Osborne Solera India

Vino Osborne Solera India

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
6,5

País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Graduación (vol): 22,00%
Precio aproximado: Más de 100 €
Descripción

10 Opiniones de Osborne Solera India

Castaño con ribete ambarino.

Muy buena intensidad. Frutos secos, brandy, caramelo, notas de miel y especias dulces.

Muy buen ataque. Sedoso, envolvente, con un toque dulzón, muy buena acidez. Muy buena amplitud. Post-gusto muy largo a miel y frutos secos.

Cuesta más de 150 euros el medio litro...

Color ámbar oscuro.
Nariz con notas muy profundas,tabaco,ahumados,maderas,mina de lápiz,especiados,frutos secos tostados.
Boca interminable,poderosa,rica,con una amplitud brutal,acidez que impera,notas salinas,dulzor integrado,notas vegetales,te inunda de sensaciones.

Destacable acidez con notas vibrantes en boca, lo hacen vivo, persistente en boca, con envolventes sabores de frutos secos tostados. Redondo y atractivo por su paso de boca suave, percibimos una elegante retronasal de maderas nobles y suaves caramelos.
Muy largo en caudalia.

Curiosamente esta botella estaba mucho más clara de color que la que la precedió con un vestido color ámbar oscuro con algún destello azafranado. Por lo demás repite el perfil olfativo, no slo intenso sino sobre todo complejo y profundo. De nuevo me cautivo su carácter especiado, con esas sublimes notas de nuez moscada recién molida y canela, con sus maderas aromáticas (cedro y sándalo), con el azúcar quemado, el regaliz negro (bastante dulce) y sus pasas sultanas. En boca destaca por su equilibrio, por su profundidad, con una bellísima trama, compacta y armoniosa, buena acidez, elegantes toques amargos, un sutil toque abocado y enorme longitud.

Caoba oscuro casi opaco.
Nariz de gran intensidad con presencia de notas yodadas, ciruelas pasas, maderas, sándalo, incienso seco, barniz, caja de puros (tabaco habano y cedro), chocolate amargo, café recién hecho, almendras amargas...
En boca es potente, amplio, llena el paladar y casi lo anestesia con el conjunto de aromas percibidos por vía retronasal. Tiene una acidez exquisita, un paso sedoso pese a sus 22º, cremoso, equilibrado, laaaaaargo.

Un vino de ensueño que dormía ya demasiado tiempo en mi bodega. Maridaje: stilton, parmesano, torta del casar y un robusto de Cohiba. Espectacular. Mención especial a la compañía.

De color caoba oscuro con ribetes y reflejos yodados. Buena lágrima.
En nariz es intenso, muy complejo y expresivo. Hay notas de maderas nobles como el cedro, ligeros barnices, frutos secos como la nuez, avellanas o almendras, ligeros toques torrefactos, de chocolates y cafés. Aparecen también notas de piel de naranja, caja de puros, tabaco… En fin, es un complejísimo amalgama de aromas que no para de dar en copa desde el primer momento. Maravilloso.
En boca es un vino seco en el inicio, serio, opulento, denso, con un paso firme y una gran acidez, pero el final es suave, largo, eterno y deja ese recuerdo de contenido dulzor combinado con un amargor que resulta adictivo y se queda en la memoria. Diferente, duradero y excepcional.
Un vino impresionante, a la altura de sus “hermanos” de gama (la serie de rarezas jerezanas de Osborne), pero con una personalidad singular. Perfecto para una sobremesa con el mejor de los puros. Para recordar. Es caro (algo más de 100 euros), pero estos vinos no tienen precio. Puro disfrute.

Caoba oscuro y opaco de aspecto denso. Nariz muy expresiva y expansiva que satura la pituitaria con notas especiadas (nuez moscada), toques de azucar quemado, suaves recuerdos a uva pasa, tabaco, tostados.... En boca es atractivo, impactante, con poderio pero también enorme equilibrio y armonía. Notable carácter oxidativo. Muy largo y marcada acidez.

Color ambar con reflejo yodado, vivo, de capa baja y con lágrima abundante y densa. Intensidad alta, aromas a frutos secos (nueces), café, tostados, especias, vainilla, naranja amarga, tabaco. En boca es concentrado y suave, equilibrado, estructurado, explosivo y balsámico en boca. El postgusto es excepcional, con un agradable amargor y de gran persistencia.

Intenso color caoba con ribetes ambarinos, limpio y brillante.
La nariz se muestra potente, compleja y expresiva de gran calidad donde predominan aromas de frutos secos como la nuez, sensaciones muy sutiles aldehidicas, maderas aromáticas como el cedro viejo e inicios de frutas pasas e higos secos. También se percibe especias aromáticas, sensaciones de chocolates amargos y madera vieja.
En boca es abocado y untuoso, largo y con una buena persistencia con postgusto dulce como de chocolates, sensaciones en retronasal de cacao y tostados. Muy bueno rico y potente.

Color café, oscuro y brillante.
Nariz muy compleja: mueble viejo, resinas, lacas, barnices, muy destacadas.
Alguna nota floral difusa.
En boca es denso, amable y solo al final se adivina un deje de amargor que se va acentuando, propio de este tipo de vinos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar