida ha dado un vuelco pero para entenderlo primero deberéis conocerla. Os invito a hacerlo a fondo, con todos sus matices, su emotividad, su fortaleza y sus convicciones, y como no, sin ningún tipo de censura.

Podéis pinchar en cada titular y os llevará a esa parte del artículo, o podéis leerlo al completo que sería lo que yo os aconsejo si queréis conocer realmente a esta mujer, sin duda excepcional, de las que tanto escasean, de las que tanta falta nos hace.

A lo largo del post ejemplos de algunos de los platos de Begoña Rodrigo que más me han impactado a lo largo de los pocos años que la conozco, no se puede presentar a Begoña sin presentar sus creaciones.

Begoña_Rodrigo_El_Tenderete

El Tenderete

Inicios

Begoña era una chica tímida, reservada. Desde adolescente le tocó asumir responsabilidades cuando a los catorce años se separaron sus padres ayudando a su madre con el negocio familiar:

En mi casa el papel de padre lo he asumido yo

Es la mediana de tres hermanos pero por carácter y determinación siempre ha sido la fuerza motora de su casa:

Mi madre es una persona muy valiente pero mucho más suave que yo,  no le gusta quedar mal con nadie, es muy afable.

Empezó ingenieria industrial un poco condicionada por su entorno que esperaba que hiciera una carrera "más seria" aunque no muy convencida puesto que lo que a ella le tiraba era el diseñoAllí empezó a encontrarse con las primeras trabas por ser mujer:

Era una carrera totalmente de hombres, de hecho mientras estuve allí sólo éramos dos chicas. No nos trataban igual que a los chicos, por ejemplo no nos dejaban meternos debajo de un coche para ver las piezas cuando todos los chicos lo hacían, nunca nos tenían en cuenta en las prácticas.

La ingenieria no acaba de convencerla, era demasiado matemático:

Aunque la parte final de presentar un proyecto acabado me gustaba, me gustaba la perfección, intentar lograrla.

Los fines de semana trabajaba de camarera de noche pero no era lo que ella quería, ganaba dinero pero no le gustaba el ambiente de la noche, por lo que vió más viable montar un negocio, una expendiduría de pan 

Pedí un préstamo pequeñito como con La Salita. Yo siempre he sido muy realista para eso, abro con lo justo y voy montando, según voy generando dinero voy invirtiéndolo en el negocio-. El local funcionó fenomenal, al principio abrimos como una panadería normal y al final abríamos desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche sin cerrar a mediodía. Al poco tiempo empecé a abrir los fines de semana por la noche.

Begoña_Rodrigo_La_Salita

 

-¿Y seguías estudiando?

-Sí pero yo ya tenía a cinco o seis empleados allí.

-¿Cuántos años tenías?

-Diecinueve. Un día me tomé una semana de vacaciones y me fui a Holanda, era la primera vez en la vida que salía de España. Me acuerdo de que era agosto y en noviembre ya había hecho las maletas y estaba viviendo en Holanda. Cerré el local, dejé la carrera...

-¿Y ese cambio?

-Yo me he criado en Xirivella (población de unos 30.000 habitantes a 5 km de Valencia, en plena huerta) Allí salías a la calle con una pinta algo diferente y a los cinco minutos tu madre se había enterado. Mi madre era muy conocida allí por su negocio y mi padre había sido concejal en el ayuntamiento, gente bastante popular dentro del pueblo. Entonces sientes que estás como siempre controlada. De hecho cuando cumplí los dieciocho me fui de Xirivella porque necesitaba vivir en un sitio donde la gente no supiera lo que estaba haciendo en cada momento, fue cuando decidí abrir el negocio.

Begoña_Rodrigo_Cava_Gazpacho_Andaluz
Cava de Gazpacho Andaluz

Amsterdam

Durante sus vacaciones en Holanda experimento la sensación de libertad por primera vez:

Tuve una sensación de libertad total. Yo siempre he dicho que en Holanda compré una cosa que no se paga con dinero: la libertad, y jamás la quiero perder. Yo entonces era bastante tímida, reservada no como ahora que se me ve bastante lanzada. En Holanda aprendí que había otra manera de vivir aparte de trabajar, trabajar y trabajar. Luego vi un país que me encantó visualmente y  me decía: trabajo mucho, gano dinero, mucho más que mis amigos y sigo estudiando pero lo me llena lo que hago.

Seguia con ello por compromiso, por acabar lo que había empezado, siempre disciplinada:

Es como cuando leo un libro que aunque no me esté gustando mucho siempre intento acabarlo.

Cuando llega a Amsterdam no hablaba ni holandés ni inglés por lo que el único trabajo que pudo encontrar fue limpiando hoteles. Llegó a pensar en volver a casa al mes de estar allí si no era capaz de encontrar otra cosa.

La primera vez que hablé inglés de corrido fue porque no me pagaban el sueldo y no podía pagar el alquiler de mi casa, Me fuie a hablar con el de la oficina, un tío belga de estos tipo guaperas con su sonrisita... Recuerdo que me dijo :

Begoña_Rodrigo_La_Salita

Yo no sabía que tú hablabas inglés.

A lo que le contesté: No, ni yo tampoco pero me hace falta la pasta

Entró en una multinacional hotelera norteamericana, Marriot,  y pronto salió una vacante en Alimentación y Bebidas como cocinero de desayunos:

Me presenté falseando mi curriculum con un par de amigos más y me cogieron.

Al principio hacía el típico desayuno de hotel: huevos, bacon, etc. Pero inquieta que es ella, se fue metiendo más y más hasta conseguir cambiar el concepto del desayuno:

Crepes de todos los sabores, muchísimo a la carta ¡era un desayuno de 24€!

Por la tarde empezó a ir al restaurante gastronómico del hotel para ver qué se cocía allí y es entonces cuando realmente empieza a engancharse, primero mirando y luego como un trabajador más pero gratis.

Yo aprendí mucho allí. Había un jefe de cocina inglés que me llevaba quince años allí y quien me enseñó toda la base de la cocina.

Su mentor había pasado muchos años en la brecha de la alta cocina y algo cansado, había decidido aceptar el puesto en ese hotel de Amsterdam donde se dedicaría más a temas de gestión, de oficina. El problema es que cuando se lleva la cocina en la sangre no se aguanta mucho en ese tipo de trabajo sin aburrirse... 

Cuando llegué yo para él fue como un soplo de aire fresco, se le abrió el cielo porque allí había gente que llevaba haciendo ensaladas veinte años y eran felices, no tenían ningún otro tipo de aspiración y claro, yo quería hacer un montón de cosas, tenía muchísima energía así que creo que nos vino muy bien a los dos. 

Como anécdota me contaría que tuvo compañeros que ejercían labores de pinche cuando entró y que cuando se marchó del hotel, ya convertida en su jefa, ellos seguían felices de pinches.

En Holanda no se pagan las horas extras porque se quiere potenciar la vida particular del trabajador pero si hay alguien que se empeñe en hacerlas se las pagan con tiempo. Con la cantidad de horas extras que hacía Begoña en el hotel podía acumular tanto como para tener dos o tres meses de vacaciones al año.

Eso me permitió viajar mucho y estuve en África, en Asia... comencé a conocer muchas culturas culinarias aunque todavía no fuera capaz de plasmarlas, tenía la información pero todavía no sabía muy bien cómo canalizarla, todavía me quedaban técnicas por aprender pero se quedaron grabadas en mi memoria y fueron fundamentales en mi posterior carrera en España.

Begoña_Rodrigo_La_Salita

Londres

A Londres llega ya con un currículum notable como cocinera y un muy buen sueldo. Cuando necesitó un cambio de aires decidió trasladarse allí y así se lo comunica a su ex-jefe inglés del restaurante gastronómico de Amsterdam. Él, que había vuelto a su tierra y tenía buenos contactos en la capital del Reino Unido le fue presentando posibilidades y finalmente encontró acomodo en el restaurante del club privado Aquarium cuya propuesta gastronómica estaba asesorada por Phil Howard del restaurante The Square con 2* Michelín.

Empiezo a trabajar al día siguiente de llegar a Londres, no me he pasado ni un día de mi vida sin trabajar, excepto vacaciones. En el club se pagaban 70 pavos (libras) sólo por entrar, osea que para que te dijeran "Hola" tenían que pagar 70 pavos. Éramos todo chicas y también dije que nunca más volvería a trabajar en un sitio sólo con mujeres, era una guerra de lobas todos los días.

La Jefa de Cocina era una chica inglesa que acababa de dar a luz por lo que estaba poco tiempo por el restaurante.  

En las cocinas pasa mucho que la gente no evoluciona y no les gusta que llegue alguien nuevo y con ganas de cambiar las cosas por lo que intentan pararle para no salir de su zona de confort.

De ahí que me costara ganarme el respeto y no lo conseguí hasta que un día llegamos por la mañana y nos encontramos que se había quemado toda la cocina, se había quemado prácticamente todo y teníamos el restaurante casi a tope. Las cámaras no funcionaban, el horno tampoco, sólo teníamos los fuegos. La chica que hacía las veces de Jefa de Cocina tuvo un ataque de ansiedad y se quedó totalmente bloqueada, entonces yo propuse hacer un día temático con burritos, tortilla de patata, gazpacho andaluz, una paella... todo medio frío y sacamos un servicio muy divertido, muy bien ¡la gente estaba encantada! A partir de entonces empezaron a respetarme dentro de aquella cocina porque les había salvado el culo literalmente.

Begoña_Rodrigo_La_Salita_menestra_marinera

Menestra marinera

Jorne y vuelta a España

A Jorne lo conozco en Amsterdam justo el día en el que dejé mi trabajo en el hotel, durante mi fiesta de despedida.

Jorne compartía piso con uno de sus compañeros de trabajo en el hotel Marriott quien por lo visto le había hablado mucho de ella y quería conocer a la española de la que tanto le había hablado.

Después de la fiesta nos fuimos a tomar algo y nada más. Decidí quedarme 20-25 días más en Amsterdam para disfrutar de la ciudad porque aunque llevaba años allí siempre había estado trabajando y tenía la sensación de haberme perdido muchas cosas. En ese tiempo invité a mi hermana y monté una fiesta de cocina española en mi casa a la que vino mi antiguo compañero con Jorne. Después nos vimos 3 o 4 veces en ese mes pero después me fui a Londres.

En Londres mantienen el contacto y él la visita un par de veces hasta que le surge la oportunidad de volver a España, Jorne le propone acompañarla:

Me hubiera gustado quedarme más tiempo pero estando allí me llamó un chico con el que había trabajado en Holanda para ofrecerme un trabajo en Reus en una masía antigua donde se celebraban eventos pero donde también había un local pequeñito donde querían hacer un restaurante gastronómico. No fue una buena experiencia porque tuve que ejercer de Jefe de Cocina de los dos locales y yo con la banquetería no puedo, no nos llevamos bien: freidora de 16 litros, croquetas congeladas... la primera vez que ví todo eso yo lloraba.
No aguanté mucho,fue cuando nos vinimos a Valencia y empezamos con La Salita que era un local que se había quedado mi hermana para hacer un bar de tapas.

De eso hace ocho años ahora, ocho años de pasar las veinticuatro horas del día juntos, con todos los proyectos en común 

Begoña_Rodrigo_La_Salita_con_Jorne
Con Jorne, su otra mitad

Una de las cosas que más le sorprenden al volver a España son los bajos salarios de los cocineros:

En Londres hay muchas posibilidades para trabajar, además con todas las agencias que hay es muy difícil quedarse sin trabajo como cocinero y se gana bastante bien. Ahora por supuesto ha cambiado mucho la cosa pero se sigue ganando bastante más que aquí, a mí cuando me dijeron que iba a ganar 1200€ en España me sorprendió mucho y de hecho después de ocho años sigue habiendo los mismos sueldos.


La Salita: familia y restaurante

En el restaurante, Begoña está a los mandos de la cocina pero en la sala comparten escenario e impecable coreografía Jorne, y el hermano pequeño de Begoña, Sergio.

-Te iba a preguntar como llevabas trabajar con tu marido y con tu hermano

Aparte de ser sommelier, Jorne también es cocinero habiendo trabajado en restaurantes de tres estrellas Michelín en Holanda. Creo que formarse como cocinero durante cuatro/cinco años fue una decisión muy inteligente, la tomó tras observar que la sala y la cocina no se solían entender. Y es verdad que pasa mucho, los ritmos de cada espacio no están ajustados.

Cuando Jorne llega a Valencia no habla ni una palabra de español por lo que por este motivo y aprovechando su formación como cocinero, en un primer momento entra en la cocina pero en cuanto aprende el idioma lo saca a la sala:

Jorne es un gran cocinero pero algo indisciplinado.

Begoña está convencida de que la cocina es un 80% disciplina

Hay que ser muy organizado, muy limpio, tener todas las cosas preparadas y a mano.

Su hermano Sergio se incorpora al proyecto unos cinco meses después de la apertura:

Yo con Sergio no tenía una relación muy buena, hemos chocado mucho porque él es un tío muy tranquilo, quiere una vida sin complicaciones, cómoda, y ahora es más liberal mentalmente porque antes era muy facha cuando yo era muy hippy, todo lo contrario. Fue idea de Jorne el incorporarlo y al principio yo no lo tenía nada claro pero la verdad es que ha salido todo muy bien.

Begoña_Rodrigo_La_Salita_Risotto_carpaccio_pulpo

Risotto con carpaccio de pulpo

Cuando Jorne sale de la cocina es cuando más o menos me doy cuenta de mi evolución, de que me gusta mucho lo que estoy haciendo. Antes lo había hecho para sobrevivir pero de repente me doy cuenta de que esta es mi auténtica vocación. Aquí, en mi casa, conseguía plasmar todo lo que había conocido en mis viajes, los sabores que había conocido. Lo ponía sobre la mesa y a la gente le gustaba. Pensé: ¡Joder, es que esto mola!

Yo no era consciente de que tenía tanto conocimiento culinario en la cabeza hasta que empecé a desarrollarlo, entonces fue cuando todo fue mucho más rodado. Adquirí confianza en mí al ver que las cosas salían pero tardé casi ocho meses en ver ese rodaje, en verme a mí misma porque al principio estaba muy influida por Jorne que practicaba una cocina muy afrancesada con muchas mantequillas. Cuando empecé a creer en mí fue cuando todo comenzó a fluir y  ya con los años he ido encontrando lo que es mi seña de identidad, lo que más me gusta que me digan es: esto es muy Begoña

- ¿Y os fue bien desde el principio?

Lo mejor de mi restaurante son los clientes y la verdad es que siempre me han acompañado.

Los de siempre, que son maravillosos, que llevan muchos años viniendo, que son fijos, y que hemos conseguido sin publicidades ni historias. De hecho me dicen que vienen ahora porque piensan que dentro de dos meses no podrán venir porque será imposible encontrar mesa. Cuando se pase todo el rollo ya volveremos.


- ¿Tú crees que te habría ido mejor si hubieras abierto el restaurante en Madrid?
 
Creo que al final se acaba pagando en todos sitios. Pienso que yo si en el segundo año, cuando estaba ya más asentada me hubiera planteado ¿qué cuesta llenar el restaurante de críticos? ¿2000, 3000 pavos? No sé si tendría la estrella pero las críticas las tendría seguro, está más claro que el agua, habría salido ya en todos los medios cosa que yo no he hecho nunca pero vamos, que ahora ya sé como funciona, no lo sabía antes porque tampoco me he preocupado mucho, me parecía una aberración directamente pero hay que asumirlo, no pasa nada.
 
Luego hay otra gente como David Muñoz (DiverXo) que dice que él le cobra a todo el mundo pero a el ya le va la gente vendida, desde el primer momento ha sido una persona que le ha caído muy bien a todo el mundo en Madrid, ha caído de pie, y está muy bien que haya alguien que siempre va en contra de todo. La gente va allí y paga pero se sabe que no es así en los demás sitios.
 

Y ocho años después...

Begoña_Rodrigo_La_Salita_en_la_tele

Top Chef

-¿Qué te lleva a presentarte a las pruebas de selección? ¿Qué objetivos buscabas cumplir?

Mi objetivo número uno era decir que hay un restaurante en Valencia que se llama La Salita donde creo que lo estamos haciendo bastante bien, con una clientela cojonuda, que vivimos del restaurante, y que están ustedes un poco gilipollas porque no han venido aunque sea para decirnos que lo hacemos mal. Me refiero a que hay unos críticos, unos periodistas, unas instituciones que se dedican a promover los sitios y se les paga por hablar de las cosas de la ciudad, que parece que están en el limbo porque resulta que me he enterado últimamente que hay que pagarles, hay que invitarles a comer. Me lo estuvieron explicando de una manera... que claro, ...Los sueldos que tienen dentro de los periódicos son muy bajos, que les tienes que invitar a comer porque si no se lo tienen que pagar de su bolsillo... y que es como el pez que se muerde la cola. Pero es que yo creo que no puedes ser objetivo porque si vas a un sitio y no pagas ¡no puedes hablar mal! En cierta manera te están comprando la crítica,

Creo que algún tipo de remedio le tienen que poner a eso. Hemos salido en revistas de Barcelona, en revistas de Madrid, en la prensa holandesa... pero en Valencia no

El segundo es personal. Yo siempre he aprendido a cocinar de manera autodidacta y era una manera de demostrarme a mí misma que yo lo hago bien porque siempre parece que cuando te lo dicen de fuera vale más y cuando te ves tú misma, yo cuando me veo cocinando en la tele me gusto, me veo muy recta, muy ordenada. Sobre todo me gusta verme en comparación con otros compañeros porque allí todo el mundo tenía un curriculum de la leche: uno había estado con éste, otro con el otro, yo cuando llegué dije ¡Joder! Cojo los cuchillos y me voy o me voy sin cuchillos porque no sé qué hago aquí. Te acongoja nada más verlo, es que yo no he estado con nadie...

Un tema muy grande en España es que si no tienes pedigree no eres nadie y yo claro, yo llego sin ningún tipo de pedigrí, he estado seis o siete años encerrada en La Salita, en mi cocina, hasta el último año que gracias a las RRSS me he ido abriendo algo más y con el Twitter he visto un poco el mundo, sabes qué pasa por ahí, me han invitado a sitios y he ido, me ha abierto muchas puertas. He ido a congresos y he empezado a conocer otra gente y supongo que eso me ha abierto las puertas al mundo y a las realidades. Yo no conocía a los cocineros, no había estado en otras cocinas trabajando, nunca he tenido una tripulación con la que trabajar muy grande... Claro, encontrarme yo sola ante el peligro con toda esta gente a mi alrededor, con todos estos currículums que tenían, era un reto personal.

Begoña_Rodrigo_La_Salita_raviolis_invertidos_espinacas

Raviolis de espinacas caseros e invertidos, con relleno de ricotta, hinojo y eneldo, sobre 
salmón marinado casero, flores de pensamiento, rúcula y hojas de rábano picante

En La Salita yo hago las cosas siempre para mi gente, para mi equipo. Suelo ser bastante generosa, siempre pongo por delante el beneficio de todos, sin embargo esto era una cosa para mí, mía personal, a lo mejor un baño de vanidad, como para decir si me sale bien ¡Soy yo! Y también una vez más para callarle la boca a toda esa gente que no nos hace ni caso en Valencia, porque al final el resultado es que si yo ganara este programa pues al final alguien tendría que decir algo, que será un programa de televisión o lo que tú quieras pero si gana (Jesús) Almagro será lo más de lo más, si gana el otro será lo más de lo más, por lo que si gano yo, también seré lo más de lo más.

Las polémicas

Que cada uno piense lo que quiera, esto es una competición, yo puedo quitarte a quien sea lo que me de la gana, estoy en mi derecho aunque pueda gustar más o menos. De hecho a mí me quitaron un ingrediente fundamental, el foie, al inicio del programa y tuve que apechugar con ello.

Pero nada le da derecho a nadie a insultar ni amenazar. He recibido amenazas muy serias desde las redes sociales que me han afectado muchísimo a nivel personal pero he decidido dejarlo todo en manos de quien debe hacerse cargo de ello, la policía y el juzgado correspondiente.

Begoña_Rodrigo_La_Salita_concursantes_Top_Chef

De todas maneras la realidad de la calle es muy diferente a la realidad de las RRSS, y es esa realidad, lo que a mí me importa, como que me han ofrecido una ponencia en Sanlúcar de Barrameda en junio con Joan Roca por ejemplo, pues que quieres que te diga, lo demás me la bufa, todo lo que digan es que me da absolutamente igual, yo lo que quería era eso,

También en mayo me van a llamar para ir a Huelva a hacer un recorrido de cocineros donde haré el menú que cocino en el restaurante con otros chefs de reconocido prestigio. Para mí es importante que gente de fuera vea lo que estoy haciendo en mi casa y que luego, cuando tengan la oportunidad de pasar por Valencia quieran venir a mi restaurante.

- Antes de empezar el programa ¿se te ocurrió pensar en algún momento que tu vida personal se podría ver afectada?

Yo no calibré muy bien la historia de la tele, no entendí muy bien dónde me metía. Es como después del programa del aceite, cuando yo sentía que no me podía ni mover de la cama, todo el mundo a mi alrededor estaba preocupadísimo, mi hermana llorando... porque todo el mundo que me conoce sabe que aguanto carros y carretones. He tenido amigas llamando al timbre con botellas de vino y comida y yo era incapaz de abrirlas porque no quería ver a nadie.

Cuando yo veo que eso me puede pasar a mí pienso: ¡Joer, dónde c* me he metido! todos tenemos un límite. Sobre todo a mí cuando me tocan a mi gente, osea: vas a morir: cuando se me pase esto cágate que voy a por ti. Pero ahora no me puedo arriesgar a tener problemas a nivel personal así que lo que voy a llevar todo a nivel juzgado, policía, costará más o menos pero... Sí que no estamos preparados a que nos afecten todas las cosas que nos vienen de fuera, que nos pueden hundir. Pero hay muchas personas que no tenemos el derecho a eso, personas que nos hemos hecho un personaje y no tenemos derecho a estar enfermos, no tenemos derecho a sufrir, sólo tenemos derecho a trabajar, a tirar adelante, incluso la gente que más nos quiere se lo cree así y si bien es cierto que cuando te vienes abajo están, no saben cómo reaccionar.

Pero estas cosas te vienen bien para aprender, te enseña que todos tenemos un límite. Nunca pensé que algo así me pudiera pasar porque me cuesta mucho pensar que haya alguien con la capacidad de de hacer tanto daño gratuitamente, yo sería incapaz de hacer algo así. Lo malo es que son tanta gente... Si fuera sólo una persona que fuera cabrona pues vale pero que haya tanta gente que sea capaz de ponerse delante de un teléfono y que pueda herir tanto a una persona a la que no conoce de nada...

Begoña_Rodrigo_La_Salita

Tatami de Magret de Pato con Mahonesa de Mero. Plato que le sirvió de inspiración para el famoso   
Pichonetto Meronatto

Valoración global de la experiencia

- Ahora que ya han pasado algunos programas y puedes planteártelo, si consigues ganar el concurso ¿tú crees que se te va a valorar de la misma manera que si lo hiciera uno de los otros concursantes masculinos?

No, lo tengo clarísimo, lo he tenido muy claro desde el principio. Lo que pasa es que ahora yo que estoy conociendo más gente y que tengo más oportunidades, estoy llegando a la conclusión de que no los necesito y eso es muy importante para mí, porque lo que yo creo que voy a conseguir con este programa es el respeto, el cariño y las ganas de ayudarme de otros compañeros de profesión. A mí sinceramente ahora lo de los críticos me la bufa. El otro día estaba comiendo en el restaurante de Ángel León y ellos tenían cero clientes, estábamos nosotros solos en el restaurante para comer. Un restaurante muy mediático, 1* Michelín, la crítica a sus pies, lo que tú quieras... y a mí  el discurso de Angel León en su Aponiente me parece flipante. Yo tenía cuarenta esa noche para cenar y había tenido treinta el día anterior, eso es lo importante, lo que importa es que sigas manteniéndote.

"Ahora podemos hacer cosas" me dijo Ángel León mientras me tendía la mano ¿Qué quieres que hagamos? Vamos allí (a Valencia) hacemos algún curso, cuando llegue el verano sacamos una terraza, llamamos a Joan Roca, llamamos a Pepe Solla, creamos movimiento... Para mí eso es lo bonito de la profesión, tener a mis compañeros, que estén juntos y que podamos hacer que la gastronomía valenciana sea considerada. 

- ¿Repetirías la experiencia?

Yo no repetiría la experiencia. Hay muchas cosas muy positivas de lo vivido en el programa, las grabaciones y tal pero si hubiera sabido lo que iba a ocurrir después del programa del aceite, no. Mi gente ha sufrido mucho y yo no tengo ese derecho de hacer sufrir a los demás, no es culpa mía pero la que me he expuesto he sido yo. Que me digan lo que sea, a mí, personalmente, no pasa nada, pero cuando afecta a los míos... El miedo que me ha generado esto con mi hijo, es que yo llevo a mi hijo a una guardería y me he estado dos días llamando a la guardería ocho veces al día, que era una tontería porque nadie se puede llevar a mi hijo de allí si yo no les facilito previamente su DNI.

Porque yo durante todo el programa nunca pensé que hubiera hecho nada que pudiera ofender a nadie. Cuando terminaba cada prueba y me ponían un micrófono, pudiendo haber arremetido contra alguien, no lo hice y tuve motivos como cuando en un programa se me trató mal por ser mujer. Porque siempre he pensado que fuera tenían una familia y porque yo personalmente he ido a esa persona y he solucionado el problema cara a cara, pero eso no se ha visto. En toda la grabación del programa no hice ni dije nada que pudiera herir a los otros, por eso porque no me lo esperaba, tenía claro que podía caer bien, mal o regular, lo normal cuando te expones al público, no le vas a parecer guapa a todo el mundo, está bien, no pasa nada. Lo que no se puede asimilar es cuando se cruza una línea y se hace sufrir a otra gente, a mi madre le afecta, mi hermana se enciende.

Por ese lado no lo volvería a hacer.

Begoña_Rodrigo_La_Salita_en_la_entrevista

Begoña Rodrigo durante la entrevista

- Una prueba especialmente complicada

Cuando tuvimos que hacer la gestión completa de un restaurante en el Restaurante LhardyCuando vi las recetas pensé ¿de verdad tenemos que hacer esto? Y la cocina era un auténtico infierno. Yo entiendo lo que es auténtico pero eso era otra cosa, no había una olla en la que se pudiera cocinar decentemente, no había ningún sitio donde poderte lavar las manos en toda la cocina, aún así la suerte es que tenía un equipo muy bueno y que el otro fue mucho peor. Evidentemente que yo tuviera un restaurante y experiencia en su gestión me favoreció.


La gestión del restaurante se va aprendiendo sobre la marcha, hay veces que tienes que simplificar un poco un plato para que pueda salir a la sala mejor en temperatura y en tiempo porque el español en la mesa, en un número muy elevado, no le gusta esperar aunque haya un motivo para la espera.
 
- Algo positivo:
 
Top Chef me permite utilizar productos más caros sin tener miedo a que se me estropeen porque le doy salida a todo, puedo utilizar trufa, puedo poner pichón, cigalas en vez de langostinos, cosas que antes no me lo podía permitir. Es de las cosas más positivas, el poder llevar a la práctica ideas que ya tenía en la cabeza pero que no había desarrollado por falta de medios.
 
- ¿Qué mejorarías del programa para una próxima edición?
 
En el concurso yo pienso que no han pensado muy bien las pruebas, sobre todo los tiempos. En un programa dije que estaba hasta las narices, porque nosotros queremos hacerlo bien, que la gente de casa diga ¡Guau!!!!! pero nos dan unos medios tan, tan precarios y nos dan una hora para mirar en la nevera y hacer el plato, como con el besugo, se quejaron de que no lo habíamos hecho entero y ¿cómo lo hago? ¿lo saco crudo a la mesa? Porque lo tengo que limpiar, quitarle las escamas, hacer una salsa para meterlo en el horno, tardas mucho más tiempo. Unas manitas ¿qué hago con unas manitas en ese tiempo?
 
Begoña_Rodrigo_La_Salita_salmón_ baja_temperatura
 
Salmón cocinado a baja temperatura con crema de espárragos braseados, espárragos de Tudela salteados
y caviar de Salmón
 

Begoña

- A tí te consienten menos cosas porque eres mujer y porque además tienes una manera de ser que no concuerda con el prototipo femenino, te enfrentas a las cosas de una manera más bien masculina, se lo permiten a un hombre pero no a una mujer

Sí, está castigado

- ¿Tú crees que castigarían a un hombre que demostrara una forma de ser más "femenina"?

No, yo creo que sería al contrario, serían más benevolentes si mostrara más debilidad, le intentarían ayudar.

- A lo que me refiero es a la manera más directa (masculina) o indirecta, manipuladora (femenina) de encarar las cosas

Sí que es cierto que mi forma de actuar es muy masculina porque llevo mucho tiempo trabajando con hombres.


- No, eres así, franca, tiras del carro, no debería llamarse masculino/a
 
Es cierto, lo soy. En mi casa siempre se ha dicho que la madre de la casa soy yo
 
- Exacto, es lo que hace una madre
 
Yo soy una persona que no me pongo nunca enferma, es que yo soy así, de naturaleza.
 
- ¿Y no te ha pasado que cuando tienes dos o tres días de vacaciones de repente te coges todos los catarros que no te has cogido a lo largo del año?
 
Me pasa siempre que me voy de vacaciones.
 
- A lo mejor es que no te permites ponerte enferma, no te permites debilidades
 
Siempre intentamos coger dos semanas de vacaciones porque la primera siempre estoy hecha polvo.
 
Begoña_Rodrigo_La_Salita_terraza_verano

													
Terraza de verano del Restaurante La Salita

- ¿Cómo estás viviendo esto en el restaurante? ¿Ves morbo en la gente que viene ahora?
 
No, lo que yo veo positivo del programa es que aunque a mí se me está sacando muy seca, se está dando esa imagen de mí pero al mismo tiempo se me está viendo como una persona muy profesional.

En general lo que percibo de los clientes que han descubierto ahora el restaurante es muy positivo. La mayoría de la gente me dice: "Me gusta mucho cómo lo estás haciendo, eres muy profesional, los tienes cuadrados, se te nota que eres una persona con mucho carácter". Y mucha gente también me dice que les gusta verme allí porque como yo soy algo tímida no salgo mucho a las mesas, me cuesta mucho salir a las mesas. Hay clientes que no me han visto nunca y que ahora dicen "Pues al menos ahora la vemos por la tele..."
 
- ¿Piensas que el tema del local te ha podido perjudicar a la hora de obtener un mayor reconocimiento?
 
Ahora la gente viene al local totalmente entregada, yo soy la pera limonera y lo hago todo bien, que no es verdad. Ahora todo está bien, el local es muy cálido, muy acogedor, pero antes del programa he tenido comentarios como: "El local no está a la altura...", etc., pero luego yo he visto otros locales que qué quieres que te diga. Mi local se ha ido renovando contínuamente. Nosotros empezamos con sillas de madera, platos de Ikea, copas de Ikea... el precio del menú exactamente igual al que tengo ahora pero tú ahora vas a comer en una vajilla que el plato más barato cuesta 20-25€, las copas son Riedel o Schott y pienso ¿la gente no es capaz de valorar eso? Y los impuestos han subido, y los costes han subido...
 
Yo creo mucho en el empleado que trabaja y que se empeña en mejorar. Yo siempre he preferido pagarle cien euros más a un empleado que poner unas sillas de la marca X para aque los cuatro de turno que la valoran porque saben la marca que es, pongan su culo gordo ahí.

- Si dices que has estado ocho años prácticamente sin moverte de La Salita ¿dé dónde te viene la inspiración?Begoña_Rodrigo_restaurante_La_Salita_buscando_inspiración
 
Principalmente de libros, para mí lo más valioso de mi casa es mi biblioteca. Salgo por dos libros al  mes, aparte de los cuadernos de Apicius, etc.  En la fiesta del X aniversario de la Revista Apicius cuando me toque hablar diré: nunca he estado en ningún sitio donde me haya acostado con tantos de los presentes, me he acostado con todos ustedes, señores, que lo sepan sus mujeres y qué pena que no me haya acostado con muchas de las mujeres que hay aquí porque hay muy pocos libros de cocina escritos por mujeres en este país.
 
La otra fuente es salir a comer a restaurantes. Nos gastamos un dineral en comer fuera pero es la única manera porque los libros están bien pero no ves la ejecución final. Este verano nos hemos hecho kilómetros y kilómetros, a Huelva en coche, luego para Sevilla, después Granada. Es como ¿dónde vas de vacaciones? pues voy aquí porque voy a comer en tal sitio, me hago la ruta con los restaurantes, esas son mis vacaciones casi siempre.
 
- No tienes carta, sólo Menú de Degustación que renuevas semanalmente ¿No tienes miedo a que te falle la inspiración, a repetirte?
 
Miedo realmente no. Hay veces que noto que tengo menos inspiración porque tengo más cosas en la cabeza, sobre todo en temporadas en las que ha habido menos faena y eso te motiva un poco menos a la hora de innovar, pero nunca he tenido la sensación de que no voy a poder sacar adelante un menú.
 

De todas maneras siempre he pensado que sin miedo no hay pasión así que tener ese punto de miedo, de respeto hacia lo que te estás enfrentando siempre es positivo. El día que sienta que no voy a ser capaz de sacar las cosas adelante o que no voy a tener suficientes recursos como para hacer un menú pues simplemente "Cogeré mis cuchillos y me marcharé"  -Entre risas- pero creo que es algo que no va a pasar nunca, siempre hay algo que te emociona, que te motiva. Nunca he abandonado nada de lo que he empezado, yo soy de las que empieza las cosas y las acabo, como sea, aunque me perjudique.

Dejo para el final el tema de los precios del vino en el restaurante y ahora me doy cuenta de que daría para otro post por sí solo pero este asunto me lleva a hablar del medio donde se va a ver publicada esta entrevista: Verema.com, y en este punto Begoña es clara y meridiana como siempre:

Yo le tengo mucho que agradecer a Verema, me ha hecho mucha clientela.

Le pido una última frase, un cierre que pueda servir de guinda y resumen de quien es y lo que quiere seguir siendo:

Yo me veo cocinando toda la vida, espero estar cocinando toda la vida

Y a mí sólo me queda por decir que

¡Chapeau Begoña! ¡Lo has conseguido! ¡Enhorabuena!

Enhorabuena para ti porque tu lucha por fin se está viendo recompensada. Enhorabuena porque eres un ejemplo a seguir de determinación y superación. Y por supuesto enhorbuena para Jorne, y para Sergio, ese gran equipo del que te has rodeado y que tanto aporta para que visitar La Salita sea una auténtica representación gastronómica.

¡No cambies nunca!

 

Begoña_Rodrigo_restaurante_La_Salita_Begoña_&_Puck

© Mara Funes Rivas - Diciembre 2013

 

  1. #1

    JaviValencia

    Excelente entrevista. Mi más sincera felicitación para ella la cual extiendo a Jorne, Sergio y sobretodo a Mik, sin duda él le ha dado la fuerza extra necesaria para vencer. Eres una crack Begoñita!!!

    XXX

  2. #2

    jacomur

    Mi más sincer felicitación por la entrevista. Muy buena y muy oportuna. Como siempre al pié de la noticia. El primer día que vaya a Valencia tengo que ir a comer a La Salita, aunque para Antonio Vergara "El profetillo" no exista el rte.. Saludos desde Cantabria.

  3. #3

    Santilz

    Vaya crack Begoña! espero poder volver a su restaurante pronto, como se comenta por el post "los tiene cuadrados" jeje y como siempre muy bueno el artículo Mara!

  4. #4

    Compartir Mesa

    Enhorabuena Mara por una entrevista tan profunda y tan bien desarrollada. Enhorabuena a Begoña naturalmente por su triunfo que , espero que le lleve a nivel mediatico al puesto que le corresponde.

  5. #5

    Victor Gil

    Felicidades! Creo que ha sido uno de los mejores post que he leído! La verdad es que me parece que Begoña es un ejemplo a seguir de superación, me ha resultado realmente interesante ver toda su trayectoria y le deseo lo mejor! Espero poder ir algún día a probar su restaurante :D

  6. #6

    Arrutzi_Najera

    Chapeau Mara, te confieso que me lo he leído prácticamente entero, he saltado entre líneas en lo de Top Chef, pero he decir que me ha gustado, es ameno y muy claro, nos has acercado, y mucho, a Begoña. Saludos.

  7. #8

    Valgañon

    Excelente reportaje!
    y añado, ayer en la final no ganó, pasó por encima del Sr Arrabal...

  8. #9

    Ruben Adan

    Sólo tengo me queda decir...

    • Click para verlo en movimiento

      Click para verlo en movimiento

  9. #11

    Petepirate

    Conocí La Salita gracias a Verema hace ya unos cuantos años, probablemente en sus inicios.

    En casa La Salita es el sitio de los días especiales, allí donde nos gusta ir cuando tenemos algo que celebrar, así que cuando vimos a Begoña en Top Chef (ni siquiera sabíamos que se llamaba así), dijimos ¡joder, esa es la de La Salita! y ya no tuvimos ninguna duda de quien iba a ganar el concurso.

    Nos alegramos mucho por ella, y en parte también nos sentimos un poco ganadores, no se si a vosotros os pasa lo mismo.

  10. #12

    Jose Contreras

    Me quedo sin palabras. Begoña en estado puro. Felicidades Mara por una fantástica entrevista donde se intenta, por encima de todo, conocer a la persona, al ser humano, más allá de los estereotipos generados por los propios medios de comunicación.

  11. #13

    lsierrar

    Una entrevista a la altura del éxito de Begoña. Felicidades a ambas.

    Solo he visto los últimos 4 programas para dejarme atrapar finalmente por la personalidad de una gran profesional: Begoña. Leyendo la entrevista, su éxito no es arbitrario. Trabajo, perseverancia e ilusión es la clave para todo.

    Saludos

  12. #14

    Gemma Fuster

    Qué pedazo de entrevista! Enhorabuena a tanto a Begoña como a ti por el trabajo que has hecho y la calidad del reportaje!
    Saludos!

  13. #15

    Lagarita

    Muy buena entrevista Mara,me gusta lo luchadora que es Begoña y también me gusta su carácter.Esta muy bien eso de acabar siempre lo que empieza,me gusta su filosofia de ver su trabajo como lo ve.
    Muy merecido su premio.

    Saludos

    Ana

  14. #17

    Mara Funes

    en respuesta a Compartir Mesa
    Ver mensaje de Compartir Mesa

    Pues viniendo de ti Javier, henchida quedo de orgullo por tus palabras ;-), la verdad es que Begoña me facilitó mucho el camino con su franqueza.

    A ver cuando nos volvemos a ver y repetimos momentos tan agradables como los pasados hace unos meses, cuando no hacía frío...

    Un abrazo,

    Mara
    www.verema.com/blog/el-bosque/
    www.verema.com/blog/puck/

  15. #19

    Jjdomingo

    Excelente artículo, ¡felicidades a ti y a Begoña, por el premio -merecidamente- conseguido!

  16. #20

    Miryam777

    Gracias por tu excelente trabajo, una entrevista que, para los que no conocemos a Begoña y tenemos simpatía gracias a Top Chef, nos has acercado con tu trabajo más aún a esta gran persona.... Saludos.

Autor del blog

  • Mara Funes

    Autora del blog Puck: El pícaro, bellaco y travieso Puck os abre la puerta a un mundo en el que el vino es mucho más que el zumo de la uva fermentado. Si bebéis de la copa que os ofrece, encogeréis hasta haceros diminutos y caeréis sin remedio por su tallo hasta tocar suelo en un mundo en el que el vino y los sueños van de la mano

Envía tu consulta

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar