Blog de Eugenio Saenz

Fondillón, un esperado renacimiento

La semana pasada participé en una interesantísima cata dedicada a uno de los vinos de gran calidad más desconocidos de España, el Fondillón. Organizada por la UEC y dirigida por Ismael Díaz Yubero, consistió en la cata de ni más ni menos que 8 de estos tesoros levantinos, algo sin duda complicado de organizar en especial por su escasez.

El origen del Fondillón está ligado a una figura del derecho romano llamada Enfiteusis, con la cual se dejaban una serie de viñas en vendimia tardía que se recolectaban después de las que se encontraban en arrendamiento normal. Ya era conocido durante el renacimiento y fue el vino llevado tanto por Magallanes como por Elcano en sus expediciones allende los mares. El Duque de Saint-Simon relataba que el mismísimo “Rey Sol”, Luis XIV de Francia, en sus últimos días tomaba bizcochos mojados en Fondillón para satisfacer uno de sus hábitos más exquisitos. El alto flujo de exportación de estos vinos convirtió el puerto de Alicante en uno de los más prósperos del siglo XIX. La fotografía adjunta (http://www.alicantevivo.org/) nos muestra el puerto alicantino en la época con multitud de bocoyes llenos de este líquido tesoro). Incluso Alejandro Dumas en “El Conde de Montecristo”, relata como el conde ofreció al marqués de Cavalcanti elegir entre un Fondillón, un Oporto y un Jerez, quedándose el marqués con el vino alicantino.

Por desgracia la crisis de la filoxera llevó casi a la desaparición a este vino quedando solamente una solera de aquella época: la solera de 1892 de Primitivo Quiles. La incidencia de la plaga en Francia les llevó a requerir gran cantidad de vino a Alicante provocando una bajada de calidad, que terminó prácticamente en su totalidad con el Fondillón en 1904.

En los años 60 del siglo XX, Salvador Poveda comienza a realizar trabajos de investigación
para intentar realzar la producción de este vino a partir de un tonel lleno de Fondillón de una solera de 1871 heredado por Eleuterio Lorca.

El nombre del Fondillón proviene quizá del fondo de la cuba antes de rellenar, que hace referencia al sistema de escala de soleras, el habitual para la crianza de estos vinos. Las principales premisas que el CRDO Alicante exige para su elaboración son las siguientes:

- Uva monastrell sobremadurada en la cepa, con excepcionales condiciones de calidad y sanidad.

- Fermentación con levaduras autóctonas siendo su riqueza alcohólica adquirida de forma natural.

- Crianza en toneles de roble viejos de un mínimo de 10 años sin que en ningún caso el último vino utilizado para rellenar tenga menos de 4 años.

- Graduación alcohólica mínima de 16%

Actualmente se elabora por las siguientes bodegas:

Monóvar: Primitivo Quiles, Salvador Poveda, Alejandro Pérez, Santa Catalina del Mañán
Pinoso: Brotons Vinos y Aceites
Villena: A. y M. Navarro, Francisco Gómez, Las Virtudes
Parcent: Gutiérrez de la Vega
Petrel: Bocopa
Algueña: Cooperativa de Algueña

Vemos por tanto que estamos hablando de un vino lleno de historia que se encuentra en la actualidad en una fase de esperado renacimiento, con vinos de una gran calidad ofrecidos por lo general a precios bastante ajustados. ¿Cómo eran aquellos Fondillones antiguos que tanto gustaron a nuestros antepasados? No lo sabemos.

De lo que sí podemos hablar es de los 8 que probamos el otro día y que brillaron con luz propia demostrando su innegable clase:

Fondillón Tesoro de Villena

http://www.verema.com/vinos/19898-fondillon-tesoro-de-villena-reserva-especial

Producto de una Cooperativa (Ntra. Sra. de Las Virtudes) fundada en 1961. Hasta 1978 no salen sus primeros vinos embotellados. En los años 90 apuestan por la calidad realizando importantes inversiones. En la actualidad cuentan con 363 socios y 1700 Has de viñedos, siendo la monstrell la variedad más cultivada.

Este Fondillón se elabora a partir de 30 has. de cepas de monastrell de más de 50 años y plantadas en pie franco. La solera madre data de 1972. Y cierto es que nos sorprendió por su gran calidad. Vino limpio, definido, muy expresivo en nariz y con gran viveza en boca. Sin duda la sorpresa de la cata pues era el vino más barato. Un vino por tanto más que recomendable.

Brotons Fondillón Gran Reserva 1970

http://www.verema.com/vinos/19899-fondillon-brotons-gran-reserva-1970

Procede de una bodega familiar fundada en 1950 que inicialmente se dedicaba a producción de vinos a granel. En la década de los 90 apuesta por la calidad mediante importantes inversiones en modernización. Cuentan con unas 50 has. de viñedo en propiedad, incluyendo 10 de viñedos centenarios de monstrell plantados en pie franco.

Con 3 de estas hectáreas se elabora este Fondillón. Las uvas se recogen manualmente en capazos de pleita y se realiza pisado de uva y prensado a mano. La solera madre data de 1972. El vino sin embargo parece algo cansado, no exento de calidad y profundidad, pero algo falto de fuerza, de “punch”. Mejor sin duda en nariz que en boca, donde adolece de acidez y muestra quizá un exceso final de azúcar.

Algueña Fondillón 1980

http://www.verema.com/vinos/41775-alaguena-fondillon-1980

La Cooperativa Algueña se crea en 1970, comenzando sus elaboraciones en 1974. Siempre ha apostado por métodos modernos de producción y por la calidad. Con 2800 Has de viñedo, la variedad mayoritaria es la monastrell.

El Fondillón del que hablamos es un vino con equilibrio, interesante, no excepcional, pero que sí nos muestra las características que esperamos de estos vinos. Quizá su mayor problema es, al igual que en otros vinos similares, una excesivamente espartana y simplona presentación. Hay que cuidar más el diseño de las etiquetas.

Salvador Poveda Fondillón Gran Reserva 1987

http://www.verema.com/vinos/41776-salvador-poveda-fondillon-gran-reserva-1987

Esta bodega fue fundada en 1919 y continúa en manos de la familia Poveda. Es una de las más importantes bodegas de la DO, con casi 3 millones de botellas producidas al año. Exporta una buena parte de esa producción.

Este Fondillón 87 sustituye al anterior 80 y procede de viñas viejas de monstrell. La crianza total es de unos 20 años. Es todo un clásico, al menos entre los fondillones actuales. Muy complejo y profundo en nariz e igualmente largo y amplio en boca, mostrando una gran profundidad. Sin duda uno de los mejores Fondillones, que además cuenta con el atractivo de su buen precio y de no ser muy complicado de encontrar. Un vino que nunca falla.

Primitivo Quiles Solera 1948

http://www.verema.com/vinos/19933-fondillon-primitivo-quiles-gran-reserva-solera-1948

Es la bodega más antigua de Alicante y data de 1903, aunque la familia está ligada con el mundo del vino desde 1780. Dispone de dos históricas soleras como la de 1892 y esta de 1948.

Este es ante todo un fantástico vino, de color limpio, vivo, una nariz muy expresiva e intensa, con notas muy perfumadas y una boca encantadora por su redondez y plenitud. Quizá sea demasiado perfumado en nariz, pero ante todo es un Fondillón de verdad, un vino de gran disfrute. De los grandes producidos en la actualidad.

Terra Natura Gran Fondillón Reserva 1970

http://www.verema.com/vinos/41777-terra-natura-gran-fondillon-reserva-1970

Sociedad constituida en 1956 propiedad de la familia Navarro, que cambia su nombre al actual en 1993. Produce unos 8 millones de litros de vino con gran incidencia en las exportaciones de vinos a granel, aunque cada vez va dando más importancia a los embotellados.

Este Fondillón, presentado en una lujosa botella que recuerda a la de grandes brandies o cognacs, es un vino de mínima producción (900 botellas) y un precio algo elevado. Y sinceramente nos desconcertó pues, aunque se mostraba limpio y complejo en nariz, le notamos una boca demasiado plana e inexpresiva. Pensamos en un defecto de botella, pero sinceramente nos inclinamos más por la falta de nivel de este vino. No nos gustó y fue sin duda el más flojo de la cata. ¿Defecto? No sabemos...

Casta Diva Fondillón 1999

http://www.verema.com/vinos/41778-casta-diva-fondillon-1999

Casta Diva Fondillón 1987

http://www.verema.com/vinos/37366-casta-diva-fondillon-solera-1987-

Gutiérrez de la Vega comienza a elaborar vinos en 1973 de forma artesanal en la Marina Alta. La Bodega data de 1978. Actualmente tiene el “record” de comercializar 7 vinos diferentes de moscatel bajo la marca “Casta Diva”. Bodega moderna y con un elevado índice de exportación.

Sus Fondillones son diferentes. Su color, sus registros más frutales, su enorme carácter vínico nos hacen pensar en vinos totalmente distintos a los 6 anteriores. En cata ciega no serían fáciles de ubicar, ya que pueden parecerse a un monastrell dulce o un Oporto Vintage joven (99) o a un Oporto Vintage con años (87). Puede que pierdan tipicidad u originalidad con respecto a sus hermanos, pero ante todo son vinos excepcionales.

El 99 es todo potencia y juventud. Muy estructurado, frutal, largo y concentrado, es un vino que llena el paladar con su presencia. El 87 es una maravilla, un vino con la complejidad y el misterio que ofrecen los míticos vinos portugueses antes citados. Redondo, largo y poderoso, pero a la vez fino, deliciosamente armónico.

No exagero nada afirmando que este Fondillón 87 de Gutiérrez de la Vega es uno de los grandes vinos nacionales. Un vino que merece la pena descubrir incluso teniendo en cuenta su escasez (400 botellas de 0,5l) y su precio (unos 120 euros). Un lujo de vino.



Así pues, tras esta completísima cata de 8 Fondillones podemos afirmar que poco a poco este mítico vino alicantino y universal está volviendo por sus fueros. Hay oferta, hay variedad y sobre todo hay calidad ofrecida en casi todos los casos a unos precios más que competitivos.

Ahora falta solamente que los potenciales consumidores den un paso adelante. No se arrepentirán.

Un saludo,
Eugenio Sáenz de Miera Arnau (EuSaenz)


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar