Blog de Eugenio Saenz

André Clouet y la pinot noir de Bouzy

La semana pasada les prometimos que hoy hablaríamos de champagnes ricos y afortunadamente pagables, que los hay y muchos. Un buen número de ellos están elaborados por “recoltant-manipulants” o pequeños productores que cultivan su propia uva y la convierten en pequeños hechizos burbujeantes que elevan nuestro espíritu y no vacían nuestros bolsillos, siendo sin duda los vinos que más consumimos a lo largo del año. Uno de esos pequeños productores es André Clouet y hoy hablamos de él porque los chicos de Latintorería, en un primer aniversario celebrado por todo lo alto, organizaron una cata con Jean-François Sanz Clouet, quien está actualmente al cargo de las elaboraciones en la casa. Jean-François nos pareció un tipo de lo más sencillo y amable y nos explicó concienzudamente muchos de los secretos de esta centenaria y pequeña maison que produce unos vinos que año tras año consumimos en bastante más de una ocasión.

La familia Clouet y el pueblo de Bouzy forman un tándem desde hace ya varios siglos, probablemente desde finales del Siglo XV. Pasaron muchos años para que la familia fuera adquiriendo viñedos en el pueblo, uno de los 17 entre los 300 de Champagne que está considerado como Grand Cru y que pertenece a la Montaña de Reims. En la actualidad poseen unas 9 has divididas en numerosas parcelas, con suelos arcillo-calcáreos y cuyas viñas cuidan con esmero, con una densidad de unas 8000 cepas por ha. Realizan una poda severa y un ligero abonado para que las cepas rindan lo menos posible, con una vendimia manual y una cuidadosa selección de la uva en bodega. La vinificación es lo menos intervencionista posible, utilizando una vieja prensa vertical para conseguir un mosto fino que fermenta en tinas a unos 16-18º, con una maloláctica posterior a 18º. Las crianzas se realizan en una cava subterránea con labores manuales de removido y degüelle.

La cata consistió en tres de sus millesimés (2002, 1995 y 1996), el originalísimo Vieilli sur lattes depuis 1977  y un experimento, el Clos de Bouzy del 2006. Repasemos.

André Clouet millesimé 2002

La añada 2002 es probablemente la mejor desde 1996, una añada de gran equilibrio, poderosa acidez, fina estructura y gran capacidad de envejecimiento. Hemos catado ya algún champagne de esta añada y lo cierto es que nos están gustando mucho. Y este obviamente no es la excepción, ya que muestra unas excelentes maneras, siendo complejo, elegante, largo, con una burbuja ya muy bien integrada y una acidez fresca y lineal. Un vino que podemos beber ya, pero que también garantiza guarda y evolución. Realmente bueno.

André Clouet millesimé 1995

Muy diferente al anterior, se trata de un champagne en perfecta madurez, sereno, complejo, realmente delicioso. Quizá no estemos hablando de una añada para guardar décadas, pero sí hablamos de uno de esos vinos que por su clase da gusto beber en estos momentos y que da un juego absoluto en la mesa. Lleno de finuras y no exento de frescura, se trata de un champagne que gustará a los más clásicos por sus elegantes maneras.

André Clouet millesimé 1996

Jean-François no quiere todavía lanzar este vino al mercado pues todavía considera que no está a punto y lo cierto es que lleva razón. Es un vino salvaje, con una acidez superlativa, un paso limpio y delineado y un final largo y persistente, una maravilla de vino que irá evolucionando lentamente y con grandeza. Este es  un vino que cuando salga al mercado habrá que lanzarse a por él de cabeza pues nos parece realmente fantástico.

André Clouet Vieilli sur lattes depuis 1977

Se trata de una mezcla de vinos de las añadas 75 y 76, ambas fantásticas en la zona. Lleva desde 1977 envejeciendo en sus propias lías. Se trata de un champagne tremendamente original, complejísimo en nariz, con múltiples matices que van cambiando en la copa. Sin embargo en boca se muestra increíblemente joven, vivaz, con acidez y un delicioso paso en el que apenas se nota la burbuja pero observando que sigue siendo todo un champagne maduro y distinguido y que nos muestra hasta dónde pueden envejecer estos vinos desplegando  toda su grandeza. Como en todos estos vinos viejos puede haber variaciones entre botellas, pero la que nos bebimos estaba realmente espléndida. Este es desde luego un producto único y original, para sorprender.

André Clouet Clos de Bouzy 2006

Jean-François presentó en exclusiva un mágnum de este vino, que si ve la luz únicamente se ofrecerá en este formato. Procede de un pequeño “clos” que se encuentra detrás de su casa y que es una viña que cuida y mima especialmente. Teniendo en cuenta que era un botella degollada el día anterior y sin adición de ningún tipo de licor de expedición, y  por tanto en un momento complicado de catar, lo cierto es que nos gustó mucho, ya que expresaba esa deliciosa estructura vínica y esa fina mineralidad de la pinot noir de Bouzy. Así pues y por nosotros, prueba superada y un vino que puede ser realidad dentro de unos años. Veremos que ocurre.

No estaba entre los vinos en la cata, pero unos días después y para hacerle el honor a unas excelentes hamburguesas de bonito que preparó mi mujer, abrimos una botella de Un Jour de 1911, quizá el champagne más especial del productor. Elaborado con uvas de las mejores parcelas de Bouzy con nombres tan evocadores como “Les Petites Brousses”, “Les Gouttes d’Or” o “Les Vaudayants”, pasa  unos 6 años en las cavas de la familia a 10 metros de profundidad, con removidos y degüelle manual y un 1% de dosage añadido. Un 50% son vinos de reserva de 1996 y un 25% cada uno son vinos del 95 y el 97. La producción total es de 1911 botellas. Este vino es una pequeña maravilla, un elogio de la Pinot Noir de Bouzy, un vino encantador, profundo, mineral, fino y enormemente delineado, un champagne de esos que no te cansas de beber y que provoca verdadera pena cuando se termina la botella. En su estrato de precios se trata de una de las mejores compras que pueden hacerse, algo que por otra parte es igualmente reseñable al resto de vinos del productor, ya que tanto su Grande Reserve como los millesimés y su Rosé son todos ellos productos con una excelente relación calidad-precio y por tanto vinos que año tras año figuran entre nuestras compras y elecciones en restaurantes en numerosas ocasiones.

Si no los han probado todavía, háganlo. Los vinos de André Clouet raramente decepcionan y nos parecen encantadores en la mesa, donde admiten múltiples armonías. Y en estas fechas aseguran un tanto de sofisticación en las comidas, ofreciendo calidad sin vaciarnos en bolsillo.

Felices fiestas y felices vinos, a beber bien y a disfrutar.

Saludos,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau

(EuSaenz)

(*) La fotografía del viñedo de Bouzy y de la bodega de André Clouet es de http://www.vinissimus.com

  1. #1

    Álvaro Cerrada

    Siempre es un placer leerte Eugenio. Feliz Navidad para tí también. Seguro que bebes muy malos vinos estos días, no? :-)

    abrazos!

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a Álvaro Cerrada
    Ver mensaje de Álvaro Cerrada

    Gracias Alvaro, sí, alguna "cosita" hemos descorchado no hay que perder las buenas costumbres.

    Un abrazo,
    Eugenio.

  3. #3

    AntonioFernandez

    Elegante reflexión y reportaje de una de las bodegas con mejor Rcp del mercado.
    Gran trabajo.
    Un saludo desde Málaga.

  4. #4

    EuSaenz

    en respuesta a AntonioFernandez
    Ver mensaje de AntonioFernandez

    Muchas gracias y tienes toda la razón en cuanto a lo de la RCP.

    Por cierto, hoy hemos estado en Nerja comiendo con el amigo Rafa Luque, como siempre extraordinario.

    Saludos,
    Eugenio.

  5. #5

    jgomezp

    Querido Eugenio,
    poco puedo decir de los champañas que catasteis pues no han pasado por mi gaznate! Pero sabes que compartimos pasión por esta casa y este elaborador y tomo muy buena nota de tus impresiones, sobre todo de sus cosas del 96. Estas Navidades he abierto dos botellas más de su Cuvée Matador y, lo que ya comentamos, está en un momento de forma espléndido!
    Muy feliz Año Nuevo, amigo, que os traiga mucha salud, buenos vinos y recetas a ti y a los tuyos. Y a mí, la posibilidad de beber algo interesante contigo, que se aprende un montón, caramba!
    Un abrazo,
    Joan

  6. #6

    EuSaenz

    en respuesta a jgomezp
    Ver mensaje de jgomezp

    Feliz año Joan y sí, espera paciente a que salga ese 96, vas a alucinar. En enero vamos a recibir por aquí a unos buenos amigos tuyos a ver que tal se portan. Y espero estar por tus tierras para Vitis Vinifera, así que algo podremos tomarnos.

    Un abrazo y a seguir descorchando,
    Eugenio.

  7. #7

    jgomezp

    Perfecto! Seguro que mis amigos se portan!
    Un abrazo,
    Joan

  8. #8

    Jorditec

    Estas, tus palabras:
    "...Este vino es una pequeña maravilla, un elogio de la Pinot Noir de Bouzy, un vino encantador, profundo, mineral, fino y enormemente delineado, un champagne de esos que no te cansas de beber y que provoca verdadera pena cuando se termina la botella. En su estrato de precios se trata de una de las mejores compras que pueden hacerse..."
    Parecen dichas por mi, este es uno de mis champagnes preferidos y sin duda, uno de los mejor RCP de la champagne. Uno de esos vinos que hay que beber, al menos, una vez en la vida.
    Mi otro pinot noir favorito es el Valerie Frison Goustan, otra maravilla, con una espuma cremosa como pocos.

  9. #9

    EuSaenz

    en respuesta a Jorditec
    Ver mensaje de Jorditec

    Pues sí, son dos excelentes Champagnes a precios más que ajustados para su nivel. Gran recuerdo de aquella cata con Jean François…

    Saludos,
    Eugenio.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar