Marques de poley, solera viejísima 1922 1922
Vino Marques de poley, solera viejísima 1922 1922
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
18,00%
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.5
/
98
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Marques de poley, solera viejísima 1922
OPINIONES
4

vuelvo a disfrutar otra botella de este excelente vinazo, con una sorprendente y muy bondadosa RCP, ya que cuesta sobre los 30 €.

La nariz es sobresaliente, destacan los frutos secos y la elegancia de las maderas y los toques de caramelos y de vainilla.

En boca es aún mejor, el paso de boca elegante y al mismo tiempo cautivador, dispone de una potencia contenida y una muy buena complejidad, el final largo y sobre todo con una persistencia larga, larguísima.

Lo dicho, extraordinrio vinazo donde prima la finura y que dispone de una maravillosa RCP.

Color caoba con reflejos anaranjados.

Aromas resinosos dentro de unos registros muy limpios aunque con algo de acidez volátil en exceso. Nueces, avellanas, especiados algún toque punzante, complejo, intenso, concentrado.

La entrada en boca es poderosa, intensa, con un umami bastante marcado. Expresa los frutos secos y la salsa de caramelo de manera abierto pero no cansa nada en su recorrido. Es un vino estrecho y de garra con una persistencia muy destacable, al igual que su longitud.

Color amarillo ambarino algo oscuro con toques brillantes y atractivos.

Aromas potentes y con enorme complejidad donde sobresalen los frutos secos (avellanas y nueces), maderas finas, ahumados, caramelos, ligeros toques especiados y algun atisbo de barniz.

En boca es más maravilloso aún, el paso de boca es delicado y al mismo tiempo profundo y potente, máximo equilibrio, pleno de matices y muy incisivo, grande la acidez, el final es largo y tiene una persistencia interminable.

Grandisimo vino y sobre todo con una extraordinaria RCP, ya que cuesta sobre los 30 € aproximadamente.

Amarillo ambar oscuro, muy cobrizo en el ribete y denso.

Intensidad media alta, complejo desde el inicio, fresco y toques maduros, fruta cítrica, muy integro y delicado, leve toque de barniz, tostado tenue, notas de bota claras, recuerdo de aceituna de troje, gran nariz y distinta pero difícil de identificar.

Boca suave, con fruta y estructura, muy serio, menos aromático que su hermano de 1955, con mucho fruto seco, muy untuoso, volátil algo subida, muy largo y pleno.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar